Al momento

Hyundai Creta 2021 – 7 cosas que nos gustan y nos gustarían

Hyundai Creta llega a participar en uno de los segmentos más peleados del mercado, con más de 20 rivales, todos con algo bueno que ofrecer. Hyundai busca dar buenos argumentos, ¿los tiene?

Si hablamos de SUVs o camionetas, como les llamamos en México, hoy más que nunca hay de todos tamaños, precios, sabores y colores. Incluso, como antes no se imaginaría uno, hay una especie de subsegmento para aquellas SUVs subcompactas (casi compactas por el tamaño), con motor turbo.

Aquí justo participa esta versión tope que pudimos evaluar de la Creta, con motor turbo y una muy buena carga tecnológica y de seguridad, aunque también lo puedes encontrar en la versión justo por debajo que no es turbo y donde tendrías una de las mejores relaciones de costo/beneficio.

Diseño

Lo primero que salta a la vista es lógicamente su diseño. Hyundai da un bandazo a la imagen y toma elementos de los vistos en autos más lujosos y grandes de la marca, como la Palisade o Santa Fe.

El uso de la nueva plataforma que comparte con Seltos y que llega de India, le permite jugar con proporciones más de SUVs que incluso le hacen lucir más grande, más cercana a una, digamos Sportage que a una Soul.

La versión Limited Turbo que evaluamos tiene faros y calaveras de LED, con una parrilla cromada oscura, el techo en color negro con racks de techo y un acento visual en cromo que corre por todo el techo hasta la parte trasera.

Hay mucho trabajo y cuidado por el detalle, con líneas y perfiles muy caprichosos que pueden o no gustarte, pero que ni por error van a pasar desapercibidos.

Tren motor y modos de manejo

El motor ya lo conocemos, pero Hyundai le da un pequeño ajuste según percibimos para hacerlo más vivaracho respecto de la Seltos, su prima hermana. Es el 4 cilindros de 1.4 litros turbo con 138 hp y 179 lb-pie acoplado a la doble embrague de siete cambios que emplea el grupo también en varios modelos.

Nosotros notamos, además de ser más despierto el motor, una caja más dubitativa. En manejo citadino le cuesta trabajo adaptarse a una conducción más relajada, parece como si quiera ir saltando de relación en relación con más enjundia o carácter deportivo.

En el modo sport es un poco más precisa pero siempre buscando ir aprisa, en los modos más terrenales la notamos algo lenta e, insisto, duda mucho cuando presionamos con fuerza el pedal como para una incorporación.

Los modos de tracción son un tema muy interesante, pues Hyundai decide hacer una gestión con base en el control del ESP para limitar la entrega de par en las ruedas motrices y mejorar la entrega dependiendo del modo elegido. Es una especie de preset que ayuda a traccionar mejor de acuerdo a las condiciones del terreno y no considera la posición del volante, cosa que sí hace un ESP en su función de mantener al auto en trayectoria; una solución muy inteligente.

Consumo y desempeño

A falta de poder hacer las pruebas de aceleración y frenada más adelante con nuestro equipo de pruebas Vbox, como mencionamos percibimos una aceleración más contundente en la Creta, pero nos quedamos en mera percepción.

En nuestras pruebas, Seltos nos dio 11.8s, con un consumo combinado de 11.8 km/l. En ciudad conseguimos 12.8 km/l, muy buena cifra considerando que es un motor turbo, con un consumo mixto de 12.1 km/l, apenas por encima de su hermana. En autopista logramos cifras en el orden de los 11 km/l.

Calidad de marcha

De hecho es lo que más me gustó de la nueva Creta. Se percibe más firme y sólida que con Seltos. Me gusta más la puesta a punto de Hyundai porque se percibe como una camioneta que puede ir más aprisa y aunque la dirección no es la de un auto de corte deportivo o sagaz, sí tiene un feedback suficientemente bueno para saber qué pasa con las ruedas o da más gusto rodar

El filtrado de los amortiguadores es bueno, no sufrimos con los malos caminos, pero se aisla suficientemente bien para seguir teniendo ese saborcito de SUV bien terminada.

