Al momento

Tesla presenta problemas de calidad severos con los primeros Model Y

Tesla Model Y

Tras haber presentado problemas de calidad con los primeros Model 3, algunos clientes no han querido recibir sus nuevos Model Y por fallas todavía más severas.

Tesla está teniendo problemas de calidad con su nueva Model Y y algunos clientes incluso se han negado a recibir sus coches nuevos, mientras que otras entregas han sido canceladas por la propia marca por los defectos en la calidad. El reporte llega de Electrek, que recabó información de varios compradores del Model Y quienes comentaron que Tesla retrasó la entrega de su coche nuevo por defectos como cinturones de seguridad flojos o asientos traseros que no anclan adecuadamente a su base. Este último ha sido comúnmente reportado por los compradores de nuevos Model Y.

Calidad Model Y

Fotografía de un cliente sobre el problema con el anclaje del asiento.
Fuente: Electrek

El problema llega en un momento especialmente complicado porque la marca intenta entregar la mayor cantidad de autos posibles previo al cierre del segundo trimestre del año, con el objetivo de reflejar esas entregas en este periodo y no hasta el próximo. Hay que considerar también que la planta de Tesla en California trabaja a marchas forzadas para cumplir con los plazos, porque estuvieron detenidos un mes durante la cuarentena por Covid-19.

Hace unos días, hubo reportes sobre un correo de Musk a sus empleados explicando la necesidad de reducir los retrabajos y rectificaciones en el Model Y, o sea, las reparaciones que hay que hacer a los coches cuando salen de la línea en ensamble.

Riley Dove, de Maryland, reporta a Electrek que ordenó un Model Y el mes pasado y que se negó a recibirlo por todos los problemas que presentaba su auto en teoría nuevo, con desperfectos en la pintura y en los paneles interior, marcas en la tapicería de los asientos y un cinturón de seguridad suelto.

Tesla Model Y

Aunque Tesla tiende a tener problemas de calidad cada que lanza un modelo nuevo, y los tuvo con el lanzamiento del Model 3 en el 2018, esto parece ser mucho más severo. De hecho, hasta hoy es relativamente común saber de Model 3 con enraces disparejos en el exterior o paneles descuadrados en el interior en donde no cuadran igual en un punto que en otro.

Estos problemas representan un costo extra para Tesla en rectificaciones que deberían evitarse, además de retrasar las entregas y quedar mal a los ojos del cliente, que ya pagó por su coche.

Ahora lee:

>> AAA advierte sobre fallas graves en los sistemas de detección de peatones

>> Tesla Autopilot severamente criticado por Junta Nacional de Seguridad en EUA

>> Nuevas tecnologías de asistencia a la conducción incrementan drásticamente costos de reparación