Al momento

Llantas: 5+ cosas que nunca debes hacer

Llantas: 5 Cosas Nunca Debes Hacer

Sin importar el tipo de vehículo que elija, las llantas son el único contacto que se tiene con el camino, por lo que hay que cuidarlas bien

Da igual si conduces un citadino utilitario, una SUV de lujo o una Pick-Up todoterreno, todos los vehículos tienen un elemento en común que es de suma importancia: las llantas.

Llantas Consejos

Mantener nuestras llantas en buen estado, no solo nos permitirá conducir con mayor seguridad, sino que también podrán ayudar a conseguir un mejor consumo de combustible.

Sin embargo, hay cosas que nunca debes hacer con los neumáticos o llantas de nuestros vehículos y enumeramos las 5 principales, para tenerlas en cuenta.

Nunca dejar de revisar apropiadamente la presión

Presión Llantas

No basta observar nuestras llantas para ver si están con una presión baja, tampoco sirve de mucho patearlas para ver si están suaves y requieren inflarlas más, hay que realizar el procedimiento adecuado.

Al ser el contacto con el camino, las llantas mal infladas pueden generar mucha resistencia a la rodadura, incrementando el esfuerzo que tiene que realizar un auto para moverse, lo que se traduce en un mayor consumo.

Además, circular con una presión inferior a lo recomendado, incrementa el desgaste prematuro de los neumáticos de nuestro auto, por lo que hay que revisarlo periódicamente.

Inflado Llantas

La revisión debe hacerse en frío y con un instrumento adecuado, por lo que se recomienda siempre tener uno en la guantera o herramienta a bordo.

Como norma, las llantas tienen que llevar su presión máxima permitida en la cara exterior, pero no es un valor de referencia al momento de inflar nuestro vehículo, pues pueden ocasionar daños irreparables.

La presión adecuada para inflar las llantas de tu vehículo, están impresas en el marco de la puerta del conductor, la guantera, la tapa de combustible o en el manual, asegúrate de seguir las indicaciones.

Nunca conducir con una llanta desinflada

Llanta Desinflada

Si se tiene un percance y se poncha alguna de nuestras llantas, nunca se debe circular sin presión, pues además de los daños que se pueden ocasionar al rin, el mismo neumático puede dañarse internamente y quedar completamente inservible.

Dentro de lo posible, se debe cambiar la llanta por la refacción, en el lugar del percance y evitar rodar, aunque sea unas cuadras, para evitar daños, incluso si el neumático haya sido destruido por la ponchadura.

Cambio de Llantas

De esta manera, también se tiene que procurar el buen estado de nuestra llanta de refacción, asegurándose de que siempre tenga la presión adecuada, lista para utilizarse en caso de un accidente.

Nunca dejar desalineadas las llantas

Alineación Llantas

La alineación y balanceo en las llantas son muy importantes y con cada cambio, se tiene que revisar de acuerdo con las especificaciones del fabricante, para asegurar que nuestro auto circule de manera correcta.

Mantener las llantas desalineadas crearán un desgaste prematuro y disparejo en las llantas que incluso puede afectar la seguridad a bordo y el consumo de combustible de nuestro auto.

Alineación Llantas

La alineación de las llantas también puede afectar los sistemas de suspensión de nuestro auto, por lo que, al caer en un bache profundo, hay que revirar que la alineación siga dentro de los parámetros y evitar más gastos.

Por otro lado, si al circular se transmiten vibraciones en la dirección del vehículo, se debe asegurar que las llantas se encuentren correctamente balanceadas, para evitar tener un accidente derivado de un mal balanceo.

Nunca dejar que se desgaste el dibujo de las llantas

Desgaste Llantas

El dibujo de nuestros neumáticos tiene un papel fundamental en la seguridad de nuestros vehículos, pues además de mejorar el agarre, es un efectivo instrumento para desplazar el agua del camino y hacer la conducción en superficies mojadas, más segura.

Para saber si el desgaste de nuestras llantas ha llegado al límite, es necesario utilizar una moneda, de preferencia de 5 pesos, y utilizar el aro exterior para medir la profundidad del dibujo.

Al realizar este ejercicio, si el dibujo de la llanta nos deja ver el aro exterior de la moneda, quiere decir que el desgaste ha llegado a su límite y tendremos que reemplazar nuestras llantas dentro de poco. Afortunadamente, las llantas modernas cuentan con indicadores de desgaste, pero hay que aprender a identificarlos.

Del mismo modo, hay que checar periódicamente el estado del dibujo, para ver que su desgaste sea uniforme y detectar otros posibles problemas a tiempo, como ajustes en la alineación.

Nunca utilizar neumáticos de distintas medidas en nuestro auto

Nissan Sentra Cup

Al estar en contacto constante con la superficie por donde conducimos, las llantas deben tener un contacto uniforme y al colocar llantas de distintas medidas, se afecta este balance.

Colocar llantas que no coincidan en nuestro auto, solo incrementará el desgaste de los otros neumáticos en nuestro auto, sobre todo si el cambio se realiza en el mismo eje, incluso si se cambia de marca de llantas.

Siempre es recomendable buscar las llantas con las mismas especificaciones al momento de reemplazar, y si no se puede cambiar las 4 al mismo tiempo, se recomienda hacerlo en pares, por eje.

Además, independientemente del tipo de tracción de nuestro auto (tracción delantera, trasera o integral), si se cambia solo un par de llantas, siempre deben de colocarse en el eje posterior, pues es el que mantiene la trayectoria del vehículo, sin importar de donde venga la propulsión.

Otras recomendaciones

Llantas Descuidos

Además de los distintos puntos especificados, también hay distintos consejos que permitirán alargar la vida útil de nuestras llantas y mantenerlas en buenas condiciones.

  • Mantener las válvulas cubiertas para evitar daños
  • Nunca estacionarse con alguna llanta sobre banquetas o machuelos, pues afectan la alineación.
  • Rotar las llantas de acuerdo con las recomendaciones de fabricante y hacerlo a tiempo.
  • Evitar arrancones o frenadas abruptas y evitar el desgaste disparejo de la superficie de rodadura.
  • Nunca circular con una llanta temporal de refacción por tiempo prolongado.