Al momento

Volkswagen Nivus – Test – La nueva estrella

Volkswagen Nivus

Volkswagen presentará al Nivus en México muy pronto, una propuesta crossover entre T-Cross y Taos con motor turbo y muchas virtudes.

Volkswagen de México había sido hermética con la posible llegada de la Nivus, a pesar de que durante su lanzamiento en Latinoamérica, el presidente de Volkswagen en la región, Pablo Di Si, confirmó que México era uno de los mercados a los que estaba destinada.

Ahora ya está aquí y pudimos probar a una versión que todavía no es la final; no quiere decir que sea un preserie, porque se trata de un ejemplar que sí podría llegar a las manos del cliente, pero la especificación es la del mercado argentino así que el equipamiento que tenía nuestra unidad de pruebas podría variar respecto a la que estará comercializándose en México próximamente.

Volkswagen Nivus

Era una Highline, que será el único acabado que llegará, por un precio que estimamos rondará los 460 mil pesos y ya con un muy completo nivel de equipamiento, empezando por seis bolsas de aire, control de estabilidad y hasta asistencias avanzadas de conducción, como la alerta de colisión frontal con frenado autónomo de emergencia y control crucero adaptativo, las cuales sí esperamos en la que se va a presentar en nuestro país.

También tendrá, seguramente, el cuadro de instrumentos digital y el sistema de infotenimiento VW Play, estrenado por la Taos con una pantalla táctil de 10.2 pulgadas y con interfaces móviles inalámbricas, además de las transiciones fluidas y la nitidez que le conocemos a los sistemas de la marca.

Rematan unos excelentes faros de LED, muy útiles en condiciones de poca luz, asientos de Leatherette, rines de 17 pulgadas y aire acondicionado electrónico de una zona con salidas traseras.

Volkswagen Nivus

Volkswagen Nivus: Arquitectura conocida, pero mejorada

La Volkswagen Nivus está basada en la arquitectura MQB A0 de otros modelos de la marca como el Virtus y la T-Cross y al igual que estos llegará desde Brasil, con una diferencia clave. Aquí, se usa la versión con batalla corta de esta plataforma, que queda en 2.57 m y no en la de 2.65 m, esta última desarrollada especialmente para nuestra región pensando en las necesidades de espacio de los clientes potenciales.

Curiosamente, la Volkswagen Nivus es más larga que la T-Cross a pesar de tener una menor distancia entre ejes, gracias a un mayor voladizo posterior que es el que le permite tener esa silueta y la caída acentuada del pilar C sin sacrificar el espacio en las plazas posteriores.

Es importante hablar del espacio, porque a pesar de la carrocería tipo coupé y un enfoque más personal que en la T-Cross, hay suficiente espacio para piernas y cabeza en las plazas traseras, con un generoso maletero de 415 litros de capacidad que es muy aprovechable por lo bajo que queda el piso de carga, el ángulo de apertura del portón y las formas cuadradas.

Volkswagen Nivus

La cabina tiene plásticos de tacto duro y poco vistosos en el tablero y en las puertas, pero de apariencia limpia y con un elaborado acento negro brillante que engloba a las ventilas laterales y hasta a las manijas de las puertas, pasando por la pantalla táctil y el cuadro de instrumentos. La calidad de los ensambles está varios escalones por encima de lo que recordamos en el VW Virtus por ejemplo, y se nota mucho más cuidada desde que nos fijamos en el espacio que queda entre el tablero y las puertas, los enraces o las rebabas de los materiales.

Así es como la Nivus muestra su jerarquía dentro de la gama de Volkswagen, quedando más cerca de una Taos que de la T-Cross en este apartado.

Pruebas dinámicas y tacto de conducción

Mecánicamente tenemos una combinación interesante, pues es el primer modelo de la marca con el eficiente motor 1.0 TSI de 115 hp y 148 lb-pie de par. A diferencia de otros modelos del grupo, trabaja en conjunto con una transmisión automática de seis relaciones y no con una doble embrague de siete, que debemos decir tiene ventajas y desventajas.

El motor tiene el brío que recordábamos de otras aplicaciones y hace una pareja casi perfecta con la solidez de la plataforma y la precisión de sus mandos, estirándose hasta las 6,000 rpm cuando se le exige y mostrando plena energía entre los 2,000 y 4,000 giros, con un sonido agradable, típico de los motores con cilindros impares.

La caja en sí también tiene sus virtudes, pues el convertidor de par responde con más inmediatez que una DSG, tardando menos en acoplar la marcha para arrancar y borrando casi totalmente el retraso al acoplar la marcha en tránsito denso de ciudad. En contra, al tener seis velocidades en lugar de siete, los desarrollos son más largos y depende más de las marchas bajas para recuperar o incorporarse.

