Al momento

Jeep Wrangler Rubicon 392: Todoterreno con el carisma de un V8

Wrangler Rubicon 392

El motor de 6.4 litros en el Wrangler Rubicon 392 genera 470 hp y acelera a 100 km/h en menos de cinco segundos, en un ataque directo a la Bronco.

Finalmente habrá un motor V8 en el Jeep Wrangler con el Rubicon 392, luego de más de casi cuatro décadas de ausencia con el CJ 304 cc que se vendió hasta 1983. Ahora se instala un V8 Hemi moderno, tomado de coches como el Challenger, Charger, Durango o Grand Cherokee, acoplado a una transmisión automática de 8 relaciones y con el mismo sistema Sele-Trac de tracción 4×4 que en los Wrangler con motor Pentastar.

Con este grado de potencia, promete devorar el cuarto de milla (402 m) en 13 segundos, convirtiéndose en el Wrangler más potente y rápido de la historia. También tiene un sistema de escape de modos duales que lo hacen el más ruidoso de todos los tiempos.

Wrangler Rubicon 392

Aun así, el Wrangler Rubicon 392 no es un vehículo para aceleración en línea recta o para el pavimento, porque también recibe mejoras para hacerlo el más capaz de todos. Tiene 262 mm de despeje libre al suelo y gracias a una recalibración en la articulación de la suspensión cuenta con un ángulo de entrada de 44.5 grados, de salida de 37.5 grados y ventral de 22.6 grados, que mejoran ligeramente gracias al kit de elevación de 51 m en la suspensión.

Con las mejoras, puede cruzar aguas de hasta 825 mm de profundidad ayudada por el sistema de inducción de aire que desvía más de 55 litros de agua del motor cada minuto y tiene una toma secundaria para mantener al motor encendido aun si el cofre está lleno de lodo.

Otras mejoras enfocadas a la conducción todoterreno están con la caja de transferencia de relación 2.72:1, que habilita la función de arrastre para pendientes muy empinadas de 48:1, aunque al no tener disponible una caja manual, se queda muy corta de la relación 84:1 de la Rubicon V6. Se ofrecen de serie amortiguadores de aluminio monotubo de marca Fox y los frenos mejoran para la Wrangler Rubicon 392.

Wrangler Rubicon 392

También mejora el marco del chasis y los brazos superiores de la suspensión, con nudillos de dirección de acero y ejes Dana 44 de uso rudo en ambos extremos, con tubos más anchos y diferenciales bloqueables. Como ocurre en otros Wrangler Rubicon, este 392 Hemi puede desconectar la barra estabilizadora para incrementar la articulación de la suspensión.

Las puertas que se presentaron con el concepto, sospechosamente horas antes del debut de la Ford Bronco, estarán disponibles en la versión de producción y también vendrá con todos los techos que se ofrecen en otros modelos del Wrangler, incluyendo el techo eléctrico de lona. Mopar ofrecerá un amplísimo portafolio de partes para personalizar al Wrangler Rubicon 392, todas con garantía de fábrica.

Desde el exterior, se puede diferenciar a este Wrangler con el V8 por su cofre, compartido solamente con el Gladiator Mojave, los acentos dorados en el exterior (en lugar de rojos, como en otros Rubicon) y las llantas de 17 pulgadas. El color dorado de incluye hasta en el interior, con costuras para los asientos y el volante, que ahora tiene paletas de cambio.

Wrangler Rubicon 392

El Wrangler Rubicon 392 empezará a producirse en meses próximo y es probable que termine llegando a nuestro mercado antes que la propia Ford Bronco, que por la gran demanda que ha tenido podría retrasarse algunas semanas. Con un V8 en la Wrangler, creemos que el paso lógico será incluirlo en la familia de la Gladiator.