Al momento

Corte alemana prohibe a Tesla usar publicidad engañosa relacionada a la autonomía

Tesla Autopilot

Tesla ha sido vetada de usar publicidad engañosa como ‘potencial para conducción autónoma’ y el Reino Unido ya se unió a la crítica.

Alemania ha vetado a Tesla para que no repiten lo que la corte consideró publicidad engañosa relacionados a las capacidades del sistema de asistencias de conducción de la marca. El caso fue provocado por Wettbewerbszentrale, patrocinada por la industria y encargada de eliminar prácticas anti-competitividad.

La corte en Munich estuvo de acuerdo con el caso y vetó a Tesla de usar ciertas frases en su material publicitario, aunque la marca californiana todavía puede apelar.

Tesla Autopilot publicidad engañosa

Esas frases eran engañosas porque le daban la impresión al comprador promedio de que el auto se manejaría sin intervención humana y sugerían que un sistema con esas capacidades era legal en Alemania, cuando todavía no lo es. Alemania está muy cerca de redactar e instaurar una ley que permita coches autónomos de nivel 4 y sería el primero del mundo en hacerlo, pero el sistema de Tesla no tiene esas capacidades y la ley entraría en vigor hasta el verano del 2021.

El Autopilot ya ha atraído críticas de reguladores en otras partes del mundo, incluyendo al mismísimo NTSB en Estados Unidos, quienes dijeron que le falta seguridad. Estos sistemas han generado preocupación porque al requerir poca intervención humana, tientan al conductor a desprenderse de las obligaciones de estar en control del coche en todo momento.

Tesla ha dicho anteriormente que le informa a sus clientes que el sistema de asistencia no es equivalente a un sistema autónomo absoluto, pero Elon Musk aseguró hace unos días que tendrá un sistema de nivel 5, en el que el coche es totalmente autónomo, este año.

Reino Unido tampoco está de acuerdo

Luego del veto en Alemania, el Reino Unido siguió con críticas. Matthew Avery, de Thatcham Research y también miembro de la junta directiva de la Euro NCAP dijo que él y las organizaciones para las que trabaja han advertido de la trampa del Autopilot, que “no es un sistema de conducción autónoma”. Está para asistir al conductor y evitar accidentes, no para convertirse en un chófer invisible.

Tesla asegura que todos sus nuevos autos tienen el hardware para convertirse a autónomos en el futuro con una actualización de software, pero el sistema es apenas de nivel 2, con tecnologías como el control crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril y frenado autónomo de emergencia. De hecho, por su categorización dentro de los niveles de autonomía, el Super Cruise de Cadillac es más avanzado porque ese sí permite quitar las manos del volante, mientras que el Autopilot pide constantemente que se pongan las manos en él como prueba de que el conductor está atento.

Ahora lee

>> Volkswagen planea tener coches autónomos para el 2025

>> Los vehículos autónomos podrán romper las leyes de tránsito en favor de la seguridad

>> Análisis Especial: ¿Cuáles son los retos de los vehículos autónomos del futuro?