Al momento

Ayrton Senna y el Acura NSX, así lo puso a punto el campeón del mundo

¿Qué pasa cuando ingenieros o pilotos desarrollan un auto y no los equipos de marketing? Se construyen leyendas, como el NSX, con el feeling del mismísimo Ayrton Senna.

Senna mostró una gran emoción por trabajar con Honda y McLaren en Fórmula 1. De hecho, fue su época de mayores éxitos, la dorada del brasileño.

Cuando se integraron McLaren y Honda, Senna dejó muy clara su visión: “El nuevo proyecto, el nuevo auto con Honda Power, el poner todo junto a trabajar no solo para que sea rápido, sino confiable y consistente, es normal que lleve tiempo, lo que creo es que se de tener un buen proyecto desde el inicio, con el diseño correcto, la técnica y, por lo tanto, ser desarrollado con el tiempo adecuado para ser altamente competitivo”, decía el piloto.

Y con eso en mente, Honda estaba inmerso en la concepción del NSX o New Sportcars eXperimental, un superdeportivo exótico, confiable, que tenía la meta de ponerse a pelear de frente con exóticos como Ferrari o Porsche. Era, en pocas palabras, su más grande muestra de capacidad técnica e ingenieril.

De hecho fue el primer auto de producción con un bastidor de monocasco de aluminio, lo que le permitía ser ligero pero firme al mismo tiempo y también fue considerado el primer superauto japonés .

Pero Honda tenía un as bajo la manga para hacer del NSX, además de todo el aporte tecnológico que ofrecía (el motor, por ejemplo, podía girar hasta las 8,000 rpm y tenía aleaciones de titanio y aluminio): al mismísimo piloto de Fórmula 1, Ayrton Senna, quien formaba parte del equipo oficial de la marca.

Senna estaba probando en Suzuka en 1989 el McLaren Honda, donde también se encontraban los ingenieros de desarrollo del NSX. El jefe de ingeniería del chasis le pidió al brasileño si podía darle una vuelta para entender cómo se comportaba.

Senna lo hizo y la respuesta fue devastadora para el equipo: “no te voy a dar un buen consejo para un auto de producción masiva”, le dijo, “pero lo siento un poco frágil”. Sugirió endurecer el chasis en un 50%.

Meses después, volvió a conducir el auto tanto en Suzuka como Nürburgring, en donde Senna además dio recomendaciones sobre la retroalimentación de la dirección y el comportamiento de la suspensión, recibiendo también una especie de ok para el equipo de ingeniería.

Uno de los videos más icónicos de la historia de los superdeportivos, es, sin lugar a dudas, el de Ayrton Senna manejando el NSX en el circuito de Suzuka durante el lanzamiento del auto a la prensa. Senna muestra una conducción única y es particularmente entretenido verlo manejar los tres pedales y el famoso punta-tacón con sus mocasines cafés y calcetines blancos.

Disfruten

Ahora lee:

>> 5 frases de Ayrton Senna a 26 años de su fallecimiento

>> McLaren y Lego crean un Senna tamaño real

>> Los autos de policía más impresionantes del mundo