Al momento

Bentley Continental GTC con alma de Chrysler

Bentley Continental GTC Réplica

No se trata de alguna alianza o desarrollo conjunto, es simplemente un Chrysler Cirrus con grandes aspiraciones y piezas originales

Dentro del amplio catálogo de compra de autos, parece que siempre hay modelos inconformes sobre su marca o procedencia, por lo que son sometidos a fuertes cirugías para representar su verdadera identidad, como este Bentley.

Bentley Continental GTC Réplica

El que alguna vez inició su vida comercial como un Chrysler Cirrus Convertible (o Sebring, como se le conoce en Estados Unidos), ahora se identifica como un Bentley Continental GTC.

Pero, a pesar de ser una réplica, hay que mencionar que el trabajo de su cirujano plástico no fue tan malo como en otros ejemplares, digamos que, sí puede ser convincente.

El modelo con problemas de identidad no revela muchos detalles de su modificación, pero sabemos que el modelo convertible de Chrysler es uno de los elegidos para este tipo de cirugías.

Bentley Continental GTC Réplica

Lo que sí, es que el ahora Bentley Continental, presume tener ópticas originales de la marca británica, lo que le da un look auténtico al frente. La carrocería también presenta mejoras, con una clara inspiración al modelo inglés, aunque los faldones laterales pueden delatar que no es un modelo original.

Pero, es en la parte trasera, en donde vemos al más grande detalle que delata que no es un modelo original, sí, las calaveras son originales de un continental, pero la fascia trasera se ve un tanto deforme y el innecesariamente grande difusor, simplemente se ve fuera de lugar.

El esfuerzo de este ejemplar se expande hasta su interior, pues a diferencia de otros modelos que se centran en el exterior, este Chrysler identificado como Bentley tiene un tablero que simula las formas del modelo original, con todo y salidas de aire circulares y el característico reloj al centro.

Bentley Continental GTC Réplica

La tapicería de piel en doble tono y costuras en forma de diamante, con logos Bentley bordados en los respaldos hacen un último esfuerzo, aunque detalles como el sistema de infoentretenimiento tipo aftermarket rompe con la ilusión de estar a bordo de un Convertible británico y no una réplica.

Lo mismo pasa con el desempeño, pues si bien, la nueva identidad recupera muchos detalles y piezas originales, no hay manera de esperar el desempeño de un auto de la marca, pues apenas ofrece 200hp.

Con un poco más de 100 mil kilómetros en el odómetro, el singular ejemplar se encuentra a la venta en Alemania por $19,519 dólares, lo cual significativamente menos que lo que piden por un Bentley Continental genuino de nacimiento, incluso de los de segunda mano (2008) que rondan por los $50 mil dólares.

Ahora lee:

>> Parece un Bentley, pero ni te imaginas que modelo se encuentra por debajo

>> Bentley Continental GT V8 se presenta con todo el lujo, pero con 4 cilindros menos

>> El auto increíble: vive el sueño de tu infancia con esta réplica de KITT