Al momento

Mazda CX-50 2022 estrenaría plataforma de tracción trasera este año

Mazda CX-5

Según reportes, Mazda presentará a la CX-50 2022 en noviembre para dar el ataque definitivo a BMW o Audi, aunque sin eliminar de la gama a la CX-5.

Las aspiraciones de Mazda en el segmento Premium (no de lujo, que no es lo mismo) pasan en gran medida por su nueva plataforma de propulsión posterior y el éxito que pueda llegar a tener. Un nuevo reporta asegura que se entrará a producción el año entrante y ahora se cree que una nueva crossover llamada Mazda CX-50 será la encargada de estrenarla en el 2022.

El medio australiano Wheels recibió información de una fuente anónima de que la Mazda CX-50 se presentará en el Salón de Los Ángeles de 2021, que tentativamente abrirá sus puertas el 19 de noviembre. Nadie ha visto ni siquiera un prototipo fuera de los ingenieros, diseñadores y directivos de la marca, pero la fuente aseguró que Mazda quiere aprovechar al máximo las recompensas de la gran inversión que supone crear una nueva plataforma de tracción trasera desde cero, así que deberá tener las proporciones elegantes que vienen con esta configuración, con un cofre largo y las llantas delanteras cerca del frente del coche.

Motor Mazda de seis cilindros

La silueta será más deportiva que la de la Mazda CX-5 y suponemos que será el lienzo ideal para desarrollar la próxima evolución del lenguaje de diseño Kodo.

Además, la base de tracción trasera habilitará a Mazda para usar también sus nuevos motores de seis cilindros en línea, con un 3.0 litros de gasolina y un 3.3 litros turbodiésel que no se ofrecerá en Norteamérica. Se contempla un plug-in hybrid construido alrededor del 2.5 litros de cuatro cilindros existente y los de seis cilindros tendrán de serie hibridación ligera, mientras que un SkyActiv-X de menores dimensiones podría aparecer entendiendo las necesidades de emisiones que tiene el continente europeo, en todos los casos con una transmisión automática de ocho relaciones y tracción integral como opción en ciertos motores.

Mazda ya había confirmado el desarrollo de la arquitectura y de los motores de seis cilindros en línea desde hace más de dos años, aunque no ha habido un pronunciamiento sobre como o cuando se usarían. Esta plataforma será la base de todos los modelos de Mazda por arriba de la CX-50, por lo que en el futuro podemos esperar a un reemplazo para la CX-9 en este chasis y también para el Mazda6, e incluso modelos de nicho como un buque insignia más grande, algún coupé deportivo y hasta una crossover coupé basada en la CX-50. El plan depende en gran medida del recibimiento que estos productos nuevos tengan en mercados clave como China y Estados Unidos.

Dicho todo esto, la CX-5 no saldrá de producción para ceder su lugar a la CX-50, sino que tendrá una serie de actualizaciones que la mantengan al día y seguramente un nombre nuevo que represente que se encuentra un escalón por debajo en la gama de la CX-50, pero todavía por encima de la CX-30. Motores más sencillos y la plataforma de tracción frontal, la diferenciarán de la CX-50, además de que esta será ligeramente más grande.