Con este combo en la Volkswagen Nivus conseguimos 10.9 km/l en un manejo urbano y hasta 16.1 km/l en autopista a velocidades razonables, aprovechando el par del motor para adelantar, manteniéndola siempre por debajo de las 3,000 vueltas.

Volkswagen Nivus

También aceleró de 0 a 100 km/h en 13.6 segundos, buen dato para un auto de este segmento y con tan buenos consumos, aunque lejos de los 10.8 de una Tracker o los 10.5 de una Peugeot 2008, recuperando de 80 a 120 en 10.7 s.

La frenada desde 100 km/h nos parece sobresaliente, pues consigue superar el ejercicio en 39.1 metros, parejos con lo mejor del segmento de SUVs subcompactas. La fatiga es lógica, pero queda bien controlada; luego de tres repeticiones apenas se estiró hasta los 40.2 metros sin perder consistencia en el pedal.

Volkswagen Nivus

Las sensaciones que nos deja luego de varios días tras el volante son sumamente positivas, más allá del motor. Es uno de esos autos que los entusiastas de la marca reconocerán de inmediato y eso es un gran halago para una firma reconocida por las cualidades dinámicas de sus autos, con modales más similares a los de uno de los productos europeos del grupo que a un coche de entrada.

Desde la finura de la marcha, con una puesta a punto blanda para la suspensión pero que controla adecuadamente las oscilaciones de la carrocería a velocidades altas, hasta el tacto preciso de la dirección, nos recuerda más a un SEAT Ibiza que a un Virtus.

TEST TÉCNICO
Volkswagen Nivus Highline
Motor: 3 cilindros, 1.0 litros turbo, 115 hp y 148 lb-pie
Transmisión Automática de 6 velocidades
Frenos: Disco ventilado/disco
Consumo en pruebas
Urbano: 10.9 km/l
Autopista: 16.1 km/l
Mixto: 12.9 km/l
*0 a 100 km/h: 13.6 s
*100 a 0 km/h: 39.1 m
Cajuela: 415 litros
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Race Tools México Highline: 459,990 pesos (estimado)

Una propuesta inédita

Al final, la Volkswagen Nivus destaca precisamente por su tecnología, las virtudes dinámicas y su enfoque, creando un nuevo subsegmento en el popular nicho de SUVs subcompactas. Podríamos pensar en la Peugeot 2008 como una rival, que según nuestro precio estimado será ligeramente más costosa, pero que aun en una versión tope de más de 500 mil pesos no tiene todas las asistencias de seguridad de la Nivus, aunque sigue teniendo mejores materiales y ensambles y un nivel de sofisticación por encima, además de ser considerablemente más rápida.

También se nos viene a la mente la Mazda CX-3 por tener ese enfoque personal, por un precio similar. La japonesa está de nuevo por encima en el cuidado de los materiales y texturas interiores y también es más rápida y refinada, pero no tiene la tecnología de la alemana y sacrifica demasiado por tener ese enfoque personal, con muy poco espacio en la segunda fila de asientos o en la cajuela.

Puntaje máximo Volkswagen Nivus Highline
Calidad y equipamiento
Materiales y ensamble 10 7
Ergonomía 10 9
Habitabilidad 10 8
Cajuela 10 9
Equipo de seguridad 20 18
Confort y conectividad 10 10
Motor 10 8
Transmisión 10 8
Calidad de marcha 10 8
Consumos 10 9
Suma 110 94
Pruebas dinámicas
Aceleración 10 8
Frenada 10 10
Recuperación 10 8
Suma 30 26
Total 140 120
Precio estimado  $           459,990
Relación costo/beneficio  $          3,833.25

Estas diferencias con las que creemos que podrían ser sus rivales se reflejan en la tabla de calificaciones, con una calificación menor al promedio en materiales y ensamble pero prácticamente perfectas en ergonomía, confort y conectividad o equipamiento de seguridad.

El cálculo del costo de propiedad lo hicimos tomando como referencia seguro y mantenimientos de otros modelos de la marca, pues no hay información todavía para la Volkswagen Nivus, aunque se refleja con un bajo gasto en combustible y una depreciación que consideramos razonable.

Costo estimado de propiedad en el primer año Volkswagen Nivus Highline
Combustible*  $                          25,581.40
Seguro**  $                            9,970.00
Mantenimiento***  $                            9,800.00
Costo total  $                          45,351.40
Consumo mixto (km/l) 12.9
Km recorridos por año estimados 15,000
Precio combustible ($) 22
Precio estimado de la versión probada  $                                     459,990.00
Precio estimado de venta luego de 3 años de uso  $                             348,672
Depreciación a 3 años 24.2%
Costo de combustible estimando 15,000 km por año y un precio de 22 pesos por litro*
Cotización anual para un hombre de 27 años residiendo en la Zona Metropolitana de la CDMX**
Mantenimiento autorizado los primeros 45 mil km o 3 años***