Al momento

Porsche Taycan 2021: Primer contacto, el EV que cambiará la historia

Porsche Taycan en México

Lo soberbio que tiene el Taycan 2021 es que más allá de todo el listado de datos técnicos que le respaldan, todo lo que venga a partir de ahora para la marca será todavía mejor.

Sí, tenía que ser Porsche quien estableciera la nueva referencia de lo que los autos eléctricos pueden y deben ser con el Taycan 2021: simplemente espectacular.

Y es que este auto tenía que responder o cumplir con dos enormes responsabilidades: ser un buen Porsche y además ser un buen eléctrico. Por ello la marca no se anduvo tras las ramas.

Este primer acercamiento nos deja sacudidos de lo que la marca ha sido capaz de concebir. Es un parteaguas en la historia de la movilidad, porque todo lo que esperarías de un eléctrico lo cumple y lo que esperarías de un Porsche, lo supera.

Y ojo, es el sedán eléctrico de la marca.

Un antecedente

Hace exactamente 11 años tuve oportunidad de ser de los primeros periodistas en el mundo en conducir el Chevrolet Volt, un auto que podríamos decir daba el banderazo de salida, de uno de los fabricantes más grandes del planeta a la movilidad electrificada.

Lo hice en el estacionamiento del estadio de béisbol de los Dodgers de Los Ángeles, con mucha secrecía y es que años antes había conseguido relacionarme con los ingenieros y departamentos de RP del área de electrificación de GM por varias revistas especiales que hice sobre el futuro de la movilidad y prometieron reservarme un lugar para esa ocasión.

Era un auto sumamente interesante en su propuesta tecnológica, inteligente, rápido, con buen manejo, muy lejos de los primeros prototipos eléctricos que alguna vez manejé de otras marcas y, dentro del mercado, accesible comparado con un Tesla Roadster, por ejemplo.

Como todos los pioneros (casi a la par llegó el Leaf y años más tarde la familia i de BMW), podría decir que fue un incomprendido, pero su paso sentó las bases de lo que el cliente, marcas y gobiernos podrían esperar de la movilidad verde.

Y aunque estaba de cierto modo renuente a olvidarme del sonido del motor de combustión, me han cerrado la boca.

Así es que más de una década después, el brinco que ha dado la tecnología no solo en capacidad de las baterías y motores es impactante, pero además, Porsche ha sabido conjuntarlo con todo su expertise en el tema mecánico y de procesamiento de datos para hacer una pieza que nadie imagina lo que es capaz de hacer.

Foto por Robert Guio, World Car Awards

Un presente inimaginado

Como buenos alemanes, Porsche impone un antes y un después de lo que la movilidad electrificada es hoy en día. Estamos ante el máximo posible.

Entendiendo de que detrás de todas sus intenciones debe estar el sello de Porsche, la marca deportiva por excelencia capaz de quitarnos el aliento cada que da un paso importante en el desarrollo de un vehículo.

Pero honestamente, lo que consigue supera por mucho cualquier expectativa de desempeño y dinámica que hubiera pensado.

Lo realmente soberbio que tiene este Taycan 2021, es que más allá de todo el listado de datos técnicos que le respaldan, es que todo lo que venga a partir de ahora para la marca, será todavía mejor.

Vendrán mejores densidades energéticas de los paquetes de baterías y con ello mayores autonomías y menor peso; vendrán mejores materiales, más ligeros y rígidos; vendrán mejores procesadores y mayor capacidad de procesamiento de datos. ¿Hasta dónde llegaremos? Creo que la marca lo tiene claro y, después de lo que he visto, que devora el camino con un apetito impresionante, habrá un punto en el que el pavimento se les quedará corto.

El dato duro

Para conseguir el desempeño que ofrece el Taycan 2021, Porsche se tomó las cosas muy en serio: ha tenido que invertir 6 mil millones de euros para fabricar una planta exclusiva para construir el auto y el desarrollo de autos eléctricos e infraestructura de carga.

Aunque pesa 2.3 toneladas, la carrocería solo pesa 220 kg pues está compuesta por diversos materiales para garantizar el bajo peso pero solidez y torsión estructural que necesita.

El motor eléctrico principal, con una potencia máxima de 449 hp y 405 lb-pie, además de 600 amperes de salida, acopla una caja mecánica de dos relaciones (patentada por Porsche) y pesa tan solo 170 kg.

El eje delantero lleva también otro motor con dos potencias, dependiendo del modelo: 255 hp en Turbo S y 235 hp en Turbo, con 295 y 221 lb-pie, respectivamente. Este pesa 71 kg.

Ambos motores son síncronos, que les permite generar su propio campo magnético para así girar hasta 16,000 rpm, con baja fricción y peso.

Porsche Taycan Turbo 2019

Pero lo que es impresionante es, que mediante pura gestión electrónica de datos, Porsche puede igualar la velocidad de giro de ambos ejes sin un acoplamiento mecánico: pura electrónica y además lo hace en 400 milisegundos, mucho más rápido que cualquier sistema de tracción integral que hoy en día tiene Porsche en sus autos de gasolina.

