Al momento

Renault Kiger: El mini-crossover que puede llegar a México

Renault Kiger

Renault acaba de expandir su gama de vehículos de entrada con el Kiger, que en esencia es una versión crossover del Kwid y se basa en la misma plataforma.

El nuevo mini-crossover de Renault se ha presentado en India e inicialmente el Kiger se venderá solamente en aquel mercado, aunque más adelante arrancará la segunda fase en la que podrá ser un auto global. Incluso se especula con su producción en Brasil junto al Kwid que llega a México, por lo que podríamos verlo en tierras aztecas próximamente como un hermano menor para la Duster.

Además, es prima hermana de la Nissan Magnite cuya fabricación está confirmada para Brasil. Tiene sentido que se produzcan lado a lado para la región de América Latina.

Renault Kiger

El nuevo Renault Kiger se basa en el concepto del mismo nombre que se presentó hace un año y mide menos de cuatro metros de largo, buscando participar en ese creciente segment0 de micro-SUVs que son muy populares en Asia y en el que también aparecen la Toyota Raize, Kia Sonet, Hyundai Venue o Suzuki Vitara Brezza.

El diseño del Renault Kiger es similar al del Kwid y Captur, pero alejado de los trazos angulares de una Duster o Stepway cuyos orígenes son realmente de Dacia. En el frente, las salpicaderas y cofre tienen un aspecto muscular, mientras que los faros estilizados y angostos acompañan a la tradicional parrilla de Renault. En la parte posterior, las calaveras en forma de C nos recuerdan a las del nuevo Clio V mientras que la caída del techo es ligeramente más pronunciada que en un crossover convencional, pero no llega a ser un crossover coupé como los conocemos.

Se complementa el look aventurero con protecciones de plástico en la parte baja de la carrocería en ambos extremos, con una placa de color satinado en la parte posterior.

Renault Kiger

Interior moderno y sencillo

El tablero y diseño interior tienen un aspecto moderno, al menos más que en el Kwid, gracias a detalles como la pantalla táctil flotante de 8 pulgadas, el cuadro de instrumentos digital de 7 pulgadas o los acentos en color oro rosa, pero sigue siendo simple y fácil de entender. Se ofrece soporte para Android Auto o Apple CarPlay, Bluetooth y carga inalámbrica, así como clima electrónico con filtro PM 2.5, sistema de sonido Premium y llave inteligente con acceso y arranque remoto.

La cajuela reporta 405 litros de capacidad, que son muy buenos para un vehículo de menos de cuatro metros de largo y que pueden expandirse hasta los 879 litros si se dobla la segunda fila de asientos.

Mecánicamente tendrá dos motores de 1.0 litros y tres cilindros, empezando por la versión atmosférica de 71 hp y 71 lb-pie de par como en el Kwid, con transmisión manual o automática de cinco marchas. Más arriba está el 1.0 litros turbo que tiene el Clio en Europa y que podría aparecer en la nueva Duster, con 99 hp y 118 lb-pie, con transmisión manual de cinco relaciones o una CVT.