Al momento

Way to Zero, Volkswagen y sus planes para descarbonizar a la empresa

El plan Way to Zero contempla la inversión de 14 mil millones de euros en la descarbonización para 2025, cambiando la fuente de energía para las plantas.

En la primera Convención Way to Zero, recientemente realizada, Volkswagen dio a conocer detalles sobre sus planes para descarbonizar a la empresa y a sus productos. La compañía pretende ser neutra en carbono a más tardar en 2050. Un nuevo primer hito es la reducción del 40 % de las emisiones de CO2 por vehículo en Europa para el año 2030, superando sustancialmente la meta del Grupo del 30 % (línea de base: 2018). En consecuencia, un vehículo Volkswagen promedio emitiría alrededor de 17 toneladas menos de dióxido de carbono. También se va a acelerar la transición a la movilidad eléctrica, en tanto que la producción (incluida la cadena de suministro) y la operación de los autos eléctricos serán neutras en carbono neto. A esto se suma el reciclaje sistemático de las baterías de alto voltaje que utilizan los vehículos eléctricos anteriores.

“Volkswagen es sinónimo de movilidad eléctrica sostenible para todos. Hemos emprendido el Way to Zero y estamos colocando constantemente al medio ambiente en el centro de todas nuestras actividades”, aseguró Ralf Brandstätter, CEO de Volkswagen. “Nuestra gran ofensiva eléctrica fue sólo el comienzo. Estamos llevando la descarbonización desde una perspectiva holística: desde la producción y el servicio hasta el reciclaje. Y somos el primer fabricante de automóviles en apoyar la expansión de las energías renovables a escala industrial”.

Volkswagen apoya la construcción de parques eólicos y plantas solares

Un factor fundamental para lograr la movilidad eléctrica neutra en carbono es poder cargar los vehículos de manera consistente con la electricidad que se genera totalmente de fuentes renovables. Esto por sí solo reduciría las emisiones de CO2 casi a la mitad en comparación con la mezcla eléctrica estándar de la Unión Europea.

En la actualidad, Volkswagen ya ofrece a sus clientes electricidad verde para realizar la carga en casa (Volkswagen Naturstrom), así como en las calles (p.ej. en las estaciones de carga IONITY). Ahora la empresa va un paso más allá. Volkswagen es el primer fabricante de automóviles que apoya directamente la expansión de las energías renovables a gran escala. De este modo, para 2025 se van a construir nuevos parques eólicos y plantas solares en varias regiones de Europa.

Ya se firmaron contratos para los primeros proyectos con la empresa de energía RWE. En Alemania, Volkswagen apoya la construcción de una planta solar con una capacidad total de 170 millones de horas kilovatios cada año. La planta asociada se terminará en Tramm-Göthen, en el noreste de Alemania a finales de 2021, y se está construyendo sin subsidios estatales. El proyecto solar independiente, que incorpora alrededor de 420,000 módulos solares, es el más grande de Alemania.

Se planea que todos los proyectos en conjunto generen alrededor de siete horas teravatios de electricidad verde adicional para 2025. La cantidad de electricidad renovable que entra a la red crecerá en paralelo con el número de vehículos ID. De este modo, Volkswagen va a mejorar la huella climática de la familia ID. y va a crear las bases para el uso de carbono neutro neto en su flota eléctrica.

Producción verde y la cadena de suministro

Además de garantizar el uso ecológico de sus vehículos, Volkswagen también está trabajando para descarbonizar la producción y la cadena de suministro. Actualmente, la electricidad que se utiliza en todas nuestras plantas de producción europeas proviene de fuentes renovables. La pionera es la fábrica de autos eléctricos de Zwickau, donde se produce la familia ID. A partir de 2030, todas las plantas en el mundo, excepto la de China, deben operar completamente con electricidad verde. En el futuro, se identificará sistemáticamente a los mayores generadores de emisiones de CO2 de la cadena de suministro y se reducirá su número. El modelo a seguir para esto es la producción de celdas de batería para el ID.301 y el ID.402, en la que ya se utiliza únicamente electricidad verde y por lo tanto tiene una huella de carbono sustancialmente mejorada.

Este año, Volkswagen va a cambiar a otros componentes sustentables en sus vehículos ID., incluyendo carcasas de baterías y rines de aluminio verde y llantas cuya producción genera bajas emisiones. Se cuenta con más de diez componentes que nos permitirán mejorar la huella de carbono de la familia ID. en alrededor de dos toneladas por vehículo en los próximos años. En lo que se refiere a nuevos proyectos de vehículos, Volkswagen estará haciendo de las emisiones de CO2 un criterio clave para adjudicar contratos a los proveedores. De este modo, la empresa pretende trabajar con ellos para mejorar gradualmente su huella de carbono y asegurar la sustentabilidad de su cadena de suministro. Además, la compañía busca una clara estrategia de descarbonización en la producción de componentes internos en Grupo Volkswagen Componentes. Por lo tanto, las giga-fábricas para la producción de celdas de baterías anunciadas durante el Día de la Energía se van a alimentar con electricidad totalmente verde.

El reciclaje sistemático de baterías, que permitirá reutilizar más del 90 % de las materias primas en el futuro, tiene el propósito de hacer una contribución adicional a la reducción de las emisiones de CO2. El objetivo es un circuito cerrado para la batería y sus materias primas que la empresa tiene a su disposición en el Grupo. Grupo Volkswagen Componentes ya está operando una primera planta de reciclaje en Salzgitter.

La ofensiva eléctrica se acelera

En el corazón del Way to Zero está la nueva estrategia ACCELERATE de Volkswagen orientada a acelerar el ritmo de la ofensiva eléctrica. El objetivo es la electrificación total de la nueva flota vehicular. Para 2030, al menos el 70 % de todas las ventas de unidades de Volkswagen en Europa serán vehículos totalmente eléctricos, eso equivale a más de un millón de vehículos. Esto significaría que Volkswagen superaría considerablemente los requisitos del Acuerdo Verde de la Unión Europea. En Norteamérica y en China, el porcentaje de los vehículos eléctricos en las ventas debe ser de al menos el 50 %. Además, Volkswagen estará lanzando al menos un nuevo auto eléctrico cada año. Un día antes de la Convención, Volkswagen presentó el ID.4 GTX,03 el siguiente modelo de la familia ID. totalmente eléctrico.

La Convención Way to Zero para un diálogo abierto con el gobierno, la industria y la sociedad

“El Way to Zero es nuestro mapa para la protección efectiva del clima, con hitos claros y ambiciosos. Estamos asumiendo nuestra responsabilidad por el medio ambiente. El Way to Zero nos dará una ventaja competitiva real. En el futuro, los empleados, los clientes y los inversionistas darán preferencia a aquellas empresas que sitúan su responsabilidad social y ambiental en el corazón de su negocio. De este modo, la sustentabilidad se convertirá en un factor crucial para el éxito corporativo”, afirmó Ralf Brandstätter. “No obstante, Volkswagen no puede hacer frente a la descarbonización de la movilidad por sí solo. El gobierno, la industria y la sociedad necesitan unirse para aportar buenas ideas y hacer inversiones audaces”.

Con la Convención Way to Zero, Volkswagen tiene como objetivo fomentar un diálogo abierto con el gobierno, la industria y la sociedad. Al evento de un día de duración, que fue totalmente digital debido a la pandemia del coronavirus, asistieron más de 20 ponentes de gobierno, ONGs, instituciones científicas y otras empresas junto a representantes de Volkswagen.