Al momento

5 consejos para manejar seguro en lluvia

Te damos cinco consejos infalibles para manejar con lluvia y y estar preparados para los caminos mojados que se avecinan.

La época de lluvia está a la vuelta de la esquina y sabemos que manejar en nuestras calles y autopistas es más complicado porque en la mayoría de los casos se llenarán de agua, baches y serán resbalosas y peligrosas

Por eso te daremos varias recomendaciones para que prepares tu auto y modifiques tus malos hábitos de manejo, aun y estés en proceso de compra de auto nuevo en México.

A 50 km/h, 10 m más de distancia

Pocos realmente entienden que se debe conducir de acuerdo a las condiciones climatológicas que imperen, sobre todo cuando estas pueden reducir la adherencia de los neumáticos y reducir la visibilidad.

A pavimento mojado hay menos agarre, así es que detenerse en una frenada o girar en una curva, tienen menos precisión. Eso significa que, como ejemplo, apenas a 50 km/h la distancia puede aumenta hasta 10 m y eso con los neumáticos en buenas condiciones, a la presión correcta. Suma tu tiempo de reacción y podrás imaginar los resultados.

Regularmente se necesitan unos 25 m desde 50 km/h, 45 m a 100 km/h que se pueden aumentar hasta casi 100 en pavimento mojado. Has números.

Los charcos se hacen presente y eso ocasiona el famoso acuaplaneo, que es cuando el dibujo del neumático no alcanza a evacuar toda el agua que se encuentra y en palabras simples flota perdiendo adherencia y por lo tanto dirección.

Encuentra aquí más consejos para ser un conductor más seguro.

Visibilidad

Revisa el estado de las plumas de los limpiadores. Después de las temporadas de frío y de calor los hules pueden deteriorarse, secarse y partirse, perdiendo efectividad, por lo que no tendrás una buena visibilidad en tu parabrisas y si le sumamos los aumentos en distancias de reacción del auto, puedes llevarte una sorpresa desagradable.

Además, se pierde visibilidad en distancia, se puede llegar a recudir hasta en un 80% en determinadas condiciones.

Del mismo modo revisa tus luces, al manejar en lluvia es prudente encender los faros pero no para ver, sino para ser vistos y si tenemos fallos en éstos, aumentamos el riesgo. Checa altas, bajas, reversa, frenos y direccionales.

Neumáticos

Como ya mencionamos, unos neumáticos con la presión incorrecta pueden afectar el desempeño en pavimento mojado y si el dibujo ya se ha desgastado, serán menos efectivos para evacuar el agua, perderás adherencia, capacidad de frenado y dirección.

Es una de las situaciones más graves y complicadas de resolver, pero que es evitable si cuidamos nuestras llantas y velocidad.

Prácticamente todos los neumáticos tienen hoy en día una línea interna en el dibujo para saber si cumplirán con su labor de evacuación.

Tiempo por encima de todo

Y este punto tiene que ver más con tus hábitos al manejar, pues con lluvias aumentan el tránsito, se descomponen semáforos, se inundan las calles. Tómate tu tiempo para moverte, siempre lleva opciones de ruta y métete en la cabeza llegar sano y salvo que ir apurado aumentando el riesgo.

En estas épocas los accidentes aumentan por falta de precaución, las llamadas a los agentes de seguros se incrementan y los tiempos de espera se alargan, así es que mejor tómatelo con calma, siempre llegarás antes que si tienes que llamar al seguro.

Kit de seguridad

Por último y no menos importante, revisa el kit de herramientas de tu auto. Checa que la llanta de refacción esté con la presión correcta, que llevas gato, llaves, dado de seguridad, reflejantes e incluso agrega guantes de carnaza, paraguas y un impermeable.

Incluso no es mala idea que agregues una pila extra para rearranque del motor con la batería (con la lluvia puede llegar a mojarse las terminales y fallar), que también te puede servir de back up para tu teléfono por si auto llegara a detenerse y estás corto de pila.