Al momento

Volkswagen avanza hacia un regreso a la actividad seguro y ordenado

VW Planta Puebla

Con más de 100 medidas de higiene y seguridad para mitigar las posibles afectaciones a la salud del personal, Volkswagen de México podrá reiniciar operaciones en Puebla el 15 de junio.

Después de que el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, frenara el regreso a las actividades en Volkswagen de México el pasado 25 de mayo, la marca alemana se declara lista para volver a producir el próximo lunes 15 de junio, tras una suspensión que empezó el pasado 30 de marzo como medida de prevención ante la pandemia de covid-19.

El fabricante dispondrá de transporte para todos los colaboradores, reduciendo así su movilidad y ayudando a mantenerlos a salvo a ellos y a sus familias, siempre en línea con las recomendaciones del gobierno federal. La reapertura será válida para la planta de Puebla y también en la ubicada en Silao, Guanajuato, en donde se producen motores principalmente.

El comunicado de Volkswagen de México es el siguiente:

Alineada a las recomendaciones que el Gobierno Federal y aceptando las disposiciones emitidas por el Gobierno de Puebla, la armadora alemana activará sus líneas de producción de vehículos y motores en la factoría asentada en los municipios de Cuautlancingo y Coronango; así como en la instalada en Silao, Guanajuato.

Volkswagen pedirá a sus empleados que durante estos 15 días refuercen las medidas de sanidad, no salgan de casa y pidan a sus familiares y amigos a que hagan lo mismo, esto mejorará el ambiente de regreso a las actividades en las próximas dos semanas.

“Tras más de dos meses de inactividad estamos listos para retomar con todo el ímpetu nuestras operaciones. Nuestro objetivo principal es proteger al máximo posible la salud de nuestros colaboradores, de sus familias y de la comunidad. Y para lograr esto nuestro retorno al trabajo será de forma gradual, con 30 por ciento de nuestro personal, e implementando más de 100 medidas específicas de higiene y prevención”, señaló Steffen Reiche, presidente del Consejo Ejecutivo de Volkswagen de México.

Reiche, quien es también responsable de Producción de la marca Volkswagen para la región Norteamérica, señaló que durante los próximos meses seguirán de cerca la evolución del tema sanitario en las localidades donde se tiene presencia junto con la evolución de los mercados dónde participan los productos hechos en México, los cuales definirán la velocidad con la que se recuperen los niveles de producción.

En lo que respecta al reinicio de actividades, el cuidado de la salud de los trabajadores comenzará desde el hogar. Antes de dirigirse al centro de trabajo, cada colaborador se hará una toma de temperatura con un termómetro que le proporcionará la empresa, además de llenar un cuestionario con el que podrá descartar cualquier posible síntoma asociado a la enfermedad por SARS-COV2.

Para asegurar un traslado seguro al trabajo, y contribuir también a la disminución de la movilidad en este reinicio de labores, Volkswagen ha aumentado casi al doble la cantidad de unidades de transporte de personal; en las unidades se han instalado dispensadores de gel sanitizante y todos los pasajeros deberán portar gafas protectoras y cubre bocas en todo momento.

La firma alemana entregará alrededor de 15 mil paquetes de bienvenida que incluyen, entre otros materiales de protección, un termómetro, un manual para el regreso a las actividades, una tabla de registro de temperatura y el cuestionario de salud que cada colaborador deberá contestar antes de salir de su casa.

“Nuestro compromiso es dotar al personal de las herramientas necesarias para que auto-gestione el cuidado de su salud. Y tenemos la confianza de que el equipo de Volkswagen está integrado por ciudadanos responsables, que cuidan de su salud, de sus familias y de la comunidad”, señaló Kai Linnenkohl, Vicepresidente Ejecutivo de Recursos Humanos y Organización.

Además de lo anterior, un equipo de especialistas en salud ocupacional se encargará de vigilar que dentro de las instalaciones de la armadora se cumplan las medidas que se han establecido.

Los accesos principales se dividirán en zonas exclusivas para entrada o salida, evitando con ello contraflujos de personas; además de que se seguirá contando con la tecnología de cámaras termo gráficas y se señalará la distancia que deberá mantenerse entre cada persona en las puertas de entrada y salida de las instalaciones, así como en diversos espacios de convivencia, como son comedores, casilleros, y espacios de trabajo.

Al interior de las naves productivas se han instalado dispensadores de gel sanitizante y estaciones de limpieza; se han marcado distancias y en aquellos procesos en los que participan más de dos trabajadores a la vez estos contarán con Equipo Especial de Protección (EPP).

“En Volkswagen de México contamos con una cadena de producción robusta que, frente a esta situación de crisis sanitaria, está alineada a los estándares de protección establecidos por Volkswagen para sus plantas a nivel mundial”, destacó Steffen Reiche quien agregó: “Tenemos la confianza de que con constancia y disciplina nuestro personal participará activamente en el cuidado de sí mismo y de sus compañeros, lo que nos permitirá a todos tener un espacio seguro para trabajar”.

Con todo lo señalado anteriormente, Volkswagen de México se perfila como la empresa con los mejores estándares de salud ocupacional en el Estado de Puebla, esperando que estas y otras medidas sean tomadas por las organizaciones públicas y privadas en beneficio de toda la población.

Ahora lee

>> Cae 98.7 por ciento la producción de autos en México durante abril

>> Gobierno incluye a la industria automotriz como actividad esencial: reinicia producción

>> Mercedes-Benz detiene producción en Estados Unidos por cierre en México