Al momento

Hyundai Kona N: el crossover singular, versátil y divertido

Kona N

Hyundai ha revelado a la versión más deportiva del Kona, con el mismo tren motor que el i30 N, ya es el cuarto modelo de la división deportiva.

Siguiendo lo hecho por el i30, Veloster y el i20, Hyundai presenta a un nuevo integrante de su familia de alto desempeño, el Kona N. Hasta ahora, todos eran coches, algo imperdonable para Hyundai considerando que los clientes quieren SUVs y crossovers, con lo que prometen un rendimiento similar al de sus hot hatches pero más versátil.

Rival directo de la Volkswagen T-Roc R o hasta de una X2 M35i xDrive y una Mercedes-AMG GLA35, la Hyundai Kona R emplea un motor de 2.0 litros y cuatro cilindros con 276 hp y 289 lb-pie de par, que pueden ser hasta 286 hp temporalmente gracias a una función N Grin Shift que maximiza el desempeño del motor y transmisión durante 20 segundos.

A diferencia del i30 N o del Veloster N, no se ofrece una caja manual en la Hyundai Kona N y se brinca directamente a la automática de doble embrague de ocho cambios, que es una opción en los hot hatches de la división. La caja tiene desarrollos especialmente puestos a punto y una unidad de control calibrada para cambios más rápidos.

Los números oficiales indican una aceleración a 100 km/h en 5.5 segundos con Launch Control, que se quedan cortos frente a sus rivales por unas cuantas décimas de segundo por no contar con tracción integral. La máxima homologada es de 240 km/h.

Otras funciones interesantes de esta Hyundai Kona son el N Power Shift, que se activa al acelerar a fondo y maximiza el torque a las ruedas durante los cambios ascendentes, mientras que el N Track Sense reduce tiempos de cambios para manejo deportivo o de circuito.

Toda la potencia está respaldada por un sistema de frenos de alto desempeño y un diferencial autoblocante, así como el escape variable, una estructura reforzada y cinco modos de manejo, desde Eco hasta un N muy agresivo.

El exterior es más agresivo y se distingue de las versiones regulares por una parrilla exclusiva con acentos rojos, así como salpicaderas al color de la carrocería, faldones deportivo y un splitter. En la parte trasera son más evidentes, pues integra una tercera luz de freno triangular al estilo de coches de competición y un alerón doble que es funcional para incrementar la carga aerodinámica y mejorar el agarre, así como la salida de escape doble de mayor tamaño.

Las mejoras continúan en la cabina gracias al volante exclusivo y un head up display con configuraciones especiales para los modos de manejos Sport y N. Los asientos tienen más sujeción y en todo el habitáculo se encuentran acentos azules, que combinan con el color exterior Performance Blue exclusivo de esta versión.

La Hyundai Kona N empezará a venderse en ciertos mercados este año, pero no la esperamos en México. Los siguientes lanzamientos de la división y que sí podrían llegar serán el Elantra N y, más adelante, la Tucson N.