Al momento

Vocho eléctrico aparece en Shanghái, aunque no es de Volkswagen

Vocho Eléctrico Copia China ORA

El Vocho es víctima de otras de las descaradas copias chinas, aunque los abogados de Volkswagen tomarán acciones contra el ORA Punk Cat

Una vez más, los fabricantes chinos tomaron sin permiso un diseño mundialmente reconocido para “inspirarse” en una de sus nuevas creaciones para lanzar a la venta, el ORA Punk Cat, es demasiado parecido al Volkswagen Vocho.

Ora Punk Cat

Este modelo de la marca ORA, parte del fabricante asiático Great Wall, fue presentado hace algunos días durante la celebración del Salón de Shanghái 2021, donde su estilo retro levantó muchas cejas al tener un diseño bastante familiar.

Al parecer, a ORA, se le ocurrió hacer con el Punk Cat (en serio, así se llama) lo que Volkswagen nunca se atrevió con el Vocho, dotarlo de una mecánica eléctrica e incrementar su funcionalidad añadiendo una carrocería de 4 puertas.

A pesar de las diferencias, el parecido es innegable, con salpicaderas redondeadas que sobresalen de la cabina, combinadas con una caída del toldo hacia la parte posterior y ópticas circulares, por nombrar algunas.

Como era de esperarse, Volkswagen no se encuentra contenta con este resultado y al parecer, sus abogados ya se encuentran iniciando una estrategia de defensa por “violación a los derechos de diseño”.

A pesar de que, Volkswagen no tiene planes de renacer su proyecto de un sucesor de estilo retro para el Vocho, recordando que terminó la producción del Beetle apenas en 2019, no parece correcto que alguien tome sin permiso el diseño de un modelo tan especial para la historia, como lo es el Vocho.

Claramente, el regreso de un vehículo demasiado parecido al Vocho que, además cuenta con propulsión eléctrica, podría llamar mucho la atención de los clientes, pero al no ser desarrollado por Volkswagen, el equipo de abogados se encuentra listo para llevar el caso hasta la corte.

Ora Punk Cat

La similitud con el Vocho es más que innegable, pero tampoco es una copia exacta, por lo que Volkswagen podría tener dificultades legales si decide tomar cartas en el asunto.

Sin embargo, no es nada fácil que Volkswagen logre algo con una demanda, ya que no existen leyes internacionales de derecho de autos, aunque hay acuerdos internacionales, como el Convenio de Berna para la Protección de Obras Literarias y Artísticas, para reconocer propiedad intelectual de cada nación.

Hemos visto una gran cantidad de autos clones provenientes de China y, aunque los procesos pueden ser muy difíciles para los fabricantes afectados, hay precedentes de que sí es posible ganar una demanda de este tipo, como la que tuvo lugar entre Land Rover y Jiangling con su modelo LandWind X7, que era una copia de una Range Rover Evoque.