En datos nominales completos: el Turbo S entrega 760 hp y 774 lb-pie de torque y el Turbo 680 hp con 627 lb-pie.

Ah, no olvidemos la autonomía: entre 437 y 477 km en el Turbo S y 432 y 498 km en el Turbo. El paquete de baterías, enfriado por agua, es de 93.4 kW y se compone por 33 módulos y 336 celdas. Lo interesante es que los módulos se van cargando o descargado de manera escalonada y, en caso de accidente y daño de algunos módulos, se pueden cambiar de manera independiente.

Aquí un paréntesis, la recarga seguirá siendo un tema que, a la par que como mejorar los autos, también tendrá su oportunidad de extenderse.

Lo que destaca del Taycan 2021 es que se puede cargar en cargadores ultrarrápidos de corriente directa hasta velocidades de 270 kW, eso permitiría tener el 80% de los 95 kW de capacidad que tiene la batería en tan solo 20 minutos.

Porsche Taycan Turbo S 2019

Porsche instalará nueve en lo que resta del año en diferentes distribuidoras con capacidades de 175 kW para clientes de la marca.

Ahora bien para México, la realidad es que se calcula que el 80% de las recargas se hará en la casa de los afortunados dueños, a velocidades de entre 8 y 22 kW, entre 10 y 6 horas, aproximadamente.

El reparto de pesos es 51% atrás y 49% adelante con, lógicamente, un calzado diferente muy al estilo de Porsche y se echa mano de la asistencia electrónica de la marca con barras estabilizadoras activas para contrarrestar el movimiento de la carrocería en aceleraciones y curveo, pero es tal el empuje del auto con el launch control que se alcanza a sentir cómo se levanta ligeramente el frente cuando salimos disparados como ligas.

También se agrega el eje posterior direccional que debutaran hace algunos años en el GT3 que puede girar 2.5º en contra de la dirección de giro a menos de 80 km/h y en el mismo sentido a velocidades superiores para reducir el radio de giro o mejorar la estabilidad.

Lógicamente se suma una suspensión neumática de altura y dureza variables para los diferentes modos de manejo, desde uno de “rango o autonomía” que convierte al auto en uno de tracción delantera que busca la mayor eficiencia, hasta el Sport Plus que baja el centro de gravedad incluso 9 mm menos que en un 911 y prepara todo el sistema para entregar el máximo desempeño.

Porsche Taycan Turbo S 2019

Porsche Taycan 2021: Como una droga

Pero todos esos datos pasan a segundo plano cuando lo manejas. La sensación, el vértigo, grito contenido que genera sumir el pie en el acelerador van más allá de cualquier cifra.

He manejado autos más potentes, con cifras igual de impresionantes, incluso el Model3 ofrece una aceleración bestial pero se agota de inmediato esa sensación que nos dejaba con ganas de más; y eso no pasa en el Taycan 2021.

Los datos que hemos obtenido en este primer contacto gracias a nuestro Vbox, son los mejores de la historia.

El 0 a 100 km/h lo hicimos en 3.3s; la recuperación de 80 a 120 km/h en solo 2.2 s; el dato de 100 a 200 km/h, 8.6s… y tenía mucho más para dar. Por ejemplo, 100 a 150 km/h: 2.4s.

Porsche Taycan Turbo S 2019. Recarga 800v

Es fácil rodar a 160-180 km/h. Devora el pavimento con un apetito pocas veces visto pero además, acompañados por un sonido como de nave espacial soberbio que se ha grabado con todas las partes que se mueven: motor, rodamiento de los neumáticos, el paso del aire que luego se reproduce y transmite una sensación inigualable.

Pero además puede ser confortable, caben hasta cinco personas, tienes dos cajuelas con 366 litros atrás con un piso completamente plano y otra adelante con 81 litros.

El equipo de sonido Bose es soberbio y tiene tres pantallas táctiles para darnos toda la información. No se pierden los tres relojes centrales ahora 100% digitales y configurables al gusto, más dos pantallas para modificar todo lo que queramos del auto, desde el modo de manejo, altura o equipo de sonido y navegador, hasta el aire acondicionado que por cierto, es de cuatro zonas y no tiene ventilas movibles, se modifica el flujo hasta en cuatro formas diferentes.

Porsche Taycan Turbo S 2019. Interior

Y como detalle importante, la calidad de ensamble y materiales es de lo mejor dentro de la marca. Impecable que por cierto, también suma piel sintética de muy buen tacto e incluso tapetes fabricados de materiales reciclados como las redes de pesca.

Todo en el Taycan 2021 está hecho con el cuidado y empeño que prometió la marca: hacer el sedán eléctrico más capaz, rápido y efectivo del mundo

Y concluyo en definitiva con la misma reflexión. Sí, tenía que ser Porsche quien estableciera la nueva referencia de lo que los autos eléctricos pueden y deben ser y no puedo dejar de pensar

en el futuro que ha establecido Porsche para los autos eléctricos. Porque de aquí, solo van a venir mejores cosas.