Al momento

7 autos Premium a los que solo les falta el emblema

Autos premium a los que les falta el emblema

Existen autos que marcan todas las casillas para considerarse Premium, pero solamente les falta el emblema que los certifique como tal.

Estos son los autos premium a los que solamente les falta un emblema, pues ofrecen muchos de los atributos de un coche de alta gama con las teóricas ventajas y desventajas que conlleva no tener un emblema de una marca como BMW,  Cadillac o Audi, por ejemplo. Primero, hay que definir exactamente qué es premium, y creemos que tiene mucho que ver con la forma en la que el auto te trata cuando estás dentro manejándolo.

Es decir, tiene que haber una marcha confortable y silenciosa, con materiales exclusivos en el interior y un trabajo de ingeniería profundo en el desarrollo, de forma que tenga mandos intuitivos y comunicativos como una dirección precisa, rápida y con la pesadez justa, una transmisión inmediata o una suspensión que lo haga estable y seguro. Además, tienen que tener una propuesta única y de algún modo mantener una exclusividad y valor más allá de lo tangible, porque nadie compra un coche premium por ser totalmente sensato.

No tener un emblema Premium puede restar status y capacidad de personalización, pero tiene otras ventajas como que los costos mantenimiento y seguro serán más económicos y además puede ser menos llamativo ante los amantes de ajeno.

Cupra Ateca; autos Premium a los que les falta el emblema

Cupra Ateca

Es el primer modelo de la nueva marca Cupra, que se separa de SEAT para ofrecer más deportividad como un escalón superior a la de la marca española pero sin llegar a competir frontalmente con Audi o BMW. Cuenta con un motor TSI de 2.0 litros con 300 hp y 295 lb-pie, asociado a una caja automática DSG de 7 relaciones que mandan la potencia a las cuatro ruedas y que le permiten acelerar a 100 km/h en 5.7 segundos según nuestras pruebas. Este tren motor es idéntico al que montan el Audi S3 y la SQ2 en el mercado europeo.

Tecnología no le falta, pues cuenta con el cuadro de instrumentos digital y hasta contempla selector de modos de manejo, pero destaca especialmente porque el trabajo en el chasis es sin duda digno de uno coche Premium con una marcha de tacto firme que controla adecuadamente las oscilaciones de la carrocería pero sin llegar a ser incomoda y que incluso es variable, pues cambia la dureza según cada modo de manejo, sea Sport, Cupra o Comfort.

GMC Sierra; autos Premium a los que les falta el emblema

GMC Sierra

Con una nueva generación que llegó apenas el año pasado, la GMC Sierra dio un gran brinco respecto a las generaciones pasadas y si bien es cierto que siempre había ofrecido sensaciones de lujo en versiones Denali, ahora es mucho más evidente y se convierte definitivamente un auto premium al que solamente le falta el emblema. Para empezar, echa mano de un motor V8 con 5.3 o 6.2 litros de 355 o 420 hp, respectivamente, asociado a una caja automática de 10 relaciones, compartida con modelos de Cadillac.

También tiene cubierto el apartado tecnológico con cuadro de instrumentos digital y pantalla táctil central con interfaces para teléfonos móviles, cámara de visión panorámica y ayudas de conducción. Echa mano de cuero de altísima calidad en el interior y el equipo de desarrollo de GM hizo un trabajo casi ideal, porque mantuvieron una marcha robusta pero que ahora es mucho más estable y segura que antes a altas velocidades.

Honda Accord; autos Premium a los que les falta el emblema

Honda Accord

El Accord ha quedado parado como uno de los referentes del segmento, pues en el lapso en el que algunos de sus rivales abandonaron el segmento y otros redujeron su oferta, el Accord se ha consolidado como uno de los más modernos y tecnológicos. El Accord puede ser considerado un auto Premium al que le falta el emblema porque dinámicamente queda como un coche balanceado, estable y muy refinado en su andar, ayudado especialmente por el motor turbo de 2.0 litros con 247 hp y la caja automática de 10 relaciones.

El desarrollo estructural es fantástico y bien podríamos ponerlo a la altura de coches del segmento premium como lo son las versiones de acceso del Audi A4 o del Serie 3, con materiales y ensambles soberbios en el interior y una propuesta de conectividad muy completa, que se suma el excelente servicio de posventa por el que Honda se ha distinguido desde que llegó a México.

