Al momento

Honda N7X Concept, el reemplazo de la BR-V a la vuelta de la esquina

Honda N7X

El Honda N7X Concept adelanta un modelo de producción sin muchos cambios que se presentará en el mes de agosto y que reemplazará a la BR-V.

El mercado asiático ha creado un nuevo segmento que ha probado ser muy exitoso en México. Hablamos de pequeños SUVs que parten de un monovolumen y que, con un aprovechamiento muy inteligente del espacio, pueden incorporar hasta tres filas de asientos en un auto subcompacto. La Honda N7X es la reinvención de esa filosofía y llegará a México seguramente en el 2022 con su nombre original: BR-V.

Honda N7X

El primero con esa idea en México fue la Honda BR-V hace más de tres años, un vehículo más pequeño que una CR-V pero con tres filas de asientos. Su reemplazo ya está en camino, porque aunque fuera nueva para nosotros entonces, ya tenía algunos años comercializándose en otros mercados y al más puro estilo de Honda, se presentó un concepto muy cercano al modelo de producción, mientras que la variante final que tendrá pocos cambios aparecerá oficialmente en agosto.

Honda asegura en su comunicado que con la N7X buscan ofrecer el distintivo manejo divertido de la marca junto con el confort y el espacio de un monovolumen y la versatilidad y estilo de una SUV.

Honda N7X

Visualmente se parece mucho a la nueva HR-V presentada para el mercado europeo y japonés, con una parrilla recta y líneas pronunciadas, así como protectores de plástico en las salpicaderas. La marca promete que el modelo de producción tendrá calidad  y materiales premium en su interior.

Presentado en Indonesia, también comparte algunos elementos visuales con el City 2021, especialmente en la parte trasera.

Mecánicamente esperamos que tenga el motor de gasolina de 1.5 litros con 118 hp del City, con una caja CVT. Son buenas noticias, porque en el City que probamos el tren motor nos pareció sumamente bueno, eficiente y refinado y si se confirmara que compartirán también la plataforma, lo serían aun más, pues seguramente le daría a la BR-V el refinamiento que necesita y que la actual no tiene.