Al momento

Bugatti Chiron Super Sport, un GT más rápido y elegante

Chiron Super Sport

Bugatti ya no perseguirá récords de velocidad y el Chiron Super Sport es muestra de ello, como un GT con carrocería de cola larga muy elegante.

Luego de años con la corona como el coche más rápido del mundo, una que oficialmente aun conserva, Bugatti se enfoca en autos más elegantes y lujosos pero sin dejar de lado a la velocidad que la hizo famosa y aprovechando las lecciones aprendidas en el pasado con esos autos que rompieron récords y paradigmas en la industria. El Chiron Super Sport es claramente un miembro de la familia y no se distingue dinámicamente como lo hacen otros modelos basados en la misma plataforma, como el Divo o el Centodieci, pero tiene una carrocería más estilizada y aerodinámica que otras versiones.

Chiron Super Sport

El frente está marcado por un nuevo difusor y cortinas de aire en cada lado de la fascia, mientras que el trasero gana 250 mm de longitud y tiene un nuevo difusor, para mejorar la eficiencia aerodinámica y permitirle alcanzar velocidades más altas, pero manteniendo la alta carga aerodinámica para mantenerlo plantado al suelo a los más de 400 km/h que está diseñado para alcanzar.

Otros cambis importantes en el Chiron Super Sport tienen una función clara. Hay nueve hoyos arriba de cada rueda para generar carga, liberando presión de los pasos de rueda. También crean un enlace visual entre el EB110 que también tuvo una versión Super Sport y el Centodieci de producción limitada.

Chiron Super Sport

El Chiron Super Sport no es un auto de pista, como sí lo es por ejemplo el Chiron Pur Sport. Este es más un GT, así que tiene todas las amenidades necesarias y los mejores materiales, como cuero y aluminio, sin importar cuanto peso agreguen al auto, aunque sí hay una serie de componentes en fibra de vidrio que lo destacan como un deportivo. Además, los compradores pueden personalizarlo prácticamente todo, incluyendo la tapicería.

El motor es de nuevo el conocido W16 de 8.0 litros con cuatro turbocargadores. Ha sido afinado para entregar 1,577 hp y 1,180 lb-pie de par, casi 100 caballos más que en el Chiron regular, con cambios en los turbos, en las cabezas de los cilindros y en la bomba de aceite del motor para elevar el corte de inyección hasta las 7,100 vueltas por minuto (+300 rpm) y conseguir que la entrega del par sucediera en un espectro más amplio. Se mantiene la caja automática DSG de siete relaciones, en la que la última marcha es más larga para permitirle alcanzar una mayor velocidad tope.

El Chiron Super Sport acelera a 200 km/h en 5.8 segundos y sigue hasta los 300 km/h en 12.1 segundos, que es más de lo que tardan muchos compactos en llegar a 100. La velocidad máxima es de 440 km/h, pero también tuvo cambios en el chasis para que eso fuera posible sin comprometer la estabilidad a altas velocidades, con una dirección más justa que antes y amortiguadores más firmes, además de recalibrar el control electrónico de chasis.

Chiron Super Sport

Para rematar, suma llantas Pilot Sport Cup 2 especialmente desarrolladas para el Chiron Super Sport, con un índice de velocidad mayor a 500 km/h que este coche no alcanza, así que hay con qué trabajar en el futuro si Bugatti decidiera volver a romper récords. Están reforzadas y se desarrollaron originalmente para el transbordador espacial, así que su fiabilidad en este planeta debe estar garantizada y por si fuera poco, cada llanta es analizada minuciosamente en una máquina de rayos X para eliminar posibles irregularidades.

La producción del Chiron Super Sport empieza este año y las primeras unidades se entregarán en el 2022 a un precio de 3.2 millones cada una, antes de impuestos u opcionales. Esos son casi 77 millones de pesos al cambio actual.