 

De hecho, esta nueva Creta echa mano de una estructura más sólida, con el empleo de más porcentaje de aceros de alta resistencia (65%), lo que incluso le permite justificar que por ello las versiones de entrada solo requieren de dos bolsas de aire.

Nosotros creemos que ambos factores, la estructura y los airbags siempre vendrán mejor juntos en mayor número.

Materiales y ensamble

La versión tope, esta GLS Premium, tiene asientos de cuero y plásticos de muy buena hechura en el interior. Nos gusta la combinación de materiales y echar mano de esos acentos de iluminación a lo largo del tablero que le hace todavía mejorar más la sensación de calidad y estar en un auto de una categoría más arriba.

Los asientos son firmes, tienen la sujeción necesaria y se perciben cómodos para usarlos durante muchas horas en autopista. No van a cansarnos pronto porque hay buena forma y tienen un diseño que se reproduce en otras partes del auto, como en las puertas posteriores dándole cadencia y ritmo visual.

Incluso atrás también está cuidado el uso de materiales y costuras visibles en la piel que le suman en percepción

Espacio y habitabilidad

Atrás el espacio suficiente para llevar a cinco adultos y de buen tamaño, algo que en el segmento se agradece y mucho. Piernas, cabeza y hombros no van limitados. Incluso si van solo dos detrás tenemos un descansabrazos con portavasos.

La cajuela tiene varios puntos favorables. La boca de entrada es amplia, el diseño permite tener más espacio y la altura es baja, para que no cargues tanto, digamos. Llevamos llanta completa de refacción, que se agradece para una emergencia, aunque eso le cobra algo de espacio y la cajuela es de 405 litros, por debajo incluso de una Peugeot 2008 que tiene 430 litros.

Conectividad y equipamiento

Aquí Hyundai le pone detalles interesantes sumados al motor turbo que mencionamos. Esta versión tope tiene una pantalla de 10.25” táctil que, ya en el uso cotidiano sí se agradece el incremento respecto a las de 8” del promedio del segmento y pantalla de 7 pulgadas a color en el cuadro de instrumentos. Ofrece también freno de estacionamiento electrónico, sensores y cámara de reversa, antiniebla posterior, asientos de cuero, palanca y volante forrados en piel, ajuste eléctrico de asiento del conductor, mestribos cromados, llave inteligente con apertura y arranque remoto, espejo interior electrocrómico, control de velocidad crucero, selector de modos de manejo, cargador inalámbrico para teléfonos inteligente y aire acondicionado automático.

Costo de propiedad

Al participar en un segmento tan competitivo, consumo, costo de seguro y mantenimiento son partes importantes a considerar. Sus rivales más directos, por tamaño y motor turbo, son Chevrolet Tracker, Kia Seltos, Peugeot 2008 y Suzuki Vitara, todas con rangos de precios similares y el enfoque turbocargado.

Si comparamos la nueva Creta en su versión más equipada con la versión similar directa de Vitara, el modelo de Hyundai tiene un costo de seguro anual apenas por encima con un costo de mantenimiento a 12 meses más accesible, aunque Vitara entregó un muy buen consumo de combustible, por lo que anualmente es ligeramente menos costosa.

Al final, anualmente el costo de seguro mantenimiento y consumo de la Creta se ubica apenas por encima de los 48 mil pesos y la Vitara en el orden de los 43 mil.

Si hablamos de depreciación están muy parejas, con un 26% para el modelo de Hyundai en los primeros 3 años y 24.5% para el modelo de Suzuki, pero también debemos considerar que la marca coreana tiene un gran valor al final de estos tres años gracias a la garantía de 5 años o 100 mil km.