Al momento

Ford producirá al último auto en Norteamérica en julio

Ford Fusion Sport

Luego de haber retirado del mercado al Focus y al Fiesta, Ford producirá al último Fusion en Hermosillo en julio, eliminando totalmente a los sedanes y hatchbacks en Norteamérica.

El controvertido plan de Ford para dejar de vender sedanes y hatchbacks en Estados Unidos llegará a materializarse totalmente el próximo mes de julio, pues será entonces cuando salga de las líneas de ensamble de Hermosillo el último Fusion para el mercado norteamericano, aunque este modelo seguirá fabricándose y vendiéndose en Europa como Mondeo unos meses más.

El último auto saldrá de la planta el 21 de julio, y marcará el final del Fusion de generación actual. Sin embargo, la crisis sanitaria que se vive por el Covid-19 podría aplazar esa fecha, ya que si las plantas no abren a tiempo y no se satisfacen las últimas órdenes para el Fusion tendrá que producirse unos días más. Por su parte, las versiones de policía dejarán de fabricarse incluso antes, el 5 de julio.

Planta Ford Hermosillo

Ford ya había confirmado que el 2020 sería el último año modelo para el sedán mediano de la marca e incluso dejaron de aceptar órdenes en Estados Unidos desde el 18 de febrero. Mientras tanto, el Lincoln MKZ con el que comparte plataforma, motores y hasta la línea de ensamble seguirá en producción unos días más, pero tampoco regresará para el 2021 ya que las marcas buscan acercarse definitivamente a una gama de SUVs, crossovers y pick-ups. La planta de Hermosillo empezará inmediatamente después con las remodelaciones para empezar la producción de la nueva Bronco Sport.

Se quedará solamente el Mustang y en México, seguramente también el Figo, para cubrir un segmento muy demandado. Aun así, el único coche accesible de Ford sigue lejos de los superventas, pues en los primeros cuatro meses del 2020 vendió solamente 3,140 unidades, muy atrás de las más de 25 mil del Versa, 15 mil del Aveo, 10 mil del Vento o las 7,500 del Rio Sedán, autos con los que al menos por precio puede ser comparado.

Prescindiendo de los sedanes y hatchbacks, Ford tendría que tener una gama de SUVs competitiva y popular, pero hasta ahora no ha sido así, pues la Escape y Ecosport que compiten en los segmentos más importantes quedan lejos de los líderes. Por ejemplo, la nueva Escape 2020 colocó apenas 674 unidades hasta abril, mientras que la CR-V vendió 4,615 y la Rav4 4,165. Esto puede entenderse si consideramos que la Escape arranca en 650 mil pesos, mientras que la CR-V y Rav4 tienen variantes por debajo de los 450 mil y eso, en un mercado que compra por precios como el nuestro, es muy importante.

Sin un compacto y subcompacto en la gama, Ford dependería de estas SUVs para no perder volumen, pero tampoco han resultado un gran éxito. Algo similar le ocurre a la Ecosport, porque en los primeros cuatro meses la Honda HR-V y la Nissan Kicks vendieron casi cuatro veces más.

Un reemplazo para el Ford Fusion

Aunque Ford no tendrá un sustituto directo, el Fusion podría regresar para el 2022. Los rumores apuntan a que Ford no quiere desaprovechar el buen nombre que tiene ese modelo y por eso tendría una station wagon más alta y musculosa con ese nombre para el 2022. El hipotético Fusion 2022 sería similar a los Allroad de Audi y a la Subaru Outback, con tracción integral y una estética que iría de la mano con la gama de SUVs del óvalo azul.

Ahora lee

>> ¿Debe Ford retirar al Fusion? Vendieron 166,045 unidades en Estados Unidos en 2019, más que muchos rivales

>> La nueva pickup compacta de Ford se llamará Maverick

>> Porqué la nueva Escape 2020 es clave para Ford en México