Al momento

Acura TLX 2021, volviendo a la forma

Acura TLX 2021

La nueva generación del sedán mediano de Acura sorprende a propios y extraños con una nueva gama de motores y un esquema de suspensión digno de autos mucho más costosos.

Acura solía ser una división de autos deportivos Premium, con énfasis en deportivos, dándole ese enfoque al lujo que reconocemos inmediatamente de marcas como BMW o Audi y alejándose de la imagen de confort tradicional de coches como Mercedes-Benz, Lincoln o Cadillac. Esto fue justo hasta el momento en el que llegaron a nuestro país, pues poco tiempo después se alejaron de esa idea innovadora aunque todavía alcanzamos a ver en México algunos de esos pincelazos con el TL, que se comercializó hasta el 2008 e incluso con los primeros Acura TSX.

Las dos generaciones a las que precedió se ablandaron, y aunque no sería correcto decir que no eran buenos coches, tampoco tenían ese foco de sedán deportivo que caracterizó a la marca desde su creación en los años ochenta.

Acura TLX 2021

Tras la desaparición de aquel TSX y con el TLX tomando definitivamente el puesto del buque insignia de la marca, la nueva generación es un regreso absoluto a sus orígenes con muchos de los rasgos que hicieron que Acura fuera una marca tan querida por los entusiastas durante sus primeros 15 años de vida, con una arquitectura exclusiva que no se comparte con los modelos más accesibles de Honda y esquemas de suspensión que eran la norma para la marca hace unos años, hasta que cedieron su lugar a un más sencillo pero menos sofisticado McPherson para abaratar los desarrollos y reducir costos.

El diseño del TLX 2021 no se aleja demasiado del Type S Concept que fue tan bien recibido y mantiene los mismos trazos frescos con pliegues agresivos y una presencia baja y ancha que le da mucho carácter. La parrilla con forma de diamante es muy similar a la de la nueva RDX, pero se acompaña con faros más estilizados que antes. El frente del nuevo auto es similar al de la generación pasada, pero a este le queda más natural porque fue concebido desde el comienzo como un sedán deportivo, mientras que en el modelo saliente, las líneas agresivas en la nariz fueron más una improvisación que llegó con la actualización en 2017 para darle algo más de carácter a un auto que de inicio era de proporciones y trazos más simples.

Acura TLX 2021

La parte trasera tiene calaveras de contorno similar para darle coherencia al conjunto y el paquete A-Spec regresará con elementos deportivos, acentos en color negro brillante y rines de 19 pulgadas.

Ya entrados en el tema del TLX Type S, este va todavía más allá que el A-Spec, con tomas de aire pronunciadas al frente y un difusor posterior todavía más agresivo, con salidas de escape cuádruples y rines de 20 pulgadas. Sin embargo, la gran novedad del TLX Type S está en el motor, pues como ya habíamos reportado tendrá un V6 turbo exclusivo para Acura del que no se conocen cifras aun, pero la marca promete que tendrá un incremento del 50 por ciento en la entrega de par a bajos regímenes.

Con el TLX Type S, se consigue otro regreso a los orígenes, pues es la primera vez en más de 10 años que se incorpora este logo tan reconocido por los entusiastas a un modelo de la marca.

Acura TLX 2021

Los TLX regulares echarán mano del motor turbo de 2.0 litros compartido con el Accord Touring, el Civic Type R y la RDX, calibrado a 272 hp y 280 lb-pie de par, en ambos casos haciendo equipo con una transmisión automática de 10 relaciones. El sistema Super Handling All-Wheel Drive de tracción integral de la casa será opcional en las versiones regulares e irá de serie en el Type S.

El TLX 2021 recurre a una nueva plataforma que es más rígida y que recurre a un doble triángulo para el eje delantero en lugar de la McPherson de los modelos pasados. Este esquema es más complejo pero con los dos brazos de control hace que el coche sea más estable y mantiene el camber aun cuando la suspensión está oscilando, lo que da un mayor control y aplomo a velocidades altas porque la superficie de las llantas está en contacto con el pavimento por más tiempo.

Siendo más complejo, queda reservado para coches deportivos o sedanes de lujo como el BMW Serie 7 o Audi A8, y el TLX lo monta para volver a ser un sedán deportivo serio y competente en el segmento Premium.

Acura TLX 2021

Tecnología para todos

Todos los TLX podrán presumir de una cabina repleta de tecnología como equipamiento de serie, que es una de las cosas que diferencia a marcas como Acura de rivales alemanes como Audi o Mercedes-Benz en donde casi todo es opcional y debe pagarse aparte. Aquí, va de serie una pantalla de 10.2 pulgadas con la interface True Touchpad que debutó en la RDX, junto con una unidad de 7 pulgadas en el cuadro de instrumentos y un head-up display de 10.5 pulgadas que sí será opcional.

Del mismo modo, la suite de asistencias a la conducción AcuraWatch estará incluida, con ayudas que pretenden ayudar a evitar accidentes ocasionados por errores humanos y también contará con las bolsas de aire de tres cámaras que están diseñada para atrapar la cabeza de los ocupantes en caso de una colisión como un guante de baseball, ayudando a reducir la posibilidad de lesiones en cuello y cabeza.

Acura TLX 2021

Al final, todas las mejoras quedarán en papel hasta que podamos manejarlo, pues es eso lo que importa más en un sedán con pretensiones deportivas. Conociendo a Honda y a su habilidad para poner a punto chasis de tracción delantera, y habiendo visto lo que han conseguido con el Civic Type R que probablemente sea el mejor chasis de tracción delantera de los últimos años, tenemos expectativas muy altas.

Ahora lee

>> BMW Serie 3 2020 – Test Técnico – Grandes expectativas

>> El próximo Mercedes-Benz Clase C dará un gran salto en tecnología

>> Lexus llega a México: aquí la gama de productos que se venderá (incluye un yate)