Al momento

¿Motocicleta igual a peligro? Mitos y realidades.

La motocicleta es, cada vez más, un medio de movilidad demandado por su efectividad, bajo costo de operación y una gran opción en mercado de seminuevas.

Me acuerdo de la primera vez que quise una motocicleta y se lo comenté a mis papás. Lo primero que mi madre me dijo fue:  ¡mejor te doy una pistola de una vez! ¡Te vas a matar!

No la culpo, en México y en muchos países de latinoamérica, no hay educación vial, lo cual es cierto (aunque no solo de parte de los motociclistas) y ello vuelve, hasta un patín eléctrico, en un objeto de riesgo.

¿Son peligrosas realmente? Insisto, todo vehículo tiene sus riesgos, unos más que otros; les podría decir que las bicicletas también pueden ser peligrosas.

Estadísticas de la OMS indican que del 100% de accidentes de tránsito mortales, el 23% son de motociclistas, 4% de ciclistas y ¡22% de peatones! Según estas cifras, es igual de peligroso ser un peatón que andar en motocicleta. (fuente: https://www.insp.mx/avisos/3889-accidente-motocicleta.html)

También es cierto que nos hemos ganado, los motociclistas, esta reputación y se debe, principalmente, a que utilizamos las calles, en muchos de los casos, sin considerar a los demás participantes (autos, bicicletas, camiones, transporte público, peatones, etc.).

Todo parte de la educación vial.

Las principales causas de accidentes son:

  • Exceso de velocidad, que es 100% evitable.
  • Conducción bajo los efectos del alcohol, irresponsable y evitable también.
  • Frenadas repentinas que podrían ser evitables gracias a técnicas de conducción que se aprenden tomando cursos de conducción, lo cual también debería de (Evitable en parte tomando cursos)
  • Piso mojado o resbaladizo que también pudiera ser evitable, mismo caso, en cursos de conducción en piso mojado.
  • Entorno o infraestructura. Poco atribuible al motociclista pero podemos reducir el risego si conducimos con precaución y con los sentidos al 100%.

Si vemos las causas y hacemos una reflexión, los accidentes en su mayoría son por acciones del propio motociclista. No tomar un curso o capacitaciones adecuadas provoca no saber frenar adecuadamente, no tomar la distancia recomendada, falta de pericia en condiciones de riesgo, entre otros.

Y si además no entendemos que en la motocicleta nosotros somos parte de la “carrocería”, por así decirlo, no utilizar el equipo adecuado es poco menos que una locura de alto riesgo.

Increíble pero cierto. Conozco personas que no le dan el valor necesario al casco, me atrevo a decir que el accesorio más importante para un motociclista.

¿Cuánto cuesta tu cabeza, tu vida? De entrada, ¿saben que los cascos caducan? Tienen una vigencia de 3 a 5 años dependiendo de la marca y las características.

Según estadísticas,  el uso correcto del casco reduce en un 40% la mortalidad y en un 70% puede disminuir una lesión grave o permanente.

Debes considerar, además, comprar un casco que esté certificado. Las normas más comunes son DOT, Snell y ECE, y yo recomiendo además la SHARP (Safety Helmet Assessment and Rating Programme)

Entonces, en resumen ¿son peligrosas?

Todo vehículo motor tiene su grado de peligro, ya vimos que ser un peatón también es peligroso si no estamos conscientes del entorno en dónde nos movemos.

Los cursos de manejo para que seas un motociclista preparado para todo y el equipo adecuado son dos de las cosas fundamentales para reducir los riesgos de andar en motocicleta.

Por: Sergio Rivero