Al momento

Grupo Volkswagen revisa el futuro de Bugatti, Lamborghini y Ducati

Lamborghini Urus 10 mil

Lamborghini podría ser una empresa de inversión pública en el futuro, pero con el Grupo Volkswagen reteniendo el control.

Ejecutivos del Grupo Volkswagen confirmaron que la marca evalúa el futuro de Bugatti, Lamborghini y Ducati como marcas del grupo y se cree que la junta directiva podría discutir una estrategia en noviembre para duplicar su valor a 200 mil millones de euros. Esta evaluación podría traer consigo socios tecnológicos para Lamborghini, Bugatti y Ducati, reestructuración o la potencial venta de algunas de las marcas.

Reuters recibió información de dos ejecutivos anónimos de Volkswagen de que la compañía necesita determinar si tiene los recursos para desarrollar plataformas para coches eléctricos para estas marcas relativamente pequeñas, sin dejar de invertir en la electrificación de las marcas principales.

Lamborghini Sián Roadster

En el 2019, Lamborghini vendió 4,554 unidades, un récord para la marca, mientras que Bugatti vendió solamente 82 y Ducati puso en el mercado 52 mil motocicletas. El Grupo Volkswagen considera que puede no tener sentido invertir en el desarrollo de electrificación para estas marcas si de todos modos no son atractivos para los compradores, que siguen pidiendo vehículos de combustión por lo que emocionalmente representan.

El CEO del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, no comentó nada al respecto pero en una entrevista con Reuters admitió que tienen que reinventarse ante una era de vehículos eléctricos y autónomos.

“Estamos constantemente revisando nuestro portafolio de marcas, particularmente durante esta fase de cambio fundamental en nuestra industria. En vista de la disrupción del mercado, debemos enfocarnos y preguntarnos a nosotros mismos lo que la transformación significa para las partes individuales del grupo,” comentó Diess. “Las marcas ahora tienen que ser medidas con base en nuevos requerimientos. Por electrificación, por alcance, por digitalización y por la conectividad del vehículo. Hay nuevo espacio para maniobrar y cada marca tiene que encontrar su nuevo lugar.

Hace solamente dos semanas, se dio a conocer la noticia de que el Grupo Volkswagen consideraba seriamente vender a Bugatti a la marca de híperautos eléctricos de origen croata, Rimac, a cambio de una mayor participación de Porsche, alcanzando hasta un 49 por ciento.

Por su parte, Lamborghini parece estar a salvo dentro del Grupo Volkswagen aunque se baraja la posibilidad de hacerla una empresa pública, como hicieron recientemente Ferrari y Aston Martin. De acuerdo con las fuentes con las que habló Reuters, Volkswagen se ha puesto en contacto con “banqueros e inversionistas potenciales sobre el listado de la marca italiana en el mercado de valores.”

La decisión llegaría en noviembre y se buscaría que pasara algo similar a lo que consiguió Ferrari, cuyas acciones se han triplicado desde que apareció por primera vez. Esto también le permitiría a Audi, dueña de la marca, recibir inversiones para desarrollar superautos eléctricos, que aunque pudieran no ser la elección de los fanáticos de la marca, serán necesarios para asegurar su futuro de cara a las regulaciones anticontaminantes en estados y países, como California, que vetarán la venta de autos nuevos con motores de combustión en las próximas décadas.