Al momento

No lo sabías: Mercedes preparó un motor de 18 cilindros para el Clase S

Mercedes Clase S

Hace no demasiados años, el término del downsizing era todavía desconocido y Mercedes preparó un Clase S con 18 cilindros.

Hacia finales de los años ochenta y especial durante la década de los noventa, los fabricantes de coches alemanes peleaban una dura batalla para mostrar su poderío y superioridad sobre el resto. Esto se conseguía con más cilindros y una mayor cilindrada, muy diferente de lo que pasa hoy, pues los fabricantes luchan por tener más potencia en motores más pequeños y electrificados, que les permitan también reducir los consumos y, en especial, las emisiones de gases contaminantes.

En esa época, Mercedes quiso crear al buque insignia definitivo, basado en su Clase S de la generación W140, uno de los sedanes más avanzados y refinados del momento. Además, esta fue la generación por la que se le reconoce al Clase S como uno de los referentes tecnológicos y que sirve para mostrar nuevas tecnologías cada vez que se renueva.

También es importante porque la generación pasada, con el código W126, no representó un gran al frente así que la marca de la estrella buscaba romper con todos los paradigmas.

Mercedes Clase S

En ese momento, el motor V12 era un símbolo de capacidad y poder, pero ya Mercedes ya no era la única que lo ofrecía pues BMW tenía al 750i con un motor de estas características y también Jaguar experimentó con estos motores.

Si ya se podía tener con motores de seis, ocho y doce cilindros, el siguiente paso era evidente. La idea del nuevo motor de 18 cilindros en Clase S, nunca antes visto y exclusivo para buque insignia, partió de otros bloques que ya producían y cuyo concepto sería usado por el Grupo Volkswagen para la creación de sus propios motores en W, completamente diferentes a estos pero que sí llegaron a producción.

Si la idea de Volkswagen con sus motores W fue combinar a dos bloque en V, Mercedes partió de la idea de unir a tres motores de seis cilindros en línea con ángulos de 75.5 grados. Esta idea de tres bancos también la tomó Bugatti con el Chiron W18 original y no fue hasta unos años después que el Grupo Volkswagen la hizo posible con sus motores W8, W12 y W16, que tenían cuatros bancos de cilindros.

Mercedes Clase S 18 cilindros

Este motor W18 de Mercedes iba a denominarse M216 y tendría dos versiones: la regular de 490 hp y 553 lb-pie y otra potenciada, para versiones deportivas, de 680 hp y 590 lb-pie de torque.

Al final, el proyecto nunca se materializó. Pero no le faltó demasiado, porque sí hubo bocetos y prototipos de aquel motor que fue mostrado a los ejecutivos para intentar conseguir la aprobación para producirlos. Mercedes ya estaba desarrollando V12 más avanzados y trabajaba en ellos con su preparador AMG, por lo que ese teórico S840 (el motor habría tenido 8.4 litros de desplazamiento, según reportes) nunca llegó a producirse.

Sin embargo, ese Clase S W140 sí es recordado como uno de los coches más tecnológicamente avanzados y durables de la época. Fue ese que cimentó la reputación de la Mercedes en los noventa de hacer coches con un énfasis casi obsesivo en lo que a calidad respecta.