Kia Stinger 2019; autos Premium a los que les falta el emblema

Kia Stinger

Un auto que puede ser considerado premium al que le falta solamente el emblema de inicio porque comparte plataforma, tecnología y motores con coches de lujo, específicamente con el Genesis G70 que se vende en otros mercados. Además, la configuración mecánica es la de un auto de turismo, con motores turbo de 4 y 6 cilindros con hasta 365 hp montados longitudinalmente y enviando la potencia al eje posterior, igual que como ocurre con un Serie 5 o un Clase E, aunque con una puesta a punto que le deja un sabor deportivo y sin tener que pagar lo que cuestan los sedanes alemanes con todo el equipamiento.

El interior está bien diferenciado de otros Kia de acceso, con superficies forradas en cuero, metales auténticos y una calidad percibida muy alta. El apartado tecnológico también está bajo control, con las ya comunes interfaces para teléfonos móviles y hasta ayudas de conducción como la asistencia de mantenimiento de carril, frenado autónomo de emergencia con detección de peatones y control crucero adaptativo.

mazda cx-30; autos Premium a los que les falta el emblema

Mazda CX-30

Ponemos a la nueva Mazda CX-30 en esta lista como representante de la marca en esta lista de autos premium a los que solo les falta el emblema, aunque bien merecerían estar otros modelos de Mazda, pues la sensación de calidad y las impresiones tras el volante son tan positivas como en un Mazda3, Mazda6, CX-5 o CX-9. En la CX-30, hay un nivel de atención al detalle que le da muchas de las sensaciones de un coche premium por menos dinero, empezando por la calidad de los materiales en el interior, que es sencillamente soberbia y por un motor de 2.5 litros con alta relación de compresión que entrega 189 hp y es muy responsivo al acelerar, sin retrasos para entregar potencia ni puntos muertos en el regimen de funcionamiento del motor.

Todo el desarrollo de la plataforma es nuevo y comparte mucho con el ya citado Mazda3, pero si cabe, la marcha es todavía más silenciosa y la rigidez del conjunto estructural junto con una suspensión refinada y una dirección muy directa la hacen agradable de conducir, una característica que separa a un coche premium de un generalista. Vaya, hasta el apartado tecnológico está más que cubierto, con una pantalla central que se opera a través de una perilla y tiene interfaces Android Auto y Apple CarPlay, asistencias de conducción y un cuadro de instrumentos digital.

Peugeot 3008; autos Premium a los que les falta el emblema

Peugeot 3008

La 3008 es una de las que tenía que estar en esta lista de autos premium a los que les falta el emblema y aunque su lugar bien pudo haberlo ocupado la más amplia 5008, la elegimos por su enfoque más personal y exclusivo. La plataforma EMP2 es buenísima y la puesta a punto termina de redondearla como un coche dinámicamente excelso, bien aislado del camino pero a la vez sumamente ágil, seguro y preciso. Puede elegirse con un motor turbo de gasolina de 1.6 litros con 165 hp o con el más eficiente turbodiésel de 2.0 litros con 150.

Por dentro, la disposición de los mandos es inconfundiblemente Peugeot gracias a i-Cockpit, con un cuadro de instrumentos digital y una pantalla táctil de 7 pulgadas, pero especialmente sobresale por el diseño y el cuidado al detalle, con una combinación de plástico, tela, cuero y metal muy agradable al tacto y a la vista, sumado a todo el equipamiento que ofrece, como los asientos con masaje y las fragancias en el aire acondicionado.

Nueva Highlander 2020; autos Premium a los que les falta el emblema

Toyota Highlander

La nueva Toyota Highlander es uno de los autos premium a los que solo les falta el emblema, de nuevo, porque cuenta con muchos de los atributos de un coche de lujo pero va asociada con la imbatible fama de calidad, durabilidad y fiabilidad de la marca japonesa. Todo empieza con la plataforma TNGA, de desarrollo muy reciente y con una marcha silenciosa y confortable, sumada a un contundente motor V6 de 3.5 litros con inyección directa de 295 hp asociado a una caja automática de 8 relaciones de operación suave y precisa.

Por dentro, tiene materiales de muy alta calidad y los ajustes son fantásticos, pero especialmente tiene una marcha digna de un auto de lujo, bien amortiguada y aislada, con mucho espacio para hasta 8 pasajeros en función de la versión. En el acabado Limited se puede elegir entre un techo panorámico de vidrio o un sistema de entretenimiento para las filas de asientos posteriores.

Ahora lee

Mazda3 i Grand Touring vs Mercedes-Benz A200 Sport: ¿Vale lo que cuesta la etiqueta “premium”?

A prueba: Honda Accord Sport Plus 2018, cambio profundo

Primer contacto: GMC Sierra 2019, encontrando su puesto en el mercado

TestTécnico Comparativo: Premium o no Premium, evaluamos Mazda6 Signature vs Mercedes-Benz Clase C180