Al momento

Sean Connery: Sus coches más icónicos como James Bond 007

Sean Connery como James Bond: Mejores coches

Sean Connery es uno de los mejores actores que han interpretado al famoso James Bond y por eso recapitulamos a los que creemos son sus mejores autos.

Sean Connery fue el primer agente 007 con licencia para matar y protagonizó a James Bond en un total de seis filmes, o siete si se incluye “Nunca digas nunca jamás” de 1983. Como tal, con él empezó la larga tradición de los coches Bond, que los entusiastas del motor valoran como si fueran auténticas joyas.

Los coches que manejaba eran siempre elegantes y hermosos, pero hasta podríamos decir que fue Sean Connery el encargado de hacerlos todavía más famosos en todo el mundo, desde el legendario Aston Martin DB5 hasta el poco conocido, pero igualmente especial Toyota 2000GT.

Así, vamos con una recapitulación de los que nos parecen sus coches más icónicos.

Aston Martin DB5 – Goldfinger (1964)

El hermoso y deseado Aston Martin DB5 ha aparecido en siete de las películas de James Bond, incluida la que está por estrenarse “No Time To Die”. Sin embargo, el primer actor que lo usó como el coche oficial de James Bond fue Sean Connery en el filme Goldfinger de 1964 y luego otra vez en “Thunderball” de 1965.

Luego lo usaron Pierce Brosnan y Daniel Craig, pero siempre quedará en la memoria que fue Sean Connery quien le dio vida como coche Bond. El DB5 es tan famoso que Aston Martin fabricará réplicas con todo y metralletas de calibre .303 incluidas (falsas, obviamente) y cobrará 3.5 millones de dólares por cada coche. Ese auto tiene el nombre de la película original en el nombre, ‘DB5 Goldfinger Continuation‘.

Toyota 2000GT – You Only Live Twice (1967)

Quizá pocos sepan que Bond usó un coche japonés, pero lo hizo y también está catalogado como uno de los más hermosos de la historia. Son tan escasos, que cuando sale uno a la venta regularmente se vende por precios cercanos al millón de dólares.

Toyota 2000 GT Roadster, echo especialmente a la medida de Sean Connery

La anécdota está en que el 2000GT era regularmente un coupé, pero para que Sean Connery cupiera en el asiento del acompañante, Toyota logró fabricar dos modelos ‘roadsters’ en tan solo dos semanas, que pudieran ser usados para la filmación. El 2000 GT no lo maneja Bond directamente, sino el agente de inteligencia japonesa Aki, que demuestra ser muy hábil tras el volante en las calles de Tokio.

Ford Mustang Mach 1, coche de Bond en Las Vegas

Ford Mustang Mach 1 – Diamonds are Forever (1971)

Podría ser el coche que representa lo opuesto a lo que es Bond, pues el Ford Mustang setentero era radical y complicado, pero sigue siendo una auténtica joya. Sean Connery lo conduce por las calles de Las Vegas con la chica Bond, Tiffany Case, en el asiento del pasajero.

La escena más famosa representa también un error de continuidad en la filmación, pues Bond lo inclina hacia el lado del pasajero en un callejón, pero sale inclinado del lado del conductor.

Sunbeam Alpine Series II, el primer coche de Bond y de Sean Connery

Sunbeam Alpine Series II – Dr. No (1962)

Merece reconocimiento a pesar de no haber sido el coche más espectacular por las armas que tenía o por sus prestaciones, pero el Sunbeam Alpine fue el primer coche oficial de James Bond, y apareció con Sean Connery en el filme de 1962.

Además, es indudablemente inglés, con el formato del tradicional roadster ligero y muy ágil, con motor delantero y propulsión posterior.