Al momento

BlackBerry lanza acuerdo con Amazon para conectar autos

BlackBerry renace de las cenizas tras acuerdo de colaboración con Amazon para desarrollar y comercializar su plataforma de inteligencia de datos para autos.

La carrera por la conectividad es también uno de los puntos clave en la agenda de las marcas de autos en los próximos años y ahora BlackBerry entra de lleno tras un anunció en el que une fuerza con Amazon para desarrollar y comercializar su plataforma IVY, que permitirá a compartir data de manera inteligente entre los autos y la nube.

IVY es un software conectado a la nube que le permite a los fabricantes de autos leer información de sus vehículos y crear información que pueda procesarse tanto en el mismo coche como en la nube y así crear una red de autos conectados.

Esto generó que las acciones de BlackBerry se dispararan hasta un 65% arriba antes de reducir algunas ganancias y quedar con un incremento del 19%. De hecho, el volumen de operaciones de BlackBerry fue 70 veces superior al promedio diario.

Esta plataforma tiene un software diseñado en las características propias de la nube para ayudar a los fabricantes y proveedores a estandarizar los datos entre vehículos y acelerar nuevas funciones y servicios que les permitan generar ingresos adicionales a la venta de autos.

Ambas empresas aseguraron que esta plataforma de gestión inteligente de datos, reducirá el tiempo de desarrollo aplicación y monetización de aplicaciones y servicios de conectividad a través de diferentes marcas y modelos, haciendo más sencillo para los fabricantes la colaboración entre un amplio pool de desarrolladores para acelerar aplicaciones y servicios on board.

Lo que es cierto, es que la mayoría de las marcas se han mostrado reacios a compartir con proveedores de tecnología externos los datos que se generan en sus vehículos, por lo que se considera que las regulaciones de privacidad deberán sufrir serias reformas.

BlackBerry ha dicho, además, que dicha plataforma está diseñada para complementar y funcionar de manera simultánea con nuevas arquitecturas de vehículos digitales como VW o GM, pues está construida con QNX, un sistema operativo que se encuentra en 175 millones de autos en el mundo, por lo que el mayor desafío que considera BlackBerry es conseguir que la mayoría de los fabricantes utilicen plataformas estandarizadas para obtener los datos y poder monetizar los servicios.

De este modo es que se podría establecer un ecosistema y aprovechar la enorme cantidad de desarrolladores, como lo podemos ver en los celulares con Google y Apple.

Se espera que IVY se instalado en los primeros autos de producción en los de año modelo 2023, sin tener revelado todavía, cuál será la primera armadora en montarlo.