Al momento

La producción del Ford Fusion terminó el 31 de julio

Ford Fusion 2013

La producción del último sedán de Ford se detuvo el pasado 31 de julio y junto con el Fusion, también se despidió su mellizo, el Lincoln MKZ.

Sabíamos desde hace meses que el Ford Fusion dejaría de producirse al terminar el año modelo 2020 y hace unas semanas se anunció que la producción cesaría el 21 de julio en la planta de Hermosillo, Sonora, pero los retrasos por la pandemia de coronavirus la alargaron 10 días más. Sucede que, como la planta de Hermosillo estuvo detenida para evitar contagios, todavía habían clientes esperando sus Fusion en Estados Unidos y Canadá, así que Ford extendió el fin de producción unos días para fabricar las unidades faltantes.

El Fusion nació en el 2006 como el nuevo sedán mediano de Ford, reemplazando al Mondeo en México y al Taurus en Estados Unidos y Canadá, tomando la base y motorizaciones del Mazda6 con el que fue contemporáneo. En ese momento, Ford estaba presentando pérdidas de dinero cada trimestre y se encontraba en serios problemas financieros, así que para recomponer la situación fue clave contar con un coche competitivo en el segmento más importante en Estados Unidos en aquel momento.

Ford Fusion Sport

Fue fabricado siempre en México, comenzando en 2005. Para el año modelo 2010 recibió una extensa actualización de mitad de vida, incluyendo un nuevo sistema de infotenimiento y motores más potentes para toda la gama mientras que en 2013 salió la segunda generación que en Europa se vende todavía como Mondeo con la novedad de la filosofía Kinetic Design también empleada en el Fiesta y Focus del momento y los motores EcoBoost, además de la variante híbrida y del Energi plug-in hybrid.

Sam Schemberi, portavoz de Ford, hizo el anuncio del cese de producción comentando que es parte de la reinvención de Ford para emparejarse con las preferencias de los clientes y expandir el negocio con el portafolio de deportivos utilitarios con modelos como la Bronco y Bronco Sport, Mustang Mach-e y las nuevas generaciones de la Escape y Explorer.

Después del cese del Fiesta, Taurus y Focus, el Fusion era el último sedán que Ford producía en Norteamérica. En México se vende el Figo, necesario por las características de precio de nuestro mercado, aunque ese llega desde India.

Ford Figo 2020 Test Técnico

Ford Figo 2020

Mercados como el asiático y el europeo en donde los sedanes y hatchbacks son más necesarios recibieron a las nuevas generaciones de Fiesta y Focus en años anteriores, reforzando la teoría de que estos formatos aun tienen buena aceptación. Otras marcas, como Honda, Toyota, Kia, Volkswagen y Hyundai siguen participando en estos segmentos en nuestro vecino país del norte y se han visto beneficiadas por el retiro de estos modelos de Ford y General Motors.

Por su parte, el Lincoln MKZ, mellizo del Fusion, también dejó de producirse en Hermosillo, pero Lincoln todavía produce un sedán para la región. El Continental se fabrica en Michigan y lo hará solamente hasta finales de año, cuando saldrá del portafolio en América del Norte pero seguirá produciéndose en y para China.

Lincoln MKZ

La planta de Hermosillo pasará a producir a la nueva Bronco Sport y más adelante también será cede para la Maverick, la pick-up compacta basada en la plataforma de la Bronco Sport que llegará el año que entra. A pesar de que Ford asegura que el mercado ya no quiere sedanes, vendieron  166,045 unidades del Fusion en Estados Unidos en todo el 2019, considerablemente menos que su mejor año de 306,860 unidades en el 2014, pero aun así nada despreciable cuando consideramos que hay marcas enteras que no tienen ese volumen.

Se rumora que el reemplazo del Fusion será una station wagon elevada, similar a la Subaru Outback, que recuperará el nombre y será un producto global.

Ahora lee

>> “Los sedanes volverán” según el jefe de diseño de General Motors

>> Porqué la nueva Escape 2020 es clave para Ford en México

>> Lincoln podría tener su versión del Mustang Mach-E