Al momento

Mercedes-Benz S450 L 2021: la insignia del lujo ya está en México

Mercedes-Benz S450 L

La llegada de un nuevo Mercedes-Benz Clase S siempre es todo un acontecimiento porque representa el estándar máximo de lujo en la industria.

Los hatchbacks tienen al Golf y Golf GTI, los roadsters al Mazda MX-5, los sedanes deportivos al BMW Serie 3 y las pick-ups a la Ford F-150. Todos los segmentos importantes tienen un gran referente, ese al que todos buscan igualar cada que se renuevan y al que todos tienen siempre en el radar. Pues bien, en el segmento de los grandes sedanes de lujo, ese puesto es definitivamente del Mercedes-Benz Clase S, que ahora llega en una nueva generación a México en un acabado S450 L, poco después de haber arrancado su comercialización en Europa.

Dejando de lado a Bentley, Rolls-Royce y a la propia Maybach, que tendrá su versión del nuevo Clase S más adelante, esto es lo que todo sedán de lujo aspira a ser. Existe una admiración de la industria en general hacia el Mercedes-Benz Clase S que viene de varias décadas atrás, por la forma en la obsesiva en la que cuida detalle y también por todas las innovaciones que presenta cada nueva generación.

Mercedes-Benz W111, primero con zonas de deformación programadas.

Si quieres saber que gadgets tecnológicos va a tener tú coche generalista en 15 o 20 años, basta con echar un ojo a lo que el Mercedes-Benz S450 L está ofreciendo ahora mismo. La generación W111 de 1959 es considerado el primer coche con zonas de deformación programadas en el chasis, además de tener un volante y tablero acolchados para reducir la probabilidad de sufrir lesiones graves en un accidente, en lo que puede ser considerado uno de los precursores de las bolsas de aire como las conocemos. También contaba contó con suspensión neumática y frenos de disco desde 1961.

El W116 de los sesentas fue el primero en llevar oficialmente el nombre de Clase S pero también fue el primer auto de producción que incorporó frenos ABS, control de velocidad crucero y un motor turbodíesel, mientras que su sucesor, el W126 de 1979 integró por primera vez tensores para los cinturones de seguridad, bolsas de aire frontales de conductor y pasajero y hasta el primer boceto de un control de tracción, desarrollado para evitar derrape en los modelos con motor V8.

Mercedes-Benz S450 L

En 1995 y en colaboración con Bosch, ofreció en el Clase S W140 el primer control electrónico de estabilidad, comparando la dirección en la que el conductor pretende llevar al coche y la compara con la dirección real del auto para determinar potenciales ajustes y evitar un accidente, tomando como base información de sensores de aceleración lateral, rotación del vehículo y las velocidades individuales de cada neumático.

Así podríamos seguir con las innovaciones de cada generación y no acabaríamos nunca, pero el más reciente Mercedes-Benz S450 L sigue la tradición e innova en pro de mejorar la experiencia general de conducción, con un nuevo procesador, mucho más potente y fluido, para los sistemas de información y entretenimiento, pantallas OLED en el interior e iluminación ambiental que alerta visualmente de peligros en el exterior. Además, se pueden actualizar más de 50 componentes del auto ‘on the air’, tiene la primera bolsa de aire trasera de cinturón y dirección en el eje trasero, que puede girar hasta 10 grados.

La generación W223 llega a México con una sola versión, el S450 L por un precio de 2,523,900 pesos. Eso quiere decir que echa mano de un motor de seis cilindros en línea y 3.0 litros con asistencias mild-hybrid de 367 hp y 369 lb-pie de par, que se ofrece en otros modelos de menor jerarquía. Va asociado a una transmisión automática de nueve relaciones y a un sistema de tracción integral 4Matic.

La L quiere decir que se trata de la versión con carrocería extendida, para dar un mejor espacio a los ocupantes traseros. Estos, pueden elegir paquetes adicionales con asientos independientes de capitán y varias funciones orientadas el confort de quien, como es común, prefiera viajar siempre los segunda fila.

Mercedes-Benz S450 L

Mercedes-Benz S450 L: Lo manejamos

En lo que fue una breve prueba de manejo, pudimos conocer algunos de los modales de caracterizan y distinguen al Mercedes-Benz S450 L. Es un coche grande, de 529 cm de largo y con una distancia entre ejes de 322 cm, pero gracias al eje posterior es sencillo maniobrar en espacios reducidos. Luego está la calidad de marcha, que es soberbia, pues se nota el trabajo obsesivo por tener una suspensión bien balanceada, entre filtración de movimientos verticales sin que la carrocería cabecee demasiado.

También está el increíble silencio con el que, aun en medio de mucho ruido, se puede tener una conversación dentro de la cabina sin levantar el tono de voz. Hablando del tren motor, entendemos que viendo los datos técnicos haya quien pueda extrañar el V8 (o hasta el V12) con esta nueva generación, pero difícilmente habrá razones objetivas para hacerlo.

En un coche como el Clase S, no se busca aceleración sino refinamiento y en eso, la suavidad y entrega pareja pero constante de torque del motor de seis cilindros es difícil de superar. Por el tipo de auto, tenemos solamente como rival al Audi A8, pero ese tiene un precio de 2,049,900 pesos con carrocería corta y motor V6 turbo de 3.0 litros con 340 hp y se brinca a 3.1 millones de pesos con la carrocería larga equivalente a la del Clase S, aunque aquí con el motor V8 60 TFSI de 460 hp, que justifica el precio extra frente al Mercedes-Benz S450 L.

De lo que pudimos notar del Mercedes-Benz S450 L y lo que recordamos de nuestra prueba con el Audi A8, nos parece que se trata de coches diferentes, pues al A8 se le notan los orígenes de Porsche y la plataforma del Panamera, que lo hace más ágil que incluso sedanes de menor tamaño pero no apuesta tanto por ser un coche de lujo puro como el Mercedes, sino que va por ser ese auto cómodo y amplio que quien guste manejar, preferirá.

El Clase S, en cambio, nos deja la impresión de tener una marcha más confortable que la del Audi A8, pero con respuestas menos inmediatas y reflejos relajados.