Al momento

La historia de porqué el Subaru BRZ 2022 se quedó sin turbo

Subaru BRZ 2022

Cuando se anunció la segunda generación del Subaru BRZ todos los fanáticos esperaban un motor turbo y al final no fue así, ¿por qué?

Aunque el nuevo y mejorado BRZ, que empezará a venderse el año entrante como modelo 2022, es un mejor coche deportivo en todo sentido respecto a la generación saliente, algunos entusiastas quedaron decepcionados. Mantuvo las atractivas formas de un coupé deportivo con tracción posterior y motor delantero-central longitudinal, ganó en tecnología, refinamiento y equipamiento y obtuvo un motor más potente, que muchos pedían, pero el Subaru BRZ 2022 se quedó sin un turbo.

Subaru BRZ 2022

Sin embargo, cuando escuchamos que el Subaru BRZ tendría el motor de la SUV Ascent, no esperamos que se refirieran a una versión sin el turbo. Se quedó con el 2.4 litros, un incremento del 20 por ciento respecto al anterior en desplazamiento, pero sin el turbo y con 228 hp y 184 lb-pie de par, mejoras sustanciales en ambos casos.

Esta decisión se tomó por restricciones de costo, espacio y peso. Inicialmente, Dominick Infante, jefe del equipo de relaciones públicas de Subaru en Estados Unidos dijo a Road & Track que el turbocargador habría obligado a montar el motor más arriba y eso habría elevado el centro de gravedad, comprometiendo sus cualidades dinámicas.

Además, habría tenido un incremento considerable en el peso, algo que no se quiere en un coupé deportivo ágil y noble. Pregúntenle a Mazda si no nos creen. El compresor como tal no pesa demasiado, pero los componentes relacionados sí y hablamos de cosas como tuberías o el intercooler, porque ya así, el BRZ siempre ha sido más pesado que uno de sus rivales más directos, el Mazda MX-5 y esta generación, con aproximadamente 1,310 kg ya es 250 kg más pesada que el roadster de Hiroshima.

Subaru BRZ 2022

Claro, la potencia extra ayuda a contrarrestar ese extra en la masa al acelerar pero sigue siendo perjudicial para la razón de ser de estos autos, la agilidad y pureza que transmiten así que añadir otros 80 kg aproximadamente por el turbo fue inaceptable.

También está el factor del precio y un motor turbo lo habría hecho, quizá, demasiado costoso, poniéndolo definitivamente en un territorio en el que es sumamente difícil sobresalir, por arriba incluso de un BMW Serie 2 Coupé. Ya sin el turbo, esta nueva generación podría terminar costando en México lo mismo que un 220i.

Finalmente, hay un factor que no se menciona pero que definitivamente se contempló en la decisión de no integrar el turbocargador y ese es el factor Toyota Supra. Como ya sabemos, el BRZ 2022 es el mellizo del Toyota GT86 y este tiene que mantenerse por debajo del icónico Supra en prestaciones, así que tener 260 hp de un motor turbo en los gemelos BRZ/GT86 era inaceptable para Toyota, que ofrece en Estados Unidos un Supra de acceso con un 2.0 turbo de 255 hp.

Subaru BRZ 2022

Poner un motor turbo para limitarlo a 240 hp y dejar cómodo al Supra habría sido una gran pérdida de tiempo.

El lado positivo es que el BRZ de segunda generación sí existe, pues los rumores apuntaban a que el actual no iba a tener un sucesor. Y un coupé deportivo más en la oferta con tracción trasera siempre es una estupenda noticia para los entusiastas, especialmente en un mercado plagado de SUVs ‘deportivas’ y ‘coupé’.