Al momento

BMW 128ti: Un hot-hatch más puro que tiene en la mira al Golf GTI

BMW 128ti

El recién lanzado BMW Serie 1 tendrá una versión más pura y radical en la forma de este 128ti, menos potente que el M135i pero también más ligero y directo.

Mucho se decepcionaron los entusiastas cuando, después de meses de especulaciones, se confirmó que la tercera generación del BMW Serie 1 se pasaría a un chasis de motor transversal y tracción delantera y seguiría el camino de todos en lugar de ir por el propio, ese de un hot hatch diferente con el balance y la neutralidad que solamente un motor longitudinal y la propulsión al eje posterior podían darle. El nuevo BMW 128ti intentará capturar esa magia con un motor más potente que el del 118i, pero sin el peso añadido del sistema de tracción integral, presente en el M135i.

La base del nuevo Serie 1 es sumamente buena y con ella, irá tras del legendario Volkswagen Golf GTI, aprovechando la nueva disposición del chasis para participar en de lleno en ese segmento.

BMW 128ti

Si el M135i es un coche más de reacciones seguras en el que es realmente fácil para cualquiera ir rápido, similar en filosofía al Golf R o al Audi S3, este BMW 128ti irá tras de una experiencia de conducción más pura y directa, una que rete al conductor si quiere obtener un buen tiempo en circuito. El apellido ti fue usado por BMW en el 1602 y en el 2002 de los sesentas y hasta Alfa Romeo lo ha empleado por décadas.

El BMW 128ti moderno está motivado por un bloque de 2.0 litros, idéntico al del M135i, pero calibrado a 265 hp en lugar de los 306 del modelo con tracción integral. Mantiene las mismas 295 lb-pie de par y la transmisión automática de 8 relaciones de origen Aisin, pero suma un diferencial Torsen autoblocante para darle más tracción en curvas rápidas.

El dato oficial de la aceleración de 0 a 100 km/h es de 6.1 segundos y como decíamos, está hecho para caminos con curvas pronunciadas. Los ingenieros se enfocaron en que el hatchback compacto involucrara más al conductor, con una dirección recalibrada y una suspensión más firme y baja para conseguir apoyos más rápidos en curvas.

Finalmente, los frenos del BMW 128ti son los mismos que los del M135i xDrive, así que toda la potencia tendría que estar bien contenida.

Las primeras imágenes oficiales son de un BMW 128ti ligeramente camuflado conduciendo cerca de los cuarteles generales de BMW en Munich y escondiendo detalles de la fascia y el logotipo en la compuerta trasera.

Con este modelo, intentarán retar directamente el Golf GTI y especialmente, a la variante TCR que está en camino, con un enfoque muy parecido al de este BMW 128ti, pensando más en involucrar al conductor que en aislarlo y facilitarle las cosas.