Al momento

Futuros clásicos 2021: Los autos que serán muy buscados en unos años

Los futuros clásicos son autos limitados y que siempre serán muy especiales en los corazones de los entusiastas de los autos y la conducción.

Mucha gente pregunta por los autos que podrán apreciarse en el futuro y que por lo tanto podrán ser un buen negocio si se compran, se usan muy poco y luego, después de varios años, se venden a un precio más alto. La realidad es que un auto jamás será un negocio y los autos que se venden por varias veces su precio son extremadamente raros, aunque sí existes coches a los que consideramos futuros clásicos porque podrán retener su valor mejor que otros por diversos factores, sean estos la representación e importancia para sus marcas o para el mercado en general, la valía que tengan para los entusiastas y hasta que tan limitada sea su producción.

El valor que tengan para los entusiastas y lo limitado de su producción es especialmente importante para estos futuros clásicos, pues son ellos lo que, luego de muchos años, podrían estar dispuestos a pagar más dinero del que realmente valen por piezas de las cuales ya no quedan muchas, porque la producción fue limitada.

De esta forma, agrupamos a estos 12 autos que creemos son futuros clásicos. No, probablemente no puedas venderlos por decenas de millones de dólares en un concurso de elegancia, pero son deportivos atemporales que mantendrán su valor mucho mejor que otros autos, que son menos especiales.

Alfa Romeo Giulia, futuros clásicos

Alfa Romeo Giulia

El sedán deportivo de Alfa Romeo es un regreso a la forma para la marca italiana y creemos que es uno de los futuros clásicos del 2021 precisamente por eso, pues los modelos icónicos de la marca tienden a ser muy buscados y queridos por los entusiastas, quienes luego de unos años deciden buscar un ejemplar en buen estado en el mercado para hacerse de uno.

Dinámicamente soberbio, con una dirección casi telepática en sus reacciones y bien construido, el Quadrifoglio con ese espectacular motor V6 turbo de mas 500 hp proveniente de Ferrari tiene puntos extra.

Audi R8

Audi R8

Decimos que el Audi R8 es uno de los futuros clásicos basados en gran medida en una sola cosa: su motor. El V10 de 5.2 litros realmente marcó una era por sus cualidades y sonidos, haciendo especial al R8 y marcándolo como el última de una etapa de superautos de motor central con motores atmosféricos capaces de girar más allá de las 8,000 rpm.

Además, compartiendo muchos componentes con el Lamborghini Huracán, llevó ese carácter italiano a la elegancia y calidad de un coche alemán, cosa que lo hace aun más especial.

BMW M2 Competition

Actualmente, el BMW M2 es el único auto de la división deportiva de la marca bávara que les es fiel a los principios. Dejémoslo claro, no quiere decir que coches como el M5 no sean espectaculares, pero sucede que M viene de Motorsport y que el primer M3 era básicamente un auto de pista homologado para la calle, así que los grandes sedanes lujosos de cuatro puertas y las enormes SUVs simplemente no son coherentes con su historia, por más fascinantes que sean.

Eso es lo que hace al M2 uno clásico seguro, que mantiene los valores angulares de la firma como el chasis de tracción trasera, la finura dinámica y hasta el motor de seis cilindros en línea, junto a una caja manual como opción y la tradicional y hasta elegante carrocería coupé de dos puertas.

Chevrolet Corvette

Chevrolet Corvette C8

Esta era obvia. El Chevrolet Corvette C8 pasará a los libros de historia como aquel con el que, tras un largo y nutrido linaje de autos deportivos con motor delantero, dio el brinco necesario y evolucionó a una plataforma de motor central, más balanceada y mejor afinada para conducción deportiva en un auto tan potente, cosa que el Corvette no paraba de ganar en sus versiones insignia desde que debutó el ZR1 con 640 hp en el 2008 y luego con el C7 ZR1 de 755 hp.

Además, el C8 presenta muchas innovaciones particulares para el Corvette que serán valiosas para los entusiastas en el futuro: el primero con suspensión trasera de resortes helicoidales, el primero con una transmisión de doble embrague y, probablemente también el primero en recurrir a la hibridación. Es una fórmula ganadora para convertirse en un clásico.

Dodge Challenger Hellcat Widebody Redeye

Dodge Challenger Hellcat Redeye

El Hellcat original, con un brutal motor V8 supercargado de 707 hp en sus primeras iteraciones, que alcanzó 840 hp con gasolina de carreras en el ultra especial Demon para cuarto de milla y se refinó en el más civilizado, si esa palabra puede usarse en un coche así, Hellcat Redeye de 797 caballos.

