Al momento

Chevrolet Tracker 2021 – Test técnico – Una grata sorpresa

Chevrolet Tracker Test Técnico

La Tracker 2021 es la apuesta de Chevrolet al segmento de las SUVs subcompactas, uno de los más importantes por volumen en el mercado mexicano.

La Tracker 2021 es uno de los nuevos modelos más esperados del 2020 en México y representa la gran apuesta de Chevrolet a un segmento en el que fueron pioneros y en el que actualmente tienen una presencia importante, primero con un modelo del mismo nombre y origen japonés y más recientemente con la Trax, que convivirá con la nueva Tracker al menos un año.

Montada sobre la arquitectura GEM que conocemos en México por el Onix y que se usa en varios productos de General Motors en Asia y Latinoamérica, la Tracker 2021 toma las virtudes del sedan subcompacto para hacer la transición a una SUV sumamente competitiva por sus cualidades dinámicas, calidad de acabados y equipamiento.

Chevrolet Tracker Test Técnico

Chevrolet Tracker: Un interior muy bien resuelto y con muchas amenidades

En la cabina, lo más evidente en la nueva Chevrolet Tracker 2021 es el parentesco que guarda con el ya citado Onix, pues emplea muchos de los mandos de este último. Desde el volante, el cuadro de instrumentos, los controles para el climatizador y hasta el sistema de infotenimiento.

De apariencia vistosa, la calidad real en el interior respalda a la calidad percibida, pues la base es mucho más que plásticos de buena apariencia, aunque de tacto rígido, y tapizados texturizados de tonos contrastantes en el tablero y puertas, porque los enraces son sumamente buenos y los mandos transmiten solidez al operarlos. También destaca que la interfaz del sistema de infotenimiento es sumamente responsiva e intuitiva, compatible con Android Auto y Apple CarPlay y se comparte con productos de la gama alta de Chevrolet.

 

Chevrolet Tracker Test Técnico

Aunque los asientos son sencillos en sus reglajes y nos gustaría contar con accionamiento eléctrico en esta versión Premier o con un mejor soporte para muslos, es fácil encontrar la posición de manejo adecuada y no hay fatiga tras manejar por algunas horas. El tapizado de los asientos en este acabado tope de gama es de un símil cuero convincente y robusto, que tiene tono azul y negro y costuras de color gris, que armonizan con los colores elegidos para el tablero.

La habitabilidad en el interior es buena para 4 pasajeros y algo más justa para 5, con una cajuela de 393 litros, ligeramente por debajo de la media del segmento en el que participa, pero con formas aprovechables y una boca generosa para introducir objetos de gran tamaño.

Remata la propuesta con un completo nivel de equipamiento, empezando por unos faros de LED que nos parecen excelentes por la iluminación que brindan en condiciones de poca luz o un enorme techo panorámico, que incrementa la sensación de espacio en la cabina.

Otras curiosidades que nos parecen muy inteligentes es que, por ejemplo, cuando el climatizador está en modo automático y entra una llamada telefónica, ajusta por cuenta propia la velocidad del ventilador para que el ruido del aire no se entrometa en la llamada. Inédita en este segmento es la alerta de colisión frontal con un funcionamiento intuitivo que parece estar especialmente calibrado para las condiciones de manejo de nuestro país, entrometiéndose solo cuando es realmente útil.

También tiene monitoreo de punto ciego y cámara trasera con sensores acústicos y suma el sistema de telemática OnStar con WiFi 4G LTE para hasta 7 dispositivos, servicio de concierge y respuesta inmediata en situaciones de emergencia.

Chevrolet Tracker Test Técnico

Propuesta dinámica convincente

Dinámicamente, la transición del Onix a una SUV está sumamente bien conseguida pues, aunque obviamente no tiene la misma respuesta ágil en los mandos por el mayor recorrido de suspensión, las llantas de mayor diámetro o el mayor peso del conjunto, sigue siendo noble y predecible en sus reacciones cerca del límite, con una dirección precisa y suficientemente rápida y un chasis que la respalda en cada movimiento.

Es muy estable a velocidades altas y la suspensión sigue siendo, como el Onix, tirando a blanda, lo cual ayuda a filtrar vibraciones e imperfecciones a la cabina y le confiere una calidad de marcha coherente con la propuesta de confort que reina en esta categoría, menos cruda en el amortiguamiento que una Kia Seltos pero sin llegar a tener la sofisticación de marcha de la VW T-Cross o de la Honda HR-V.

Chevrolet Tracker Test Técnico

Chevrolet Tracker, alce en seco

Test técnico

El propulsor es el turbo de 1.2 litros y 3 cilindros que tiene solamente la versión Premier del Onix y mantiene la misma contundencia para acelerar a medio régimen, aunque el dato obtenido en la prueba de aceleración, de 11.4 s en el mejor de los casos, queda muy desfasado de su contraparte sedán suponemos que por tener unas llantas de mayor diámetro a igualdad de potencia, torque y relaciones de transmisión.

Por esto, el turbolag es más notorio al arrancar y eso es lo que añade esos segundos adicionales en la aceleración a 100 km/h respecto a los 8.9 s del Onix, pero sigue siendo una de las más rápidas de su segmento, superando con diferencia los 15.1 s de una Seltos 1.6 o los casi 20 s de una VW T-Cross.

