Al momento

GMC Acadia 2020: Test Técnico, lujo en un empaque de tamaño contenido

La renovada GMC Acadia 2020 es una alternativa que merece más atención en el segmento de las crossovers medianas.

GMC le dio una actualización de media vida a la Acadia para el año modelo 2020, con mejoras valiosas de cara a mantenerla competitiva en un nicho ambiguo, ya que ostenta ciertos modales de un coche Premium, pero no es mucho más costosa que las crossovers generalistas.

Sí es más pequeña que la media del segmento, pues a diferencia de la Buick Enclave o de la propia Chevrolet Traverse está basada en una versión recortada de la plataforma C1, compartida con la Chevrolet Blazer, pero aquí han conseguido incorporar tres filas de asientos y espacio para 6 pasajeros en menos de 5 metros de largo (mide exactamente 492 cm) cuando lo común es que camionetas como la ya citada Traverse, Mazda CX-9, Volkswagen Teramont o Ford Explorer superen incluso los 5.10 m.

Para ver las pruebas del alce y slalom correspondientes al test técnico, echa un ojo al video:

Las actualizaciones son mucho más que solo visuales, porque además de integrar el nuevo lenguaje de diseño de GMC, estrenado en la Sierra y que pronto llegará también a la Yukon 2021, con faros de LED con firma luminosa de C, tiene cambios mecánicos que la ponen al día con otros productos de GM y la hacen más efectiva, así como un interior que pone mayor atención al detalle y es más vistoso en sus acabados que antes.

GMC Acadia Denali 2020: Calidad percibida y tecnología

El interior de la Acadia Denali goza de toques de lujo discretos, pero efectivos para justificar su precio y posicionamiento, como unos acentos en madera en el tablero y en las puertas, un cuero suave de muy buen tacto en los asientos y hasta un tablero forrado en ese mismo material que contrasta con el resto del habitáculo por su color azul marino.

Siendo más exigentes, ciertos ajustes no están tan bien conseguidos como los de alguna alternativa asiática y existen materiales en la parte inferior de las puertas o del tablero carecen del tacto esperado en un vehículo de este precio.

2020 GMC Acadia Denali

Los asientos tienen memorias y 8 reglajes al frente con dos para el ajuste lumbar, además de ser calefactados o enfriados en el frente y solo calefactados para la segunda fila de asientos.

Lo que tiene de sobra es tecnología, pues la actualización contempla el nuevo sistema de información y entretenimiento que ya hemos visto en otros productos. La protagonista es la pantalla táctil de 8 pulgadas con gráficos de excelente calidad y muy responsiva, además de la pantalla LCD de 8 pulgadas en el cuadro de instrumentos que muestra la velocidad y que se puede configurar con diversa información del vehículo en el centro.

También cuenta con el inteligente espejo retrovisor digital que puede accionarse tirando de la palanca en la parte inferior y luego ajustar el brillo, altura o zoom con los botones contiguos.

El sistema de sonido corre a cargo de Bose, con 8 bocinas, y complementa el equipamiento de confort con el aire acondicionado electrónico de dos zonas con ajuste independiente para la segunda y tercera fila de asientos.

GMC Acadia 2020

Integra asistencias de conducción para hacerla más segura, empezando por la alerta de colisión frontal con frenado autónomo de emergencia y detección de peatones, asistente para mantenimiento de carril con alertas visuales, acústicas y táctiles de la mano de los asientos que pulsan si estamos demasiado cerca de un objeto.

También integra la cámara de visión en 360 grados, alerta de tráfico cruzado y monitoreo de punto ciego, rematando con el control crucero adaptativo que mantiene la velocidad indicada y la distancia con el vehículo de adelante, pero que puede reducir la velocidad si este lo hace para luego retomarla cuando hay vía libre.

Cierra el equipamiento de seguridad con las reglamentarias 8 bolsas de aire, el sistema OnStar con WiFi 4G LTE para 7 dispositivos y respuesta en caso de emergencia y el control electrónico de estabilidad.

Calidad de marcha y tren motor

Dinámicamente, los modales de la Acadia Denali son los de un coche de lujo, aunque la orientación es totalmente hacia el confort con una marcha suave que filtra magistralmente imperfecciones y vibraciones a pesar de los enormes rines de 20 pulgadas de diámetro, aunque por el contrario tiene más balanceo de la carrocería del que nos gustaría, con apoyos lentos, pero eso sí, seguros en carreteras rápidas.

La dirección tiene un notable punto muerto en el centro y en general se siente anestesiada y poco comunicativa, sumando a la idea de que se busca mucho más la seguridad y el aplomo que la agilidad, cosa que se puede decir también de casi todas las camionetas de este tipo, aunque la Teramont y la Mazda CX-9 son en general más precisas a pesar de ser incluso más grandes.

Los grandes protagonistas de la experiencia de manejo son el motor y la transmisión, que nos parecen soberbios. Ya lo dijimos cuando los probamos en la Blazer y en la Cadillac XT5, pero vale la pena mencionarlo de nuevo en esta aplicación. El V6 de 3.6 litros con inyección directa muestra empuje adecuado a medio régimen, pero sube de vueltas con alegría hasta las 7,000 rpm, en donde exhibe la plena energía de sus 310 hp.

GMC Acadia 2020

La transmisión de 9 relaciones es una de las novedades, porque sustituye a la anterior unidad de 6 cambios y también porque ahora se opera con botones en el tablero en lugar de la tradicional palanca en la consola, para ganar espacio de almacenamiento entre los dos ocupantes. Es precisa para reducir y rápida en cambios ascendentes y se beneficia de relaciones más cortas al inicio.

Va perfectamente bien con la elasticidad del V6, con caídas mínimas entre cambios en el régimen de giro del motor para permitirle estar siempre por arriba de las 4,500 vueltas cuando aceleramos, que es en donde mejor responde. A su vez, las relaciones más altas la habilitan girar a bajas vueltas cuando se circula a velocidades de crucero, para reducir el ruido proveniente del motor y los consumos de combustible, que en nuestras pruebas se ubicaron en 7.1 km/l en la ciudad y con 10.2 km/l en autopista.

También cuenta con tracción integral inteligente, que la mayoría del tiempo trabaja únicamente con las llantas delanteras para reducir las pérdidas parásitas de mandar potencia a ambos ejes si las condiciones no lo exigen, pero que gracias al sistema Twin-Clutch puede recomponer rápidamente para canalizar par al eje posterior si detecta una pérdida de adherencia, sumando a la estabilidad y seguridad de la que ya hablamos

La insonorización también es muy buena y deja pasar solamente un poco del ronroneo del V6 en aceleraciones prolongadas, pero aísla el sonido del viento y de la rodadura con maestría, ayudada por el sistema de cancelación activa de ruido.

La frenada la consigue en unos razonables 41.2 m, dato que no cambia demasiado tras varias repeticiones y el pedal no alarga su recorrido por lo que al final, el desempeño de los frenos nos parece excelente para un coche con lujos y de más de 1,900 kg.

Así, la Acadia Denali se coloca como una crossover atractiva por los lujos y por tener un carácter muy particular, teniendo ciertos lujos en un segmento mayormente generalista y con la posibilidad de usarse como coche familiar y también personal por su diseño y dimensiones ajustadas.

Ahora lee

>> Chevrolet Blazer RS 2019: A Prueba

>> J.D. Power reconoce a Toyota y GMC en su Estudio CSI

>> GMC Acadia 2020: precios, versiones y equipamiento en México