Además, tiene todo el carisma de los muscle cars de los setentas en su diseño y es un coche sorprendemente grande, midiendo más de cinco metros de largo. Aunque no es un deportivo preciso, esa brutalidad lo hace sumamente especial y, en conjunto con el factor histórico que nos dice que no veremos más autos así en el futuro, es uno de los futuros clásicos asegurados.

Bronco 2021

Ford Bronco

Es el regreso de un ícono, la reinterpretación moderna del SUV todo terreno original con el espíritu aventurero y carisma de los sesentas, que seguramente terminará por ser tan querido y buscado como aquellos primeros ejemplares. Además, su regreso se cocinó por varios años y aunque las expectativas eran altísimas, consiguió superarlas.

La unidad con el VIN 001 recaudó más de un millón de dólares en subasta, en México se agotó la preventa en pocas horas y la futura versión Warthog promete ser todavía más especial. Cuenta con amortiguadores Bilstein pensados para conducción a alta velocidad fuera del pavimento, llantas de 35 pulgadas y motores EcoBoost de 2.3 y 2.7 litros asociados a una caja automática de 10 relaciones o una inédita manual de siete.

Ford Mustang Shelby GT500

No va a haber otro igual nunca más, eso lo damos por hecho. Ahora que Ford está inclinada hacia el desarrollo de SUVs, crossovers y autos electrificados, no vamos a tener nunca más un Mustang V8 supercargado con más de 750 caballos, pues la siguiente generación apunta a la electrificación e hibridación.

Con un soberbio V8 de 5.2 litros que entrega 760 hp solamente al eje posterior, la rudeza se combina con finura para concebir a un auto sumamente preciso y divertido en circuito a pesar de lo que los números pudieran sugerir. Por esto, el Shelby GT500 es un futuro clásico sin lugar a dudas.

Jaguar F-Type 2021

Jaguar F-Type

Es el sucesor espiritual del mítico E-Type de le década de los sesentas, auto que fue nombrado el más bello de la historia por el mismísimo Enzo Ferrari. El automóvil actual toma líneas del E-Type pero es más moderno y vanguardista y echa mano de motores turbo de cuatro cilindros y supercargados de ocho que alcanzan hasta los 575 hp para la versión R nueva para 2021 que, como ocurría con su antecesor, no se queda muy atrás respecto a los mejores superautos modernos con motor central.

La realidad es que es un auto especial del cual llegarán a México muy pocos. Por todo esto y la elegancia de sus trazos, seguramente lo veremos en concursos de elegancia en todo el mundo en el futuro, especialmente ahora que Jaguar apunta a un futuro completamente eléctrico.

Wrangler Rubicon 392

Jeep Wrangler Rubicon 392

Aunque Jeep había confirmado que no veríamos a un Wrangler con motor Hemi, la durísima rivalidad con la Bronco los hizo reconsiderar para sacar al mercado a esta versión muy especial del Wrangler Rubicon 392, con un motor V8 de 6.4 litros (392 cm3, como indica su nombre) de 470 hp y que acelera a 100 km/h en menos de cinco segundos.

Con el carisma de un V8, también se puso especial atención en las capacidad fuera del pavimento, pues puede cruzar por cuerpos de agua de 825 mm de profundidad, suma amortiguadores de aluminio de la marca Fox y una relación de transferencia de 48:1, para escalar pendientes que serían imposibles de otra forma.

Defender V8

Land Rover Defender

Land Rover es otro de los que, como Ford con la Bronco y Jaguar con el F-Type, reinterpretó a una leyenda. La Defender se ganó un nombre como uno de los coches más robustos y capaces desde la década de los cuarenta, y ahora vuelve como una mezcla de aquel vehículo imparable con el lujo y confort que caracteriza a los modelos de la marca. Solo que con su más reciente reinvención, es muy distinta en el sentido en el que pretende hacer lo mismo dependiendo en la electrónica y no en la mecánica, con una plataforma de monocasco en un lugar de un chasis de largueros, por ejemplo.

En lugar de tener ejes rígidos, caja reductora y bloqueo de diferenciales, todo recae en electrónica para optimizar la tracción y hacerla llegar a donde sea, así que creemos que es uno de los futuros clásicos sin lugar a dudas porque el fin es el mismo aunque hayan cambiado los medios. También es imposible de ignorar por su mítica silueta, que pronto tendrá un V8 y el hecho de que se trate de un vehículo que te hace sentir especial todo el tiempo.

