Al momento

La EPA cuestiona el veto de California a los motores de combustión

Gobernador California Autos Cero Emisiones

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) ha cuestionado al gobernador de California Gavin Newsom por el veto de los autos de combustión para 2035.

De acuerdo con Andrew Wheeler, administrador de la EPA en Estados Unidos, el plan de California del veto las ventas de autos nuevos con motores de combustión interna empezando en 2035 podría no ser viable. Este plan requeriría que todos los autos nuevos que se vendan a partir de ese año sean eléctricos o de hidrógeno y eso podría tener un impacto en la red eléctrica del estado.

También añadió que el anunció podría estar sujeto a una aprobación del gobierno federal, porque en 2019, la EPA emitió reglas exceptuando a California respecto a la venta de autos eléctricos. Una corte que evalúe el caso sigue pendiente.

“El récord de California con apagones, sin precedente por tamaño y alcance, asociados con los recientes pedidos de estados vecinos por energía hacen que se cuestione cómo planean tener una flota de autos eléctricos que vendrá con incrementos considerables en la demanda de electricidad, cuando ni siquiera pueden mantener las luces encendidas con la demanda actual,” escribió Wheeler al gobernador Newsom.

California representa el 11 por ciento de todos los coches vendidos en la unión Americana y muchos estados a lo largo y ancho de todo el país han adoptado su política respecto a autos ecológicos. Este movimiento es el más importante que ha realizado cualquier estado y se asemeja a lo que se ha regulado en muchos países y ciudades de Europa. Pero choca frontalmente con las políticas en favor de los combustibles fósiles del presidente Trump, según reportó Reuters.

Cuando anunció el plan de vetar las ventas de autos a gasolina y diésel para el 2035, la oficina del gobernador dijo que el sector del transporte es responsable por más de la mitad de todas las emisiones de carbono en California, 80 por ciento de la contaminación que forma smog y 95 por ciento de todas las emisiones tóxicas de diésel.