Al momento

Scania Camión Eléctrico recibe golpe directo por la seguridad

Prueba de Choque Scania Camión Eléctrico

La seguridad de los camiones eléctricos de Scania se comprueba con impresionantes pruebas de choque estrellando un Golf en contra de las baterías

La electrificación continúa expandiéndose entre los distintos segmentos de los autos en venta a nivel mundial e incluso, en el sector del transporte de carga, como con los camiones Scania eléctricos, por lo que hay que comprobar su seguridad.

La seguridad vial, es uno de los apartados más importantes para los fabricantes y uno muy complicado para aquellos que se encuentran en plena transición hacia la movilidad eléctrica, como Scania y sus nuevos camiones.

Generalmente, los fabricantes realizan distintas pruebas de choque para asegurarse que las estructuras de sus autos puedan mantener a salvo a sus pasajeros y en el caso de los eléctricos, comprobar que las baterías no provocarán corto circuito e incendiarse.

En estos casos, lo más común es utilizar barreras deformables o postes diseñados específicamente para simular las condiciones de un accidente, pero para probar la seguridad del camión eléctrico de Scania se utilizó un Volkswagen Golf.

Prueba de Choque Scania Camión Eléctrico

Para ser más específicos, se utilizó un Volkswagen Golf de séptima generación, pues los ingenieros a cargo del nuevo camión eléctrico querían reproducir las condiciones de la manera más auténtica posible y poder estudiar los efectos reales de un accidente.

La prueba como tal, podrá durar apenas unos segundos, pero su planeación y ejecución con toda la precisión necesaria, llevó meses de preparación, incluyendo simulaciones por computadora con distintos ángulos y velocidades para obtener la mayor cantidad de información de la prueba de choque.

En el escenario elegido, los ingenieros de Scania lograron replicar lo que sucedería con una batería cuando un auto se impacta completamente de frente en contra de ella.

Prueba de Choque Scania Camión Eléctrico

La fuerza de impacto tiene que ser distribuida y esparcida a través de la estructura que protege la batería, para evitar un problema mayor si se llegan a perforar algunas de las celdas.

Los bomberos estuvieron al pendiente, pero afortunadamente, todo sucedió de acuerdo con lo planeado y las baterías del camión eléctrico de Scania, resultaron intactas ante el fuerte impacto.