Al momento

Mercedes-AMG tendrá híbridos enchufables de 800 hp y eléctricos

Mercedes-AMG apuesta todo a la electrificación con una serie de anuncios relacionados a su gama de híbridos y eléctricos de alto rendimiento.

Mercedes-AMG prepara ya sus primeros modelos completamente eléctricos sobre la arquitectura Mercedes-EQ, que ocuparán una posición similar en el portafolio a la de los modelos con denominaciones 43 y 53 y motores de combustión.

Estos modelos tendrán dos motores independientes con tracción integral variable y distribución modular del torque, con lo que alcanzarán el mismo rendimiento que los autos con el bloque V8 biturbo de 4.0 litros. Estos modelos tendrían que ser capaces de acelerar a 100 km/h en menos de 4 segundos y hasta una máxima de al menos 250 km/h.

Todos estos modelos, aun sin nombre, utilizarán una batería de ion litio de 400 voltios y tendrán una puesta a punto especial para el sistema de suspensión neumática AMG Ride Control+. También tendrán una función exclusiva de AMG llamada i-Booster, que combina la regeneración eléctrica con el frenado hidráulico tradicional, suponemos para mantener el tacto de frenos de un auto regular.

Para reemplazar el sonido del poderoso V8 que ha caracterizado a los mejores AMG, tendrán un paquete de sonido con generador y bocinas, que darán un sonido especial y distintivo. Las diferencias visuales entre estos modelos de AMG y los regulares serán equiparables a las que hay con los modelos de combustión, así que podemos esperar nuevas defensas y fascias, salpicaderas ensanchadas, rines exclusivos y una parrilla más agresiva, entre otras cosas. Por dentro, veremos asientos AMG con gráficos personalizables y funciones únicas en el sistema MBUX y el primero de estos modelos será lanzado este año.

Híbridos enchufables de 800 hp

Además de los modelos electricos, Mercedes-AMG ha dado detalles de su gama de híbridos de alto rendimiento, que se acoplarán a los motores de cuatro y ocho cilindros de la marca, una batería de alto desempeño y tracción integral 4Matic+. De este modo, se usa la electrificación en pro del rendimiento y no solo de las emisiones, con la ventaja de poder circular por algunos kilómetros sin emitir gases a la atmósfera.

El motor eléctrico es de desarrollo exclusivo de AMG y se enlaza al eje trasero, posicionado entre una transmisión de dos cambios accionada eléctricamente y un eje posterior con diferencial electrónico, que puede entregar hasta 201 hp y 236 lb-pie de par y tiene la capacidad de enviar par al eje delantero y si se detecta deslizamiento extremo, aunque normal de prioriza que la potencia vaya hacia atrás.

Como en el Porsche Taycan, la transmisión de dos velocidades para el motor eléctrico trae consigo una relación más corta de inicio para aceleración desde cero y luego cambia a segunda, pasando de 140 km/h, para permitirle al auto seguir acelerando con la misma fuerza.

Los modelos equipados con este tren motor tendrán modos de manejo Electric, Comfort, Sport, Sport+, Race e Individual y cada uno tiene un efecto distinto en el sistema AMG Dynamics que altera el funcionamiento de parámetros como el control de estabilidad, sistema de tracción y bloqueo de diferencial, con cuatro niveles de recuperación de energía en el frenado.

En su versión más potente, este motor eléctrico trabajará en conjunto con el V8 biturbo para alcanzar los 804 hp y las 738 lb-pie de par, permitiendo aceleraciones a 100 km/h en alrededor de 3 segundos y estrenándose por primera vez en el GT73.

También se ha confirmado este sistema en el próximo C63, aunque aquí con el impulsor de cuatro cilindros y 2.0 litros del A45, para en conjunto alcanzar los 650 hp.