Al momento

Porsche 911 GT3 Cup, un auténtico coche de carreras

Porsche 911 GT3 Cup

El Porsche 911 GT3 Cup es un coche desarrollado exclusivamente para los circuitos y, por tanto, no es legal para conducción en vías públicas.

Porsche ha integrado décadas de experiencia en competición en el nuevo 911 GT3 Cup, la primera evolución en el chasis de la generación 992 desarrollada para competición. Retoma el camino en donde se quedó el desarrollo de la generación pasada con un motor bóxer de seis cilindros más potente, mejoras aerodinámicas y la carrocería wide-body compartida con el 911 Turbo.

Jan Fedelmann, director del proyecto del 911 GT3 Cup en Porsche, explicó que la meta de su equipo fue hacer al coche más rápido y manejable, además de mejorar la durabilidad en condiciones duras de competencia y contando con un diseño más muscular. Visualmente, se separa del resto de los 911 por un ancho de vías delantero más amplio y por las grandes salpicaderas, junto con un trabajo wide body en la parte trasera con ventilación y un ancho de vía más generoso también en este extremo.

Añade también un alerón posterior ajustable en 11 posiciones y con todo eso, el peso queda en 1,260 kg, gracias a las ventanas de policarbonato en lugar de vidrio y al uso extensivo de fibra de carbono y aluminio en su construcción.

Porsche 911 GT3 Cup

La posición de manejo está definida por el asiento ajustable en altura, en el que el conductor queda frente a un cluster de instrumentos digital que se integra dentro de un cuadro de fibra de carbono y un volante tomado del 911 GT3 R. Porsche añade otro clúster con botones en la consola central que son tan fáciles de operar que pueden usarse incluso manejando a altas velocidades en circuito.

La fuente de poder es un conocido bóxer de 6 cilindros y 4.0 litros, que entrega 510 hp a unas monstruosas 8,400 rpm, un incremento de 25 caballos respecto al modelo saliente. El motor entrega 347 lb-pie de par a 6,150 rpm y puede funcionar con combustible sintético, una tecnologóa que Porsche ha desarrollado en los últimos años y que le permite reducir los tiempos de vuelta en un 1 por ciento, además de ser más amigable con el ambiente por no emitir CO2 nuevo a la atmósfera.

Los compradores pueden elegir entre tres distintos sistemas de escape en función del serial en el que vayan a competir, con centralita Bosch MS 6.6 y una transmisión secuencial de seis marchas con paletas de cambio al volante.

Porsche 911 GT3 Cup

Las especificaciones son impresionantes, pero para los compradores los parámetros del mantenimiento son incluso más importantes. Deben hacerse intervalos de servicios después de 100 horas de manejo en pista mientras que la transmisión puede funcionar por 120 horas antes de necesitar una reparación. Además, los nuevos calipers de freno hacen que sea mucho más sencillo y rápido cambiar las pastillas.

Lo más interesante es que el Porsche 911 GT3 Cup comparte algunos componentes con el modelo de producción para calle, como la geometría posterior. La suspensión delantera sí es exclusiva para competición, con un doble triángulo similar al del 911 RSR que se usa en carreras de resistencia. La dirección es eléctrica, modificación que le permitió a los ingenieros eliminar la bomba hidráulica para reducir el peso total del coche.

Porsche 911 GT3 Cup

Las primeras entregas del 911 GT3 Cup serán en febrero del 2021, justo a tiempo para la temporada de ese año y se incluirán múltiples herramientas exclusivas, como los espaciadores de los brazos de suspensión. Competirá en la Porsche Mobil 1 Supercup y el Porsche Carrera Cup, con carreras calendarizadas en Alemania, Francia, Asia y también Norteamérica.

Con este modelo, los ejecutivos esperan superar la marca de las 5,000 unidades producidas en los próximos años, número que hasta este momento se ubica en las 4,251 unidades, contemplando ya las 1,410 de la generación 991. Algunas de las partes más importantes del chasis de este modelo de competición aparecerán en el 911 GT3 para calle, que se presentará próximamente.