Al momento

Audi e-tron 55: recargas rápidas en 10 minutos

La recarga en los autos eléctricos es uno de los temas clave y Audi plantea un panorama de recarga más inmediato y homogéneo para reducir los tiempos hasta en un 50%

Audi, a través de un interesante concepto denominado Tech Talk, nos permitió conocer vía un enlace y transmisión digital, los avances y enfoque que está teniendo en el apartado de recarga de sus vehículos eléctricos.

Recargar un EV de manera rápida y efectiva, es una de las partes fundamentales para que el uso de estos autos se extienda, lo que permitiría mejorar las economías de escala y reducir los costos para el cliente final, así poder mejora la venta de autos en México.

Aquí encontrarás los mejores Audi a la venta en México

Uno de los retos más importantes de la recarga es hacerlo lo más rápido posible, pero para ello, se necesitan entregar fuertes cantidades de energía, lo que genera un alto estrés en los paquetes de baterías y temperaturas elevadas; controlar estos temas es uno de los puntos más difíciles de vencer en este momento.

Audi permite que sus autos eléctricos puedan recargarse a capacidades de 150kW disponibles durante un mayor rango de tiempo, gracias al trabajo que han hecho, precisamente, en el manejo de la temperatura interna de los paquetes de batería (para ponerlo en perspectiva, una toma de corriente de casa de 240v entrega más o menos unos 11k kW con un cargador especial de la marca).

El cambio importante

La marca alemana propone un proceso de recarga de alta potencia (HPC o High Power Charging) durante mucho más tiempo, esto permite, claramente, poder reducir considerablemente el tiempo de recarga, para conseguir autonomía o rango en realmente poco tiempo.

Otros sistemas pueden dar picos de recarga muy altos durante poco tiempo, lo que, finalmente, para un proceso de recarga completo, siguen generando periodos de mayor duración, pero Audi gestiona que entre el 5% y el 70% de la recarga se entregue la mayor potencia de recarga posible, lo más cercano a los 150kW.

Así, calcula, por ejemplo, que con tan solo 10 minutos de recarga podría sumar 110 km extras de autonomía y en tan solo 30 minutos consigue el 80% y estamos hablando de un paquete de baterías de 95 kWh que supera los 440 km de autonomía.

De acuerdo con la marca, de una terminal de recarga HPC tomaría otros 15 minutos llenar el 20% restante del paquete de pilas. Al final, en un sistema de estas características, podría cargar en apenas 45 minutos por completo al e-tron 55.

El reto de Audi ha sido poder mantener, mediante un proceso de refrigeración líquida (a través de un gel), la temperatura de la batería entre 25 y 35 grados centígrados, el ideal para poder conseguir esa velocidad de recarga. Se agregan 22 litros de refrigerante en un circuito de 40 metros de líneas de enfriamiento entre las celdas que, además, permite ser también un aislante protector en caso de impacto.

Audi garantiza una vida útil de ocho años o 150 mil km del paquete de baterías con un 70% de capacidad del paquete garantizado al término de este periodo.

Evidentemente, en países o regiones como la Unión Europea que cuenta con 150 mil de estos conectores, el uso de los EV tiene menos limitantes.

Para México, con una infraestructura de recarga para autos eléctricos realmente pobre y lejos de entregar los 150 kW que permite la familia e-tron de la marca, nos quedamos solo contentos de ver cómo avanza la tecnología y los países de primer mundo en la materia. La tecnología existe, avanza y todavía hay mucho por hacer por acá.

 

Ahora lee:

>> A prueba Audi e-tron eléctrico

>> Foro de electrificación: Chevrolet, JAC y Nissan

>> GM desarrolla su batería de un millón de millas