Al momento

MG5 – Prueba y análisis de costo de propiedad

El regreso de la marca MG a nuestro país está enmarcado por una gama de autos con una relación costo-beneficio atractiva, ¿cómo se coloca el sedán segmento?

En México los sedanes de entrada siguen siendo de los segmentos favoritos. Si bien no es el segmento de mayor crecimiento mes a mes, sí es el de mayor volumen en el total de la venta de autos en México.

Se puede colocar en dos grandes niveles, los sedanes subcompactos de acceso y los sedanes subcompactos más cercanos a los compactos.

Aquí justo se ubica el MG, para competir contra modelos como el Chevrolet Onix, Honda City, Hyundai Accent, Kia Rio Sedán, Mazda2, Nissan Versa, Peugeot 301, Suzuki Ciaz o VW Virtus.

Es un segmento muy competido, con rangos de precios desde los 250 mil pesos y hasta los 360 mil con muchas diferentes perspectivas y puntos de vista porque, aunque se ataque al mismo segmento, sí se buscan clientes diferentes.

Sus puntos fuertes

Definitivamente el espacio interior. Es por mucho el que mejores cotas ofrece de sus rivales pues mide 4.6m de longitud con una cajuela de 512 litros, contra 412 litros, por ejemplo, del Versa o los 469l del Onix.

 

Además del espacio es, junto con el Versa y el Mazda2, el que ofrece la mejor sensación y percepción de materiales. Hay mucho que se toca que tiene vinipiel acolchada que además de muy buena imagen.

Sí, hay materiales rígidos en algunas partes pero se combina muy bien con los otros e incluso se cuida hasta en las puertas traseras, así es que la sensación es positiva y a muchos sorprende lo bien terminado que está.

Digamos para el segmento o los rivales contra los que se enfrenta es uno de sus puntos clave, lo hace bastante bien.

También hemos notado muy buen ensamble, el coche se percibe bien armado, sólido, correctamente insonorizado para el segmento y precio en el que participa y la percepción que genera es mucho mejor de lo que nos pudiéramos imaginar.

También el equipamiento tiene muchas características que le hacen destacar y para aquellos que están buscando confort y equipo a buen precio, les hace un click inmediato.

Destaca, por ejemplo, que la versión tope tiene luces de LED, rines de 16”, quemacocos, vestiduras en piel sintética, una pantalla de 10”, asientos eléctricos para conductor y pasajero y calefactados, además de piel en volante y palanca. Completa también detalles de confort como vidrios eléctricos de un solo toque en todas las ventanillas.

Si hablamos de seguridad, esta versión tope, la Elegance CVT, viene con todo: seis airbags, ABS con EBD, ESP y un sistema de gestión adicional de control dinámico que le llevan VDC, asistente de arranque en pendientes, monitoreo de presión de neumáticos y freno de estacionamiento elctrónico.

Destacamos que la versión de entrada “Style” solo tiene doble bolsa, y no tiene ESP; las consecuentes de Excite y Elegance ofrecen todo y cuatro airbags.

Y a ello se suman detalles como una cámara de 360º con vistas en 3D y sensores de estacionamiento que le hacen lucir más caro, junto con detalles como climatizador, encendido por botón, una computadora de viaje o cluster digital a color y con gráficos llamativos, Android Auto y Apple Car Play.

La lista es amplia de equipamiento que no encontramos en todos los modelos del segmento, el más cercano el Versa, pero lo que no tiene uno  de sus rivales, lo tiene el otro, así es que MG hizo la tarea e investigó muy bien a los rivales.

Las pruebas

El motor, a pesar de que nuestra primera idea al conocer los datos de potencia y torque (113hp y 111lb/pie) nos parecieron contenidos, en la práctica no lo es tanto.

Solo podemos acusar datos menos efectivos por culpa de la transmisión. La CVT es poco elaborada, se siente lenta tanto en su respuesta como a la hora de hacer los cambios simulados, que ofrece 8.

Vaya, creo que incluso que una de las automáticas de cuatro que ofrece en otros de sus modelos pudiera comportarse mejor.

Una vez que el motor adquiere vuelo, la entrega de par es efectiva, pero hay que ir por encima de las 4,000 rpm para sentir algo de despegue.

Eso es un factor que afecta el desempeño para quien lo busque, pero que mejora el consumo en ciudad.

Los datos de consumo fueron también buenos para el segmento con 10.9 km/l en ciudad, más o menos en la parte baja del promedio, y en autopista, obtuvimos 15.1 km/l, consideramos que para el tamaño, segmento y precio, es un buen dato, no los mejores pero cumplen.

Ya en el promedio obtuvimos 12.8 km/l, bien a secas.

Si hablamos de los resultados en nuestras pruebas dinámicamente es más limitado. Con el equipo de medición Vbox que usamos para obtener los datos de todos los autos que pasan por la redacción, nos entregó 17.4 s, sí, lento para lo que ofrece el segmento con un Onix que hace 8.9s en el 0 a 100 km/h, Rio con 12.8s o Versa con 16.5.

La frenada fue más dentro del promedio, con 41.5 m de distancia desde los 100 km/h a 0 y además con unos frenos suficientemente resistentes a la fatiga, mejor que el Rio que nos dio 45.2m de distancia o 41.9m del Versa.

Costo de propiedad

Para este apartado consideramos factores como el costo del seguro, mantenimiento y consumo de combustible, así como el % de depreciación que, en este caso, será algo complicado de calcular pues es una marca nueva en el mercado, así es que tomaremos el promedio del segmento como base que ronda el 26%.

El costo del seguro anualizado es de 19,998.13 pesos, por gasto de consumo de combustible requeriremos 22,851 pesos anualmente y, los costos de servicio, por lo menos los primeros siete, van incluidos, por lo que el gasto es cero en este apartado.

Al final, podemos ver que tiene un costo muy similar al del Versa, uno de los líderes y rivales a vencer que tomamos como referencia.

El foco principal

Sin lugar a dudas, el MG ofrece una relación de costo/beneficio que va más allá de lo que solo se ve en la compra del auto, es decir, no solo considerando lo que me cuesta y de lo que veo que pago por ello.

MG está sumando extras que poco a poco son más valorados en nuestro mercado, como la garantía de siete años, los siete servicios de mantenimiento incluido y siete años de asistencia vial.

Digamos que MG apuesta a que los compradores en México son cada vez más pensantes y encontrarán el valor que esto suma a su compra.

El auto como tal tiene buenos argumentos y seguramente encontrará en sus clientes aquellos que buscan espacio interior y equipamiento por encima de desempeño o una manejo más comunicativo y que además valoren buena sensación de calidad y la oferta por valores adicionales como marca.