Al momento

Audi quattro: el sistema de tracción integral cumple 40 años

40 Años Audi quattro

Desde 1980 con casi 11 millones de unidades producidas, Audi nos demuestra el legado y el futuro de su tecnología quattro

Entre todas las características que los modelos de Audi que se han ofrecido en el mercado a lo largo de los años, la tracción integral denominada quattro es uno de los rasgos más representativos y este año celebra su 40 aniversario.

40 Años Audi quattro

Después de ser pioneros en el campo de la tracción delantera para sus vehículos de DKW en los años 30s, Audi es reconocido actualmente por la integración de los sistemas de tracción quattro, más que por cualquier otra cosa.

El hecho de que llevan casi 11 millones de unidades producidas con el sistema de tracción a las 4 ruedas y que se ofrezca en todos sus modelos, a excepción del pequeño A1, lo confirman.

quattro para todos

Audi RS6 2020

Parte de este éxito con el sistema quattro, tiene que ver con la adaptación en los distintos modelos de la gama de la marca de los 4 aros, con distintas configuraciones disponibles, dependiendo de la configuración mecánica de sus autos.

Por ejemplo, los modelos con motor delantero longitudinal tienen 2 tecnologías disponibles que se utilizan de acuerdo con el enfoque del modelo, con el sistema quattro permanente de diferencial central bloqueable.

Esta aplicación puede distribuir un 40 por ciento al eje delantero y 60% al posterior, creando un comportamiento “más deportivo” que, de ser necesario, puede transferir hasta un 70% de fuerza al frente y un 85% hacía atrás.

Audi A4 esquema quattro

Por otro lado, encontramos a los modelos con el sistema quattro y tecnología Ultra, que ha sido optimizado para mejorar el balance entre un mejor control en la maniobrabilidad y la eficiencia de consumo de combustible.

Con esta nueva aplicación, el sistema quattro ultra puede cambiar su modo de operación a tracción delantera únicamente, gracias a que un embrague de discos múltiples en el eje desconecta el diferencial trasero y abre la transmisión.

De esta manera, se elimina disminuye el arrastre que hace que los sistemas de tracción integral convencionales sean menos eficientes. En caso de requerir intervención del sistema en las 4 ruedas, el complejo sistema puede acoplar el segundo eje en cuestión de milisegundos.

Además de ofrecer un mejor control es ciertas situaciones, los conductores de los modelos Audi con el sistema quattro ultra, no notarán un funcionamiento distinto al de los quattro permanentes, salvo en la mejora de eficiencia.

Audi S3 Sportback Esquema quattro

Afortunadamente, los modelos de Audi equipados con mecánicas transversales también tienen una solución para incorporar la afamada tracción quattro dentro de sus gamas, ampliando la experiencia a más clientes de Audi.

Para estos modelos, el sistema quattro incluye un embrague de discos múltiples ubicado en el eje trasero que mejora la distribución de pesos en el vehículo y se controla de manera hidráulica para distribuir el troque entre el eje delantero y el posterior.

Gracias a este planteamiento, la distribución del torque entre el eje delantero y trasero puede comenzar al momento de que el auto comience a desplazarse por una curva.

 

Por si fuera poco, el sistema quattro también está disponible para el superauto Audi R8 con todo y su configuración de motor central. En esta ocasión, el embrague de discos múltiples se ubica en el eje delantero, para mejorar la distribución de pesos y mandar torque hacia el eje delantero cuando sea necesario.

40 años de historia

Audo Auqttro S & Volkswagen Iltis Nieve

Si bien, la introducción del sistema quattro en un modelo de producción inició en 1980 con el mítico Audi Quattro, los ingenieros tardaron varios años perfeccionando el sistema para hacerlo lo más eficiente y ligero posible, pues la mayoría de los componentes existentes estaban pensados para todoterrenos más extremos.

Su aplicación en el automovilismo, hizo que Audi ganara los campeonatos del WRC de 1982 hasta el 1984, con el Audi Quattro, pero sabían que su implementación en modelos de calle ordinarios podrían beneficiar a los conductores con un manejo más seguro.

Fuera del deportivo Audi Quattro, la integración del sistema de tracción a las 4 ruedas fue llegando a modelos como el Audi 80, el Audi 100 CS Quattro y distintos modelos legendarios como la Audi RS2, que inició otro capítulo de los modelos deportivos de Audi Sport.

El futuro de quattro

Aud e-tron S Sportback quattro

Con la llegada de las agresivas estrategias de electrificación, el sistema de tracción integral quattro, todavía tiene aplicaciones en el campo de los Audi eléctricos, con el nuevo sistema quattro 2.0.

Tanto el Audi e-tron y e-tron Sportback, cuentan con la nueva generación del afamado sistema quattro, el cual es completamente operado por software y puede funcionar de manera directa con los motores colocados en el eje trasero y delantero.

Para lograrlo, las complejas unidades electrónicas de control en la suspensión y las de la mecánica, trabajan de manera conjunta, regulando de manera ideal el torque entre los ejes, con función del tipo de manejo y las condiciones.

La mayoría del tiempo, el sistema quattro de las SUVs eléctricas funciona solamente en el eje trasero, por cuestiones de eficiencia energética, pero si el conductor solicita una mayor respuesta, la unidad frontal se activa de inmediato.

Este acoplamiento puede suceder en 30 milisegundos y también se realiza de manera predictiva antes de que un deslizamiento se genere en las SUVs eléctricas, ya sea por agua o hielo en la superficie o por subviraje o sobreviraje.

El resultado de este planteamiento es una maniobrabilidad extremadamente precisa, que además se puede ajustar con los sistemas de control de la suspensión y sus distintos reglajes.