Al momento

Renault comienza a fabricar la Captur 1.3 TCe Turbo en Brasil

Renault Captur Turbo

La Captur con el motor turbo desarrollado con Mercedes-Benz y estrenado en la nueva Duster será el próximo modelo de la marca en México.

Renault Brasil anunció oficialmente el arranque de la producción de la nueva Captur 1.3 TCe Turbo en la planta de Sao José dos Pinhais, que además tendrá un facelift visual y podemos suponer que también interior, por lo que estará completamente revitalizada para el segundo semestre del año, con un lanzamiento en México hacia diciembre de este año o en el primer bimestre del 2022.

Nueva Renault Captur

La nueva Renault Captur para Latinoamérica será muy similar a la Kaptur que se vende en Rusia y que conserva la plataforma anterior, que también tendrá la versión para México

Renault mostró una fotografía oficial de la nueva Captur Turbo escondida bajo un manto de tela, anunciando que sí tendrá cambios estéticos en la nariz que seguramente buscarán acercarla a la apariencia de la Captur II que se vende en Europa desde hace algunos meses, pero recordando que sigue con la misma arquitectura que antes, mientras que el modelo para el viejo continente se basa en una plataforma completamente nueva, la CMF-B de Renault-Nissan ya empleada en coches como el Clio, la Juke II o el Nissan Versa.

En Europa, este motor es el tope de la gama, con 140 hp. Pero en Sudamérica, tendrá seguramente los mismos 155 anunciados en la Duster. Cuando lo probamos, nos dejó excelentes sensaciones tanto por las aceleraciones como por los consumos que conseguimos con ella y en la Captur Turbo estará asociada, seguramente, de nuevo a una caja CVT.

Nueva Renault Captur

Todo parece indicar que también habrá versiones de entrada con el conocido motor 1.6 litros de Nissan calibrado a 115 hp acoplados a una caja manual de cinco cambios y que a México llegará importada desde Brasil, aunque también se hace en Colombia. Para pasar de ser el crossover pequeño menos recomendable del mercado a ganarse el lugar como una de las mejores, como ya lo hizo la Duster, tendrá que mejorar la calidad de acabados en el interior y también el equipamiento de seguridad, uno de los puntos en donde la Duster quedó a deber con solo dos bolsas de aire.