Al momento

Conductores menos involucrados por asistencias a la conducción

IIHS Estudio Asistencias Conducción

Mientras las asistencias a la conducción y el manejo semiautónomo se vuelven más populares, la interacción con los conductores se va perdiendo poco a poco

La carrera para ofrecer sistemas de conducción completamente autónomas sigue su curso y mientras tanto, las asistencias a la conducción avanzadas se expanden a cada vez más modelos a la venta en la actualidad, resultando en menos conductores menos involucrados.

IIHS Estudio Asistencias Conducción

En un principio, los sistemas de asistencia a la conducción avanzados, como el mantenimiento de carril, control crucero adaptativo y frenado de emergencia, no estaban presentes en la mayoría de los autos y sus conductores no confiaban mucho en ellas.

Sin embargo, la integración de dichos sistemas en autos cada vez mas accesibles han logrado que los conductores no solo confíen en su funcionamiento, sino que, cada vez los conductores están menos involucrados en el manejo.

Un estudio desarrollado por la IIHS y el Laboratorio AgeLab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), revela esta conducta desinteresada de los conductores, cuando su auto está equipado con dichas asistencias.

Para comprobarlo, un grupo de 20 voluntarios se ofreció para el estudio, que requería que la mitad condujera una Range Rover Evoque equipada con el sistema de control crucero adaptativo.

Mientras que, los otros 10, estuvieron detrás de los mandos de un Volvo S90 que incluía no solo el control crucero adaptativo, sino que incorporaba los sistemas de Pilot Assist, con sistema de centrado en el carril.

De acuerdo con el estudio, al inicio, hubo muy poca o nula diferencia en la frecuencia en que los conductores mostraron señales de estar desconectados o poco involucrados en la conducción.

IIHS Estudio Asistencias Conducción

Estas señales de estar poco involucrados en las acciones de manejo se perciben, por ejemplo, cuando los conductores quitan por completo ambas manos del volante o de plano, quitan la mirada del camino.

No obstante, el comportamiento cambió de manera significativa a un mes iniciado el estudio, donde se encontró que son sustancialmente más propensos a perder concentración cuando se utiliza la conducción asistida.

En particular, el estudio revela que entre más avanzado el nivel de asistencias, es menor el nivel de involucramiento de los conductores en el manejo.

Ford Mustang Mach-E Conducción Sin Manos Co-Pilot360

Esto quiere decir que, el impacto mostrado en el involucramiento de los conductores del Volvo fue más dramática que los que condujeron únicamente con el Control Crucero Adaptativo.

Los conductores mostraron el doble de posibilidades de mostrar signos de no estar involucrados en el manejo, después de un mes utilizando el sistema Pilot Assist de Volvo.

Comparado con la conducción manual, los sujetos de pruebas del estudio estaban hasta 12 veces más propensos a quitar ambas manos del volante, después de que se acostumbraron al funcionamiento del sistema de centrado de carril.

Del mismo modo, los conductores detrás de la Range Rover Evoque que utilizaban más seguido el sistema de Control Crucero Adaptativo, eran más propensos a distraerse con su celular mientras utilizaban la asistencia.

El Científico de Investigación en Jefe del IIHS, Ian Reagan aseguró que es de suma importancia que los conductores se involucren en el manejo y presten atención a sus alrededores y “no se arrullen por un falso sentido de seguridad con el tiempo”.

Como resultado del estudio, la IIHS pide por un monitoreo del conductor más estricto para asegurarse que estén listos para tomar el control de sus vehículos en caso de ser necesario.