Al momento

VW Nivus en México, su propuesta de valor se entiende manejándola

Volkswagen Nivus

La VW Nivus llegó México y creemos que será una de las mejores compras, gracias a su comportamiento dinámico y equipamiento de seguridad.

Aunque no se ha anunciado oficialmente y tampoco se conocen las versiones con las que llegará, sus precios o equipamiento, es un casi un hecho que VW ofrecerá a la Nivus en México próximamente, por un precio que estimamos rondará los 460 mil pesos para la versión Highline y con un motor confirmado: 1.0 turbo TSI de 115 hp y 148 lb-pie de par asociado a una transmisión automática de seis relaciones.

Proveniente de Brasil, la propuesta de valor empieza desde la base y es por eso que decimos que hay que manejarla para entenderla. Se monta sobre la plataforma MQB A0 que ya conocemos de varios modelos del Grupo Volkswagen en México, pero es la primera vez que la marca la ofrece en su versión original en nuestro país, es decir, con la distancia entre ejes más pequeña, que es la global y la que emplean todos los modelos de Audi, VW y SEAT en el viejo continente en lugar de la más larga, desarrollada especialmente para mercados emergentes y vista en la T-Cross y en el Virtus.

Volkswagen Nivus

Esta versión más larga se siente diferente, no solamente por el tamaño, sino que se percibe muy orientada al confort y pierde un poco del carácter dinámico de Volkswagen. La Nivus, en cambio, se siente como un Volkswagen, algo que entenderán aquellas personas que conozcan a la marca.

La marcha es más refinada que en una T-Cross; filtra mejor y es más estable, pues controla con mayor eficacia los movimientos de la carrocería. También es más ágil creemos por una puesta a punto de suspensión más sofisticada. No es que cambie el esquema en sí, pero da la impresión de que estuvo mejor cuidada.

Hasta la dirección es más precisa y no tiene esa sensación de lentitud que recordamos del Virtus, pareciéndose más a la de un Ibiza por la facilidad con la que le permite al conjunto cambiar su trayectoria. Cuando decimos que se parece mucho a un Ibiza, creemos que difícilmente encontraremos un mejor halago para un subcompacto.

Luego está el motor, porque también es la primera vez que la marca lo ofrece en México; este 1.0 turbo se monta en el Audi A1 30 TFSI asociado a una transmisión automática de doble embrague y siete cambios y en el Ibiza FR, con caja manual de seis. Es un motor muy superior al 1.6 MSI del Virtus o T-Cross, pues aunque también sigue un enfoque muy claro hacia la eficiencia, es mucho más brioso y consume menos: aceleró a 100 km/h en 13.6 segundos, mientras que la T-Cross 1.6 lo hizo en 19.8 la última vez que la probamos, convirtiéndose en una de las más lentas del segmento.

Muchos podrán quejarse por la falta de una transmisión DSG como la del A1, pero la realidad es que esta Tiptronic con un convertidor de par es una mucho mejor compañera del motor TSI cuando se suman factores como las condiciones de tráfico de las ciudades de México, con las que hay que parar y arrancar muchas veces, poniendo demasiado estrés en el embrague y contribuyendo a que se sobrecaliente o hacerlo hasta en pendientes por la orografía de nuestro país, poniendo todavía más estrés en el embrague cada que acopla y desacopla la primera marcha.

Una caja automática convencional como la que tiene la VW Nivus en México no tiene estos problemas porque no tiene que estar embragando y desembragando como una doble embrague. Además, por esa misma razón es más inmediata al arrancar y también más simple, lo que favorece a la Nivus y la hace mucho más agradable en ciudad y más robusta a largo plazo.

Volkswagen Nivus

Finalmente hay que hablar de la tecnología, pues integra la nueva interfaz del Grupo Volkswagen con una pantalla de 10.2 pulgadas de excelente definición, nitidez y fluidez de respuesta, con interfaces móviles inalámbricas, cuadro digital configurable y hasta una tienda de aplicaciones en línea. Raro en un coche de este segmento, tiene alerta de colisión frontal, frenado autónomo de emergencia y control crucero adaptativo, que reducen desde el inicio la probabilidad de tener un accidente, junto con las reglamentarias seis bolsas de aire y ESP.

Por esa razón nos parece que la VW Nivus será una compra inteligente en México, además del estilo que la distingue y la separa de otras SUVs pequeñas con silueta tradicional, incluida la propia T-Cross.