Al momento

Mercedes-Benz reduce costos eliminando a la caja manual

Mercedes-AMG E63 01

Mercedes tiene como objetivo reducir costos y el número de modelos así como las opciones en cada uno y eso incluye eliminar la caja manual.

Daimler, compañía padrina de Mercedes-Benz, anunció que recortarán los costos fijos, gastos de capital y de investigación y desarrollo en un 20 por ciento para el 2025, comparado con los niveles del 2019. Esta estrategia busca reposicionar a la marca como una marca más exclusiva y de lujo y pasa por que Mercedes elimine a la caja manual.

Mercedes-Benz tiene la ambición de alcanzar un retorno de dos dígitos en el margen de ventas, algo que pretenden alcanzar duplicando las ventas de los modelos de Maybach e incrementando significativamente las de AMG y la Mercedes Clase G, que será una submarca independiente dentro de Mercedes-Benz.

“Perseguiremos una rentabilidad de portafolio más alta, nos dirigiremos por el margen de contribución, moveremos el margen del portafolio existente hacia arriba y el capital a productos de lujo y de alta gama,” dijo Harald Wilhelm, CFO de la marca en una presentación virtual de la estrategia de la compañía.

Mercedes-AMG GT

Para el 2025, Mercedes-Benz AG espera un retorno en ventas en el rango del 5 al 9 por ciento, incluso en condiciones desfavorables del mercado.

Daimler ya redujo costos por la pandemia del coronavirus, que detuvo las ventas y llevó a pérdidas operativas en los primeros dos trimestres del año.

Para contrarrestar las pérdidas, dejaron de fabricar sedanes en Norteamérica para enfocarse en las más rentables SUVs, sacando al Clase A Sedán de producción en Aguascalientes y al Clase C de Estados Unidos. También combinaron su desarrollo de celdas de combustible con Volvo y pararon el desarrollo de coches autónomos en conjunto con BMW.

Mercedes-Benz con caja manual

Reducir costos y complejidad eliminando las cajas manuales

Aunque Mercedes ya no comercializa autos con caja manual en México, lo harán paulatinamente en todos los mercados en donde aun las ofrecen, además de reducir dramáticamente el número de motores de combustión en su gama, para simplificarla y bajar los costos de producción.

El fabricante alemán ha tomado la decisión como parte su estrategia para alcanzar un crecimiento que también sea rentable en el segmento premium y esto incluye un foco en trenes motores eléctricos, el desarrollo de software para los coches y el plan de reducción de costos que terminará con la caja manual.

“Vamos a una estrategia más modular, y vamos a reducir el número de opciones significativamente.”

No hay una fecha específica para la eliminación de la cajas manual en Mercedes, pero seguramente se dará no incluyéndolas en nuevas generaciones o rediseños de media vida conforme estos vayan llegando al mercado. Tampoco hay detalles referentes a los motores que saldrán de producción, pero podemos suponer que acudirán a los mismos bloques para tener diferentes niveles de potencia de forma tal que, por ejemplo, un 2.0 litros turbo podrá cumplir la función de un 1.6 litros, de un 2.0 litros y hasta de un V6, calibrándolo de diferentes formas para tener versiones de 160, 200 y 250 hp.

Y tiene sentido, porque Mercedes-Benz no es una marca que se caracterice por las cajas manuales o cuya imagen esté directamente relacionada a ellas. Siendo una marca de lujo antes de que coches deportivas, puede ser mejor reconocida en todo el mundo por el comfort y suavidad de una caja automática. Por si fuera poco, la participación de mercado de estas transmisiones dentro de Mercedes-Benz se ha reducido de forma importante en los últimos años, haciendo que sea difícil justificar la inversión para el desarrollo de mejores versiones.