Al momento

Historias de Leyenda: C’etait un Rendez-vous, el mejor cortometraje de la historia

Historias_Leyenda_portada

La historia de uno de los cortometrajes más impresionantes y peligrosos de todos los tiempos es casi tan impactante como el filme mismo, a toda velocidad por las calles de París

Una sola escena, una sola toma, sin diálogos, música y con el único protagonista de un auto cruzando a toda velocidad las calles de París mientras escuchamos la banda sonora de su motor.

C'etait un Rendez-vous Cortometraje

Esta es la historia de C’était un Renz-vous, un cortometraje filmado en 1976, que básicamente demuestra que los hombres podemos hacer casi cualquier cosa, incluyendo ponernos en peligro, para atender a una dama.

Y es que el rimbombante título francés quiere decir en español “era una cita” y refleja la intención del controversial director galo, Claude Lelouch, contando a través de una película de apenas 8 minutos como un hombre puede correr riesgos totalmente innecesarios, simplemente, para no hacer esperar a su cita.

Con todo este resumen tan romántico es como Lelouch, trata de justificar el que seguramente es el mejor cortometraje de todos los tiempos, creado con una larga lista de irresponsabilidades y acciones ilegales a bordo de un auto que todavía a más de 40 años de su lanzamiento, nos sigue cautivando.

Imaginen el escenario, son las 5:30 horas, en una mañana de agosto en París, en donde sin ninguna razón aparente, un Bólido se dispone a cruzar la ciudad de la luz a toda velocidad sin importarle los señalamientos y la seguridad de las demás personas.

C'etait un Rendez-vous Cortometraje

Básicamente, representa el sueño de muchos de nosotros, conducir sin miramientos a través de una ciudad y sus lugares más emblemáticos, aunque no recomendamos hacerlo, simplemente se queda en eso, un sueño.

Así que, el director, armado con su propio Mercedes-Benz 450SEL con motor de 6.9 litros, coloca una cámara de video con estabilización por giroscópios (una Eclair Cameflex) al frente de su sedán alemán de gran tamaño, para salir disparado por una ruta escénica de la capital francesa.

El recorrido nos lleva a toda velocidad por la Porte Dauphine, el Arco del Triunfo, los Campos Eliseos, el Obelisco de Lúxor, el Museo de Louvre, la Opera hasta el punto elevado de la Basílica del Sacré Corazón.

Durante la mítica escena del corto, podemos ver como el director esquivo distintos autos, peatones y hasta palomas para lograr conseguir la famosa toma.

Lelouch asegura que la imagen captada por la cámara no tiene ningún tipo de alteración de post producción, no se encuentra acelerada y en verdad llegó a superar los 200km/h en algunos tramos.

El único efecto añadido fue el sonido del auto, pues a pesar de que el Mercedes contaba con un enorme motor V8, no tenía el sonido necesario para transmitir la sensación imaginada por el director, por lo que dobló el sonido de su Mercedes, por nada menos que la banda sonora de un Ferrari 275 GTB, cuya sincronización con el video, puede ser el único detalle mejorable del filme.

Por otro lado, el Mercedes 450SEL resultó ser el indicado para la hazaña, debido a que era uno de los modelos más recientes de la marca alemana que había incorporado un sistema de suspensión hidroneumática cuya bomba recibía el movimiento directo de la banda de distribución y no por una correa de accesorios, lo cual otorgaba una marcha sublime.

La arriesgada e irresponsable escena contabilizó 18 semáforos en rojo, invasiones a banquetas y un encuentro muy cercano con un MINI que circulaba a esas horas.

Claramente, la filmación fue realizada sin algún tipo de permiso y con muy poca planeación, aunque no estaba solo, con su director de fotografía y asistente a bordo con él en el auto.

Además, había un “observador”, un asistente que se supone le haría saber si había tráfico o peatones al momento de salir de la entrada Rue de Rivoli del museo Louvre. Lamentablemente, el radio walkie-talkie de su asistente dejó de funcionar y cruzó la entrada a ciegas circulando a toda velocidad, en realidad es todo un milagro que no haya habido accidentes o lesionados durante la grabación de su filme completamente inmoral, como se refiere él mismo.

Extrañamente, el director fue aprendido por las autoridades hasta después de que su corto fue proyectado, pero alegó que había sido un piloto de Formula 1 el que estaba tras los mandos del auto.

Los mitos aseguran que la hazaña de Lelouch le costó permanecer en prisión por algún tiempo, aunque no fue completamente cierto. Sí fue arrestado y un oficial de policía le quitó su licencia de conducir, solo para dársela después.

El director asegura que el jefe de policía lo llamó dentro de su oficina y le dijo: “si el filme fue realizado sin algún tipo de efecto o edición, quería decir que los 18 semáforos que se pasó en rojo también fueron reales, por lo que tendría que quitarme la licencia 18 veces”, comentó Lelouch.

“Pero sabes que, mis hijos amaron tu película. Te he quitado la licencia, pero te la daré de vuelta”, argumenta el director que le comentó el jefe de policía.

El Remake

C'etait un Rendez-vous Cortometraje REMAKE Charles Leclerc Claude Lelouch

Debido a la situación generada por la Pandemia del COVID-19, la temporada 2020 de Formula 1 ha sufrido un largo retraso y se ve la posibilidad de que se cancele completamente.

Una de las primeras fechas en cancelar su participación en el campeonato 2020 fue precisamente el Gran Premio de Mónaco, que aseguró desde un principio de la Pandemia que, sin importar como evolucionaran las cosas, simplemente no se llevaría a cabo.

Sin embargo, las cosas no se quedaron así nada más, Ferrari, en conjunto con el afamado director, se dieron a la tarea de hacer una nueva versión del vanagloriado cortometraje, pero esta vez en las calles del Principado de Mónaco y con Charles LeClerc al volante de nada menos que un Ferrari SF90 Stradale, el vehículo híbrido de Maranello con casi 1,000hp.

C'etait un Rendez-vous Cortometraje REMAKE

El nuevo corto fue filmado el 24 de mayo de 2020, fecha en la que se correría originalmente el GP de Mónaco 2020 y se estrenará a mediados de junio, aunque esta vez, al parecer si se tomaron todas las precauciones necesarias.

Ahora lee:

>> Los 5 autos de película que para nosotros tienen un Oscar asegurado

>> Ford Mustang 1968 de la película Bullitt se vende por 3.74 millones de dólares

>> Land Rover Defender aparecerá en la película del 007: No Time To Die