Al momento

BMW 128ti: El primer hot-hatch de tracción delantera de su historia

BMW 128ti

Cuando creíamos que el 2020 no podía ser un año más raro, BMW presenta al 128ti, un hatchback deportivo de tracción delantera que revive las siglas ‘ti’.

Tal como se adelantó hace unas semanas con las primeras imágenes oficiales, BMW ya ha lanzado al 128ti, un hot hatchback que se coloca debajo del M135i xDrive en la gama del Serie 1 pero por encima de todos lo demás, con un foco muy particular. Si el M135i xDrive fue pensado para competir con el Golf R por su formato, potencia, motor y tracción integral, este es una flecha directa al VW Golf GTI.

Además, revive las siglas ‘ti’, que quieren decir Turismo Internazionale y que fueron usadas por última vez en el 325ti Compact de los noventas aunque también se emplearon en el legendario BMW 2002 ti.

Mecánicamente, el nuevo BMW 128ti echa mano del mismo bloque turbocargado de 2.0 litros que el M135i más potente (¿recuerdan cuando los nombres de los BMW estaban ligados al desplazamiento de los coches?), pero aquí va calibrado a 261 hp y 295 lb-pie, a diferencia de los 306 hp del tope de gama. Asociado a una caja automática de 8 relaciones y con 80 kg menos que el M135i por la ausencia del sistema xDrive (pero sin la ventaja de tracción) acelera a 100 km/h en unos muy respetables 5.1 segundos según números oficiales.

Siendo un auto de alto desempeño, BMW lo ha equipado con una suspensión M Sport especialmente puesta a punto que reduce la altura al piso en 10 mm y lo ha dotado de un barras estabilizadoras más anchas, tomadas del ya citado M135i xDrive, así como de resortes y amortiguadores más firmes.

BMW 128ti

Este BMW 128ti también emplea el mismo sistema de frenos que el M135i y rines especiales de 18 pulgadas con llantas Michelin Pilot Sport 4. Para terminar de separarlo de otros Serie 1, este tiene la parrilla de riñón y las carcasas de los espejos en color negro, así como un acento único en el faldón lateral y el logo ti.

El interior presenta acentos de color rojo y el logo en el descanzabrazos central, así como costuras contrastante en los paneles de las puertas, en el tablero y en el volante.

BMW 128ti

Lejos de solo pensar en el BMW 128ti como una versión inferior al M135i xDrive, sería correcto considerarla una variante de diferente enfoque pues no todo gira alrededor de la potencia del motor en un coche como estos. Siendo más ligero pero con todas sus piezas igualmente calibradas para ser un coche deportivo, este nuevo modelo será el más ágil y responsivo, ese que exige talento para manejarlo rápido mientras que su hermano mayor de tracción total se colocará más como un coche cómodo para hacer largas distancias rápidamente con facilidad, similar a lo que tendrá Volkswagen con el futuro Golf GTI TCR y el Golf R, respectivamente.