Chevrolet Tracker Test Técnico

Chevrolet Tracker, slalom

Con esta combinación, entregó unos razonables 11.4 km/l en manejo urbano y unos excelentes 16.5 km/l en autopista, siempre que se circule a velocidades constantes de entre 100 y 120 km/h.

La transmisión automática de 6 relaciones está sumamente bien emparejada con el propulsor y es lo suficientemente inteligente para cambiar de primera a segunda debajo de la línea roja entendiendo que se tendrá mejor empuje en segunda a medio régimen con el turbo entregando plena energía que a más de 6 mil rpm en primera. Ya si nos ponemos con quejas concretas que realmente no nos parecen trascendentales, los cambios ascendentes podrían ser más rápidos y dadas las cualidades del propulsor, sería interesante tener un modo de cambios manual en la palanca, pues el modo L con selector de balancín es más para retención, fijando una relación tope según se elija.

Chevrolet Tracker Test Técnico

En la prueba de frenado desde 100 km/h, el conjunto de discos y tambores arrojó un mucho mejor dato que el Onix, con 39.95 metros en el mejor de los casos suponemos que en parte por el mayor diámetro de las llantas o el piso 20 mm más ancho, además de que estas parecen tener un mejor agarre en general. Además, el pedal es consistente luego de varios ejercicios, con un tacto firme y fácil de modular.

En el alce, la Chevrolet Tracker inspira seguridad para pasar rápido por el ejercicio, ayudada por un chasis muy bien pulido de apoyos seguros y limpios, sin rebotes aun entrando al ejercicio a más de 70 km/h, aunque ya luego el control de estabilidad deja la responsabilidad al bastidor y no la frena lo suficiente para entrar al último carril. También ayuda la precisión de la dirección al momento de apuntar a velocidades altas y aunque el cabeceo de la carrocería de hace sentir, la sensación siempre es de seguridad y las reacciones predecibles.

En el slalom, la velocidad máxima de paso es de 49 km/h ayudada por la pulcritud de su chasis y por los buenos modales de la ya citada dirección, además de unas llantas que dan el agarre apropiado. Cuando pierde tracción, lo hace con progresividad y comunicando con éxito al conductor lo que ocurre entre las llantas y el pavimento.

Costo estimado de propiedad en el primer año
Combustible*  $           22,328.24
Seguro**  $           12,353.00
Mantenimiento***  $             1,449.00
Costo total  $           36,130.24
Depreciación estimada a 3 años**** 39%
Consumo mixto (km/l) 13.1
Km recorridos por año estimados 15,000
Precio combustible ($) 19.5
Costo de combustible estimando 15,000 km por año y un precio de 19.5 pesos por litro*
Cobertura amplia para un hombre de 27 años residiendo en la Zona Metropolitana de la CDMX**
Costo del mantenimiento de 12,000 km o 12 meses, lo que ocurra primero
Estimado de depreciación en tres años con base en el comportamiento de los modelos de la marca y modelo en soloautos.mx****

Análisis de costo de propiedad, devaluación y tabla de calificaciones

Estimamos para la Chevrolet Tracker un costo de propiedad de 36,130 pesos, conformado por 22,328 pesos de gasto de combustible considerando el consumo mixto con combustible a 19 punto 50 pesos por litros y 15,000 km por año, además de la cotización del seguro anual con cobertura amplia para un hombre de 27 años viviendo en la CDMX y del mantenimiento que se hace a los 12 mil km o 12 meses, lo que ocurra primero. Además, con base en el comportamiento de autos de esta marca en soloautos.mx esperamos una depreciación del 39 por ciento en los primeros tres años de uso.

La tabla de calificaciones es clara y la Chevrolet Tracker pierde puntos en áreas como la de cajuela o transmisión, pero los compensa por su excelente comportamiento en las pruebas del test técnico, con respuestas seguras y predecibles en nuestras pruebas dinámicas, sin reacciones bruscas o rebotes en el alce y siempre dando sensación de control, además de un propulsor que en esta aplicación sigue siendo sobresaliente y rematando con un muy completo nivel de equipamiento de conectividad y seguridad. Tiene toda la pinta de un nuevo superventas…

Chevrolet Tracker Test Técnico

Chevrolet Tracker, trasero

Puntaje máximo Chevrolet Tracker Premier
Calidad y equipamiento
Materiales y ensamble 10 7
Ergonomía 10 9
Habitabilidad 10 8
Cajuela 10 7
Equipo de seguridad 20 16
Confort y conectividad 10 10
Motor 10 10
Transmisión 10 7
Calidad de marcha 10 9
Consumos 10 9
Suma 110 92
Pruebas dinámicas
Alce en seco 20 19
Slalom 10 9
Aceleración 10 8
Frenada 10 9
Suma 50 45
Total 160 137
Precio 433,700
Relación costo/beneficio 3165.7

Ahora lee

>> Chevrolet Tracker 2021: Precios, versiones y equipamiento en México

>> Chevrolet Tracker 2021 y sus principales rivales: frente a frente

>> SUVs subcompactas: Análisis de segmento, toda la oferta en México