Al momento

SEAT Tarraco recibe el motor 2.0 TSI de 245 hp del Golf GTI

SEAT Tarraco 2.0 TSI

La SEAT Tarraco recibe un nuevo motor más potente en Europa que bien pudo hacerla merecedora del logo de Cupra, con 245 hp, 273 lb-pie y caja DSG.

SEAT ha presentado una nueva versión del motor 2.0 TSI en la Tarraco, que se integra a la gama junto a los varios TSI menos potentes, los TDI y hasta el híbrido enchufable. Este motor es el mismo que tendrá el Golf GTI de octava generación cuando llegue a México, fortificado hasta los 245 hp y 273 lb-pie, con una caja DSG de embrague en aceite y siete marchas.

Oficialmente declara una aceleración a 100 km/h en 6.2 segundos, ayudada por la tracción integral 4Drive para arrancar y que la meten en territorio de hot-hatch, mientras que la máxima es de unos nada despreciables 228 km/h. Esta combinación motriz fue desarrollada en Martorell y se ofrecerá con los acabados Xcellence y FR con cinco o siete asientos, fabricada en Wolfsburg como el resto de la gama.

SEAT Tarraco FR 1.4

En México, la SEAT Tarraco está disponible únicamente con un motor 1.4 TSI de 150 hp aunque la marca sí considera ofrecer una versión más potente, con el 2.0 TSI calibrado a 190 hp, como la Tiguan Highline.

¿Debió ser una Cupra Tarraco?

Por el nivel de potencia, esta SEAT Tarraco 2.0 TSI 245 hp bien pudo ser un modelo de la marca Cupra. Consideremos que la Formentor se ofrece con este mismo motor y hasta con otros menos potentes, empezando por el 1.5 TSI de 150 hp así que con 245 hp bien tendría las credenciales para llevar en el frente el logo tribal de la marca más deportiva.

Cupra Formentor 2021

Cupra Formentor

Sin embargo, tratándose de una SUV de tamaño casi mediano y con tres filas de asientos, bien podría interpretarse que su enfoque es familiar y de ahí que se haya preferido tenerla como el SEAT más potente y no como una Cupra Tarraco.

Si llegará o no a México con este impulsor de 245 hp está por verse, pero parece sumamente complicado. Para empezar, la SEAT Tarraco es el modelo más familiar de la marca en México y es posible que un motor tan potente no sea relevante para sus clientes, además de que elevaría considerablemente el precio, poniéndola a la par de una más potente Cupra Ateca.