Al momento

Suzuki Jimny 2021: primer contacto todoterreno

Uno de los autos más icónicos del mercado japonés llega a México envuelto en un halo de sorpresa y una rudísima prueba de 4×4.

Sin siquiera imaginarlo, de un día para otro ya estábamos manejando la nueva generación del carismático Suzuki Jimny en México.

La marca logró guardar el secreto que muchos clientes pedían a gritos y que nosotros en particular teníamos muchas ganas de conducir.

Y para ello, en su lanzamiento, organizaron una prueba de manejo de más der 40 km sobre terracería y pasos complejos que retaron a coche conductor (vaya, hubo quienes decidieron no hacer algunos), que nos tomó más de 7 horas hacerlos.

Todos los detalles de la llegada del auto a México ya los comentamos en esta nota, así es que ahora nos enfocaremos en nuestro primer contacto en manejo fuera del camino.

¿Es tan popular?

El Jimny tiene en su haber 50 años de historia y para los japoneses es importantísimo. Nada más acaba de ser seleccionado para formar parte del Salón de la Fama del Automóvil de Japón, como uno de los tres “Automóviles Clásicos de Importancia Histórica”.

Y es el que Jimny, lanzado en 1970, ganó su reconocimiento por sus capacidades 4×4. Ha sido auto patrulla para guardabosques, equipos de rescate y emergencia, pero además fue el primer auto con tracción en las cuatro ruedas que cumplía con las especificaciones que exigía Japón en aquellos tiempos denominados “Kei car”, autos de postguerra que se crearon para reactivar la industria automotriz pero que debían cumplir con requisitos específicos de tamaño, potencia y precio.

Además de sus especificaciones mecánicas, su precio, diseño y efectividad, lo convirtió en uno superventas en Japón. Incluso ha sido reconocido como el World Urban Car en 2018.

Muy capaz

Durante la confirmación de la llegada del modelo a nuestro país, pudimos comprobar los porqués de este carismático modelo.

Su construcción es la típica de los 4×4 de antaño, pero con una solidez que no esperábamos. De hecho ha cambiado muy poco en su concepto desde su creación: carrocería cuadrada y diseño sencillo.

Mide apenas 3.4m de largo, ofrece espacio para cuatro aunque en realidad solo dos viajan cómodamente y la cajuela es casi inexistente, pero es único.

Jimny LCV Interior

Basado en una plataforma de largueros actualizada y ligera (apenas 1,100 kg), el Jimny mantiene en el punto más básico posible su mecánica, desde la dirección sin asistencia eléctrica alguna, hasta la conexión del sistema de 4×4 con reductora mediante palanca. Tradicional, sencillo y efectivo.

El motor de 4 cilindros con 1.5 litros y 102hp, es como de la vieja escuela, más bien robusto y con mucho torque en la parte baja de las revoluciones, ideal para sacarlo del camino y exigirle sin temor.

Jimny Carga chasis

 

 

Pero además lo combina con aplicaciones de electrónica que le permite mejorar sus ya de por sí buenas capacidades.

No ofrece un bloque de diferencial, pero sí permite a través del ESP frenar las ruedas libres para mejorar el desempeño en la que tiene tracción.

También suma un control de descenso en pendiente que puedes variar la velocidad en función de la relación engranada (L por ejemplo en la caja automática además de si tienes o no conectado el 4L).

Si bien no tiene neumáticos para condiciones muy deslizantes, son suficientemente buenos, dan mucha tracción y tienen un perfil alto (195/80 R15) que reduce las vibraciones de los caminos en mal estado al interior y pueden pasar por espacio muy cerrados.

Además, hay muy buen recorrido de la suspensión para poder afrontar pasos complicados, con muy buenos ángulos de ataque 37º y salida de 49º, además de un altura al piso de 21 mm.

Su ligereza y efectividad, permiten que sea uno de los modelos más efectivos que puedes encontrar en el mercado a ese precio.

Vaya, lo más cercano que nos viene a la mente es un Wrangler de Jeep que cuesta más del doble.

Sí, en caminos de curvas o autopista lo que le hace capaz fuera del camino cobra algo de factura. No es muy rápido y el alto centro de gravedad no le permite atacar con agilidad las curvas, pero cumple con movernos del punto A al B.

Además, hay que insistir mucho en el carisma que entrega y que en cuestión de equipamiento es sumamente completo, con faros de LED, seis bolsas de aire, frenos ABS con EBD, ESP y conectividad con Android Auto y Apple Car Play, equipo eléctrico, climatizador y materiales de muy buena calidad y ensamble.

Es de esos autos que se vuelven icónicos porque se vuelven únicos en sus características, nos recuerda de inmediato a un Mazda MX-5, un auto que en su propia practicidad tiene su encanto y carisma que lo hace también un irrepetible.

Más adelante tendremos oportunidad de hacer una prueba más completa al modelo, tratando de entenderlo como un todo en un mercado que reconoce su propio valor por su carácter y personalidad.