Mazda MX-5

Es una de las pruebas de que los futuros clásicos no son solamente vehículos de lujo y muy costosos, sino que pueden ser accessibles relativamente. Eso sí, para que un coche tenga madera de clásico y pueda ser considerado especial, creemos que no debe de haber un fin práctico y que deben de hacerse sacrificios, que en el caso del Mazda MX-5 es claramente el espacio y capacidad en cajuela.

La generación actual del Mazda Miata puede ser la más especial solo por detrás del NA original, pues volvió a sus orígenes siendo mucho más ligero que su antecesor a pesar de tener sistemas de seguridad e infotenimiento modernos e incluso más corto, con 392 cm de largo. Será buscado por los entusiastas por lo análogo que llega a ser en un mundo repleto de autos digitales, con mandos que transmiten vibraciones y sonido, una dirección increíblemente comunicativa y un balance exquisito. ¿No nos crees? Checa cuanto piden hoy en otros mercados por un MX-5 de primera generación y notarás que alcanzan los 20 mil dólares por un ejemplar en buen estado, que es más de lo que cuesta una más moderna tercera generación 15 o 20 años más nueva.

Porsche 718 GTS 4.0

Porsche 718 Boxster GTS 4.0

Los Porsche 718 GTS 4.0, sea el Boxster descapotable o el Cayman coupé son de esos coches que se entienden por mucho más que una ficha técnica. Con una configuración de auténtico deportivo, con motor en posición central y solo dos asientos, se consigue un balance casi perfecto para el tacto de la dirección o las reacciones al límite, por no tener al pesado motor justo encima del eje.

Este acabado GTS acaba de recibir al motor 4.0 litros de Porsche, que es especial y lo hace un futuro clásico porque sabemos que será uno de los últimos bóxer naturalmente aspirados capaz de girar a 8,000 rpm generando sonidos sinfónicos y 400 hp. Si además se suma la experiencia de conducción a techo abierto, se tiene un auto difícil de mejorar.

Ram TRX

Ram presentó a la TRX en 2020 con la primera aplicación del motor Hellcat supercargado en una pick-up y eso la convirtió inmediatamente en un clásico futuro, con 702 hp y preparada especialmente para la conducción todoterreno a altas velocidades. Incluso el chasis y los componentes del marco son especiales para aguantar brincos e impactos a altas velocidades, amortiguadores Bilstein Black Hawk e2 o un eje Dana 60 del alta resistencia.

Puede acelerar a 100 km/h en menos de cinco segundos en prácticamente cualquier superficie y siempre será recordada por los easter eggs en interior, aprovechando su nombre TRX (T-Rex, como el dinosaurio) que solía devorar velociraptors. Por si fuera poco, solo se han puesto 50 unidades a la venta para México, lo que asegura su exclusividad y la sella como un clásico que será muy buscado en unas décadas.

Suzuki Jimny

Suzuki Jimny

Al Suzuki Jimny le ocurre algo muy similar si lo comparamos con el Mazda MX-5, pues aunque los objetivos sean diametralmente opuestos, ambos acuden a la ingeniería honesta y simple para entregar un auto accesible y que brilla haciendo las tareas para las que fue creado. En el Jimny, se trata de un pequeño todoterreno que se aprovecha precisamente de su tamaño y peso para devorar cualquier terreno.

El diseño está inspirado en los modelos originales, pero llega a ser impráctico si lo que quieres es un auto familiar para diario y esa es una de las muchas cosas que lo hacen especial. Basta con mirar cuanto lo esperamos en México y cómo reaccionaron sus seguidores a las múltiples preventas cada que se anunciaban para entender que será sí o sí uno de los futuros clásicos más anhelados por todos aquellos que no hayan alcanzado a hacerse de uno nuevo.

Toyota GR Yaris

Hay que cerrar con otro coche deportivo japonés que también fue muy anticipado en México desde que se presentó en mercados como el europeo y el japonés. No dejes que el nombre Yaris te engañe, porque se trata de un auto que no tiene nada que ver con lo que puedas conocer del Yaris, estando basado prácticamente en el auto campeón del campeonato mundial de rallies y fabricado en una planta independiente con los más altos estándares de calidad.

Mecánicamente es una joya, pues cuenta con un motor turbo de 1.6 litros y 3 cilindros turbocargado, que entrega 261 hp a las cuatro ruedas a través de una caja manual de seis cambios. No hay automáticas aquí, si quieres un GR Yaris para verte como un campeón de WRC, más vale que al menos aprendas a manejar como uno. Las 300 unidades que se anunciaron para México se vendieron en pocas horas, asegurando que será deseable y que, en el futuro, se convertirá en uno de los deportivos más recordados de esta época.