Al momento

Mazda invierte en biocombustibles como alternativa cero emisiones para el motor de combustión

Mazda biocombustibles

Mazda reafirma el compromiso de seguir respaldando al motor de combustión interna como una fuente de movilidad limpia y sustentable.

Mazda está comprometida con el motor térmico, invirtiendo recursos técnicos para la investigación llevada a cabo con los biocombustibles. Mientras que muchas jurisdicciones en todo el mundo han implementado vetos al motor de combustión interna tradicional que ocurrirán desde el 2030, Mazda cree que los biocombustibles basados en microalgas podrían permitir una reducción considerable de CO2 como parte de su enfoque ‘multi-solución’ al recorte de emisiones para movilidad sustentable.

“Cuando se quema, el biocombustible solamente libera el CO2 que recientemente fue removido de la atmósfera con el proceso de fotosíntesis mientras la microalga crecía. Mazda considera que este desarrollo puede ser crítico para alcanzar emisiones de carbono neutrales con el motor de combustión interna,” comentó la marca en una declaración.

Mazda CX-30 en México

Esa no es la única ventaja porque de acuerdo con Mazda, los combustibles basados en algas pueden ser cultivados en tierras no aptas para la agricultura, pueden hacerse crecer con un impacto mínimo en los recursos de agua dulce, tienen un alto punto de inflamabilidad, son biodegradables y, a diferencia del petróleo, inofensivos para el ambiente si se derraman.”

Los puntos negativos para los biocombustibles basados en algas incluyen altos costos y la necesidad de una mejor productividad. Sin embargo, Mazda planea ayudar con el progreso de la tecnología con apoyo técnico para la investigación que se lleva a cabo en la Universidad de Hiroshima y en el Instituto Tecnológico de Tokio.

Mazda espera que, con la ayuda del soporte técnico, los biocombustibles puedan ser creados para una adopción generalizada en todo el mundo. La inversión llega mientras Mazda busca reducir las emisiones totales con su orientación ‘wheel-to-well’. No se trata solamente de las que se dan al conducir un coche sino también las que tienen lugar a lo largo de todo el proceso de producción y después de la vida útil del auto. El objetivo es reducir en un 50 por ciento las emisiones para 2030, alcanzando el 90 por ciento de disminución para 2050, tomando como punto de partida los niveles del 2010.

Mazda MX-30

Mazda MX-30 EV

Mazda ha diversificado claramente su apuesta para reducir las emisiones de CO2, desarrollando su primer auto eléctrico, la MX-30, pero también apostando por rebajar las emisiones del motor de gasolina como lo conocemos con las tecnologías SkyActiv y el impulsor de ignición por compresión controlada por chispa, el SkyActiv-X, además de implementar versiones mild-hybrid en otros mercados alrededor del mundo y de estar desarrollando híbridos enchufables y autos eléctricos con un motor Wankel como extensor de rango.

La inversión en biocombustibles es otro punto más.

“Esperando que los motores de combustión interna combinados con algún tipo de electrificación todavía representen un 95 por ciento de los vehículos que venda en todo el mundo para el 2030 y que el combustible líquido todavía sea una fuerza dominante en la industria hasta al menos el 2040, Mazda considera que al combustible líquido renovable es esencial para la reducción drástica de emisiones de CO2,” dijo el fabricante.

Ahora lee

>> SkyActiv-X: Incluso más popular de lo que Mazda esperaba

>> El motor SkyActiv-X de Mazda entrega 177 hp y emite solamente 96 g de CO2 por km

>> La Mazda MX-30 es solo el inicio de la estrategia de electrificación en la marca

>> Mazda explica el porqué de una batería tan pequeña en el MX-30