Al momento

Volvo lanza autos desde el aire en pro de la seguridad

Volvo Prueba de Choque Grúa 30m Altura

Volvo lanza 10 modelos nuevos desde una grúa a 30 m de altura para ayudar a los rescatistas a entrenar en situaciones de accidentes graves

Siguiendo su compromiso con la seguridad automotriz, Volvo ha realizado sus pruebas de choque más extremas hasta la fecha que involucran lanzar 10 modelos nuevos desde una grúa a 30m de altura.

Volvo Prueba de Choque Grúa 30m Altura

El fabricante de origen sueco cuenta con una de las instalaciones de seguridad más avanzadas del planeta, en donde someten a toda su gama de modelos a distintas pruebas independientes, para asegurar la protección de sus ocupantes.

Sin embargo, este ejercicio de soltar al vacío 10 nuevos modelos tiene como principal objetivo, proveer a los cuerpos de rescate, una oportunidad de entrenamiento muy valiosa.

Especialistas en extracción y liberación utilizan de manera recurrente los autos chocados del Centro de Seguridad de Volvo, para entrenar en sus habilidades para salvar vidas.

Volvo Prueba de Choque Grúa 30m Altura

Si bien, la oportunidad de trabajar con los modelos de pruebas de choques regulares, proveen de “materiales” indispensables para su entrenamiento, hay un límite de lo que pueden aprender de las pruebas de choque ordinarias.

Para preparar a los cuerpos de rescate ante cualquier escenario y simular las fuerzas desatadas en los choques o accidentes más extremos, Volvo ha llevado las pruebas de choque un paso más allá.

Por primera vez, lanzaron distintos modelos de su gama actual, como una Volvo XC40, múltiples veces desde una grúa que los mantenía suspendidos a 30 m de altura.

Volvo Prueba de Choque Grúa 30m Altura

Con estas acciones, Volvo puede replicar escenarios más cercanos a una situación de un accidente de grandes magnitudes, como choques de un solo vehículo a alta velocidad o accidentes que involucran que un auto se estrelle con un camión a gran velocidad.

En este tipo de situaciones, los pasajeros atrapados dentro de los autos accidentados pueden estar condiciones críticas, por lo que se vuelve una prioridad sacarlos del automóvil lo antes posible y llevarlos al hospital más cercano.

Utilizando herramientas hidráulicas, mejor conocidas como “las quijadas de la vida”, los rescatistas pueden acelerar el tiempo de extracción, y aprovechar al máximo el tiempo para salvar las vidas de los ocupantes atrapados.

Gracias al apoyo de Volvo con estas pruebas de choque extremas, los rescatistas especializados, pueden desarrollar nuevos métodos para liberar a los ocupantes atrapados en el interior de un vehículo después de un accidente severo.

En total, Volvo lanzó 10 distintos vehículos en distintas ocasiones, para que los cuerpos de rescate pudieran trabajar de manera científica, recabando datos, como la presión necesaria y métodos de corte, que estarán disponibles para los trabajadores de recate alrededor del mundo, de manera gratuita.